miércoles, 28 de febrero de 2018

Rockgirls, de David Pérez

En la reseña de hoy toca hablar de Rockgirls, el fanzine de David Pérez (https://twitter.com/dapzcomic).


El reto de Inktober, con los dibujantes creando cada día de octubre una ilustración a tinta, ha dado lugar a unas cuantas obras interesantes. Rockgirls, sketchbook de 2017, es una de ellas. En este tomo, David Pérez escogió  basar el reto en una temática concreta: chicas roqueras. Así, en este volumen se verán todo tipo de artistas musicales, y con gran predominio de la guitarra eléctrica, aunque esto no es óbice para la aparición de otros instrumentos como el bajo, la batería o la viva voz. Es notable el gusto por la música por parte del autor, tal y como se puede ver en sus homenajes a Kiss, The Beatles, The Cramps o Ramones, por mencionar algunos. Sin embargo, Pérez no se limita a tributar a celebridades, sino que también experimenta y crea desde cero: el grupo de las trillizas, la cantautora que te puedes encontrar en la calle o el metro, la mujer-orquesta…


Respecto al dibujo, David Pérez sigue en la línea de Islamundo, con personajes expresivos y generalmente gráciles, pero con un par de novedades importantes. Por un lado, frente a los taparrabos de los habitantes de Midalia, las roqueras lucen todo tipos de atuendos, no ya por épocas (que van desde los años cincuenta hasta día de hoy), sino por estilos: vaquero, pop, gótico… Por otra parte, está el asunto de los instrumentos, hechos con mucho mimo, hasta el punto de no haber dos iguales, al igual que pasa con sus dueñas.


En conclusión, si os gusta el rock y los tebeos, no dudéis en darle una oportunidad a Rockgirls. Podéis haceros con este fanzine de 32 páginas por un precio de 4€, bien en un evento comiquero, bien por la tienda online de su autor: http://dapzcomic.tictail.com/#_=_

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el amable David Pérez en el Heroes Comic Con de Madrid de 2017. ¡Gracias de nuevo!

lunes, 26 de febrero de 2018

Sexto aniversario del blog

Seis añitos cumple ya Caballero de Castilla. Y no puedo empezar esta entrada de otra manera que agradeciéndooslo a vosotros, queridos lectores. Muchas gracias tanto a los veteranos como a los más nuevos, tal y como Simón, Devorador de libros y mangas, Manuel Revilla, KoyuRuh, Armando Jesús Suárez López, ÁlvaroGarralda y Javier Ara desde blogger, y a todos los nuevos seguidores y amigos de Twitter y Facebook.

El blog ha seguido acumulado visitas de forma más que satisfactoria, contando con un total de 158.101 mientras escribo este texto frente a las 115.335 del quinto aniversario. Las cinco entradas más vistas de este año, sin contar con las del podio principal (Paladines del Horóscopo, Guerreros y soldados españoles a lo largo de los tiempos, el cuarto tomo de Dos Espadas, Sam Hain y los tres primeros números de Sicarios), son las que siguen:

5) Witchtober Sketchbook, de Caro Waro: las brujas diseñadas por la estupenda dibujante Caro Waro para el reto del Inktober 2016 tienen indudablemente personalidades únicas y un aspecto a juego que entra rápidamente por la vista. Este tomo autoeditado que recoge a todo tipo de hechiceras de las más variopintas ocupaciones, y que incluso ha gozado de una reedición, se alza con el quinto puesto en las entradas más vistas de este año.

4) Manticore, de Josep Busquet y Ramón F. Bachs: da gusto poder leer tomos con veinte años a sus espaldas y que han aguantado tan bien el paso del tiempo. Y Manticore, tebeo que ocupa el cuarto puesto del presente ranking, es una buena muestra de esto último.

3) La Patrulla Tucán, de Nico Naranjo: la particular odisea de Nuevo por vencer sus miedos e integrarse dentro de su patrulla scout obtiene el bronce, siendo más que relevante señalar que esta es una obra perfecta para iniciar a los más peques en la lectura, aunque los adultos también pueden sacar de ella lecciones de interés.

2) No son molinos, de varios autores: la editorial Cerbero, cada día más y más en boca del público, se atrevió a lanzar un concurso literario de relatos de ambientación rural. La respuesta fue masiva (536 aspirantes) y se tradujo en el presente tomo, que lleno de historias de terror, ciencia ficción, fantasía y misterio casi seguro tiene al menos un relato del gusto de cada uno. Mi enhorabuena a la editorial y a la veintena de autores de No son molinos, además por ocupar el segundo puesto del podio de esta entrada, por haber agotado tan rápidamente las existencias de esta obra.    

