miércoles, 19 de agosto de 2015

Anheron, de Jorge Diez Miguélez – Tomo 1

En la reseña de hoy toca hablar de “Sentimientos de cuero y acero”, el primer volumen de Anheron, la saga de novelas de Jorge Diez Miguélez (https://www.facebook.com/anheron).


Después de varios años ausente bajo el pupilaje de Sir Destro, el joven Zarec Anso vuelve a Katar, su pueblo natal. Poco podía esperar el muchacho encontrárselo arrasado por los orcos y el fuego. Únicamente ha habido dos supervivientes: Myrka Wisow, amiga de la infancia de Zarek, y Trevalin Stronghammer, enano amigo de la familia Anso. Tras enterrar a los lugareños, Zarek, Myrka y Trevalin, aferrados a la esperanza de no haber encontrado los cadáveres de los padres de Zarek, se pondrán a perseguir a las criaturas que destruyeron Katar, a fin de rescatarlos si han sido hechos prisioneros tal y como anhelan, sin saber el trío que se va a ver inmerso en una situación mucho más grande y peligrosa de lo que parecía en un principio.

Si bien ya se han escrito muchas novelas de fantasía épica, Sentimientos de cuero y acero llama la atención rápidamente por un tema: los prisioneros de guerra. Si bien hay escaramuzas y batallas que representan la guerra en la que se ven envueltos los protagonistas, se pone especial atención en el drama que supone ser capturado por el enemigo, ya se sea un civil o un soldado: el ser transportado a un destino incierto, los trabajos forzados, el hacinamiento de los campos de concentración, los latigazos… El autor hace un trabajo muy bueno recordando que no todo en la guerra son las gestas heroicas, con bajas civiles incluidas.

Jorge Diez Miguélez crea en Anheron un universo que, aunque con ecos de historias cómo Dragones y Mazmorras o Warhammer, no deja de resultar por ello interesante de leer, ya que hay detalles en los que se pueden apreciar aspectos del mundo real. Como muestra de ello, el hecho de que las distintas razas del continente de Klum (humanos, elfos, centauros...), no hagan causa común contra el enemigo de todos ellos, y que incluso desconfíen o no quieran saber nada unos de otros. Aún con todo esto, el autor deja cabida a la esperanza y la comprensión gracias al grupo protagonista, el cual cada vez estará integrado por un mayor número de compañeros unidos al periplo que busca rescatar a la familia de Zarec. Respecto a estos, todos forman un buen y variado abanico de personalidades. Empezando por el protagonista, Zarec resulta bastante realista: alguien que se ve envuelto en el rescate de sus padres y que tiene los nervios a flor de piel en todo momento por ello, deseando salvar a sus seres queridos cueste lo que cueste, creciendo como persona a lo largo de las páginas. Myrka es un personaje fuerte, interesante y bien construido, con un pasado duro y triste, pero siempre luchando por salir adelante y echar una mano a sus amigos. Trevalin, tosco, pero fiel y muy digno, además de terco y guerrero, como clásica representación de la raza enana.

La lectura se hace muy amena y rápida, aunque quizás se podría criticar que a veces las pláticas de alguno de los protagonistas se hacen un poco largas, pudiéndoselas haber acortado un poco. Sin embargo, de las conversaciones entre los antagonistas de la historia no se puede decir esto ninguna ocasión: no les sobra ni una coma, tal y como se puede ver en los magníficos capítulos XXIII y XXIV. Otro punto criticable sería la escena en la que Zarec pierde la virginidad, por estar un tanto metida con calzador, ya que, además, para indicar que el protagonista ya es un adulto, había justo antes una escena en la que ya esto quedaba muy bien representado, cuando veía como le había cambiado el rostro desde la vuelta al hogar y empezar la persecución al verlo reflejado en el agua.

En conclusión, si os gustan las historias de fantasía épica, pero que sepa combinar retratos muy humanos y realistas con lo mágico y lo aventurero, dadle una oportunidad a la saga de Anheron. Os podéis hacer con el primero de los cuatro tomos de la saga editada por Círculo Rojo por un precio de 15€, incluyendo entre sus 440 páginas un muy útil mapa del continente de Klum.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Jorge Diez Miguélez durante el Level Up León de 2015. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!

 

5 comentarios:

  1. Buena reseña...pero hubiera matado un dragón por ver el mapa del continente de Klum que mencionas ;). Abrazos Santiago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, eso tiene fácil solución gracias a la web de la obra:

      http://anheron.blogspot.com.es/p/mapa.html

      Eliminar
    2. Genial!! Las influencias de Tolkien con los mapas motivó a los seguidores a tener que hacer (casi obligatoriamente XD) un recorrido de sus aventureros. Gracias :)

      Eliminar
  2. suena bastante interesante, sin duda desde la capturas de los hobbits no recuerdo a alguien que lo enfocara desde este punto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, y en esta novela sale de forma aún más cruda, si se me permite decirlo.

      Eliminar