1) Ad Mortem, de Blanca Mira y Eduard Balust: los nigromantes de Mira y Balust se hacen con el oro este año, con una historieta que, pese a que me habría gustado verla repartida en al menos otro tomo, no deja de presentar ideas interesantes, un periplo entretenido y un dibujo que mezcla lo elegante con lo tétrico.


Y esto sería lo más reseñable del sexto aniversario de este blog. Muchísimas gracias por vuestras visitas y comentarios, que siempre animan a uno. ¡Nos leemos!

miércoles, 21 de febrero de 2018

Terra de Meigas: Belladona, de Lewis y Álvaro Ming

En la reseña de hoy toca hablar de Terra de Meigas: Belladona, el tebeo que cuenta al guión con Lewis (http://www.neuh.es/author/lewis/) y al dibujo con Álvaro Ming (http://www.neuh.es/author/ming/).


Una misión especialmente complicada se presenta ante los cazadores de brujas María y Francisco: la poderosa hechicera germana Anna ha cruzado media Europa para introducirse en Galicia. El objetivo final de la hereje es un enigma, pero el dúo inquisitorial está más que resuelto a encontrarla y neutralizarla, misión para la que contarán con la ayuda de los clérigos Urbain Gradier y Honorius von Schreckenstein. Pero la Galicia por la que se moverán María y Francisco no será la de costumbre: una extraña niebla la cubre y las meigas son más numerosas y revueltas de lo habitual.

Tras varias historias sueltas, Terra de Meigas ha logrado no solo ser publicada en una editorial, sino además hacerlo en forma de comic largo. De cara al formato original, Belladona sigue profundizando en el libertino Francisco y en la más profesional María, así como en la relación entre ambos. También en relación con el resto de la saga puede mencionarse la estructura del presente tomo: tanto la presentación como el nudo y el desenlace están formados por muchos segmentos o actos, casi como piezas de un puzle, cuya unión poco a poco va haciendo avanzar la trama y desvelando la verdad, al estilo folletinesco. La brujería, como viene siendo habitual en este título, está más que servida y presenta todo tipo de situaciones peliagudas e intimidantes. En este sentido, lo único que se me ocurre criticar es que el clímax del tebeo bien puede catalogarse como deux ex machina, aunque esto queda compensado en parte por las sorpresas de la trama y la buena documentación de todo el tema satánico y brujeril, tal y como con Asmodeo, Mefisto o Zugarramurdi.

Respecto al dibujo, Álvaro Ming sigue con su estilo habitual en la serie, pero más pulido y perfeccionado. Sus meigas siguen siendo auténticas aberraciones, mientras que los demonios tienen un más que notable equilibrio entre potencia, elegancia y decadencia. El mal y la destrucción que va causando Anna en Galicia están también muy bien representados, ya sea en forma de ruinas, matanzas o hechicerías. La violencia y la lujuria son otra constante del tebeo, con claras y descarnadas secuencias de lucha y desnudos lo mismo sensuales que terroríficos. De criticar algo aquí, sería la ausencia de la niebla en el apartado gráfico, conocida más que nada por los diálogos de los personajes. Por otra parte, los escenarios, ya sean interiores con los bosques gallegos o interiores con las iglesias o mesones del noroeste español, están bastante logrados, al igual que los personajes, con un excelente manejo de las tintas.


En conclusión, si os gustan las historias de espada y brujería con giros y sorpresas en la trama, así como con un buen ambiente histórico, dadle una oportunidad a Terra de Meigas: Belladona. Podéis haceros con este tebeo de Ediciones Babylon de 128 páginas por un precio de 15´95€, incluyendo el presente tomo, además de la historieta en sí, algunos extras sobre la creación de la misma.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el amable Lewis durante el Heroes Manga de Madrid de 2017. ¡Gracias de nuevo! 


miércoles, 14 de febrero de 2018

Crónica de la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2018

Hoy toca crónica sobre la última Japan Weekend de Madrid, evento al que tuve el privilegio de asistir con pase de prensa gracias a la generosidad de sus organizadores.


Llegue a IFEMA el sábado 10 sobre las 16:00 y tras recoger mi pase, pude comprobar rápidamente que había buena afluencia de público en los pabellones 12 y 14. Más adelante, tras consultarlo en diferentes stands, sabría que por la mañana había habido menos gente de lo habitual. Sin embargo, ya a la tarde, el público empezó a acudir a la Japan Weekend en mayor número. Antes zambullirme en la zona de comerciales, aproveche para echar un ojo a la zona "Retro Weekend", llena esta de juegos de consolas antiguas ideales para los nostálgicos que no pudieron jugarlos.




Llegaba ya el momento de empezar a curiosear el JW Artist House, el Artist Alley o Callejón de Artistas del evento, el cual se supera edición a edición, ya que en esta ocasión contaba con un total de 69 puestos.




Mi primera compra no fue otra que Diario de otra Sofía, tebeo costumbrista y humorístico de Sofistikia, el cual me fue dedicado por la autora mientras hablamos de estudios y series de televisión en general.  




A continuación, callejeando, topé con el stand de María Valentina, Blanca SobrinoAndrés Garrido, de tal manera que conversé con el último sobre su experiencia en Angoulême mientras me dedicaba su sketchbook.



Tras deambular un rato más por la Artist House, también me topé con el puesto de Laurielle y Morán, aprovechando para adquirir de este último el primer tomo de Enseñanza Mágica Obligatoria mientras comentábamos los últimos sucesos de El Vosque. Poco después tuve el placer de conocer a Gini-Gini, aprovechando el suceso para obtener un ejemplar dedicado de Laura.




Cerca de allí, y ya a punto de terminar mi ronda por el Artist House, además de reencontrarme con Electrocereal y Xabi Gaztelua, artistas ambos de No Lands Comics, y hablar con ellos lo mismo de Star Wars y Freak University que de Terry Pratchett, tuve también la suerte de conocer a Oreliane y Mad Lupus, con los que charlé de Historia y tebeos mientras me dedicaban su doble Inktober Relatos Cortos



Antes de pasar del pabellón doceavo al catorceavo, pude fijarme en el alto número de cosplayers del evento, luciendo tremendas caracterizaciones de sus personajes favoritos para regocijo del público asistente, tal y como los ejemplos que dejo a continuación de Elsa, Jack Frost, Ciri de Cintra o Solaire de Astora.




No se pueden dejar sin mencionar tampoco las numerosas actividades a realizar que ofrecía la Japan Weekend, tal y como las charlas y conferencias que se pueden ver bajo estas líneas: la primera sobre doblaje con las actrices de voz de Overwatch y la segunda en torno al anime.




Ya en el pabellón 14, sin que uno tuviera que andar mucho, se acababa por ver rápidamente el gigantesco espacio destinado a los no comerciales, es decir, puestos de fanzines, ilustraciones y artesanía, con la abrumadora de cifra de 165 mesas. Raro era no encontrar en alguna de ellas material del gusto de cada uno.





Recorriendo los pasillos de los no comerciales, al cabo de un rato, divisé el puesto de NEUH, lugar donde estuve conversando con Lewis y Pablo Rodríguez del mundo comiquero mientras el segundo me dedicaba su Justiciero Nocturno. No pude, además, evitar reparar en el Inktober de Dokinana, volumen que me hipnotizó para llevármelo a casa. 



Hecho esto, tocó hacerse con el nuevo tomo de Tamago Duro, el cuarto para ser más concretos, y con su hermano neonato, Tamago Frito. El primero me lo dedicaron los señores Puig y Studio Natsume hablando de comics y videojuegos, mientras que el en el segundo hizo lo propio Maiku entre que departíamos sobre Devilman o DC. Con esto último ya tachado de mi lista, me giré para adquirirle un tomo integral de Getsuei no Kokoro (reseña aquí) a Carlota Quintana y poder así concluir con la historieta.  



Enredando y enredando por los pasillos de la zona no comercial, más fanzines fueron cayendo en mi poder: Boys Boys Boys, de Sara Deek; Masks, de Agui-Chart; Lost in the woods, de InkBlooededFreak; The one who stays, de Nanahii; El Pequeño Gran Bestiario de Temporada, de Duende... 

Ya en algún punto entre las 20:00 y las 21:00, a poco de que acabase el evento, realicé mis últimos movimientos. Por un lado, llegué hasta la mesa de las Pussy Rangers y le pedí a Noiry una firma en Los elfos de Nevermeet, obra en la que hizo la labor de colorista, mientas hablábamos de Herem


Ya con la jornada comiquera a punto de concluir, en el stand de Studio Kôsen aproveché para hacerme con el volumen físico de la primera parte de Monstruo busca Monstruo (reseña aquí) y de paso, llevármelo dedicado a mi estantería con el fabuloso dibujo bajo estas líneas. 


A punto ya de concluir el evento,  me dirigí hacia la salida del doceavo pabellón. No obstante, me quedé todavía un poco más en el recinto, charlando con la gente de Fandogamia sobre sus novedades. Poco después de que Pedro Kat me obsequiase con un billete de 100 fandollars, se comunicó al público el inminente cierre de la feria. Tras despedirme de la editorial, también dije adiós al evento y marché hacia el hogar.

Mis conclusiones son las que siguen. Japan Weekend crece y crece a cada edición que pasa: las cifras de la Artist House y los no comerciales hablan por sí solas, con más y más artistas que nunca habían acudido a esta cita madrileña dejándose ver en la capital de España. El hecho de que, pese a contar con cinco horas, me haya quedado sin ver puestos y espectáculos durante el sábado también dice mucho sobre todo lo que la Japan Weekend puede ofrecer. Mención especial a la organización por la luz blanca del recinto, desterrando a la amarilla por el aire viciado que daba a los vídeos y fotografías, lo que además prueba que la organización escucha a sus visitantes para mejorar de un año a otro. El único pero que se me ocurre tiene que ver con cierta queja que ha llegado a un servidor de oídas: el hecho de que en las actuaciones con cosplayers el audio no se escuchaba. No obstante, estoy bastante seguro de que a este problema se le puede poner solución en la siguiente edición.

miércoles, 7 de febrero de 2018

Fanzines de la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2018

Como viene siendo habitual, en la Japan Weekend de Madrid harán acto de presencia un buen número de mesas no comerciales y de fanzines. Se pondrá así a disposición del público obras auto-editadas de un buen abanico de géneros, con todo tipo de ilustradores ofreciendo su arte bajo la forma de tebeos, sketchbooks, láminas e incluso dibujos originales y hechos ex profeso a sus seguidores para la ocasión. He aquí algunas de las obras que podréis encontrar en la feria:


En Orionautas: Conversaciones nocturnas, tebeo que cuenta al guión y al dibujo con Sara H. Randt (https://twitter.com/HRandt) así como con Ulises Lafuente (https://twitter.com/RataUnderground) también en el apartado gráfico, hay dos historias.

La primera es La sonrisa de Wallace, y está íntegramente realizada por Sara H. Randt. En ella, un hombre afortunado en el juego conversa con una mujer en la barra de un bar. Curioso diálogo entre dos individuos, el uno cáustico, la otra artera, ambos golfos a su manera, sobre la vida y la risa. Randt dota a su historieta de un estilo calculadamente áspero, con tonos azul para él y rosados para ella, todo ello con unos fondos que ayudan a subrayar la atmosfera turbia de la trama.

La segunda historieta del volumen es Humedad y cuenta con Sara H. Randt al guión y con Ulises Lafuente a los lápices. En ella, Mei se queda patidifusa al toparse con que un completo desconocido se ha colado en su casa y ha probado su ducha con hidromasaje. Una lectura tan surrealista como simpática sobre las locuras cotidianas y que cuyo divertido final es un bonito mensaje sobre dejar de lado de vez en cuando la monotonía, todo ello con el característico y expresivo arte de Lafuente ya visto en Art 88/46.


En el segundo número de Roto, el lector se encontrará con varias historietas muy dispares que solo tienen una cosa en común: sus sorprendentes finales.

Así, en la de Ulises Lafuente, uno se encuentra con un trascendental e incluso peligroso viaje más allá del espacio y el tiempo, con grandísimos escenarios, con una conclusión tan inesperada como desternillante.

En Blub, de Faye (https://twitter.com/monsterswaltz), parece que vamos a asistir a un drama sobre el suicidio… pero no, acabamos ante algo más bien entrañable, con un dibujo de lo más dulce.

En Super Fantasy #1, de Álvaro Mas (https://twitter.com/JoderAlvaro) contemplamos a Supernova-Girl defender su ciudad del mal y la destrucción cuando, repentinamente, un crimen hará que su manera de ver el mundo cambie radicalmente. De este no digo nada para no destripar la historia… salvo que el dibujo es tremendamente lindo.

En El último Sentai Ranger, de Stephen Hausdorff (https://www.facebook.com/stephenhausdorff/), para hacer frente a una diabólica villana que pretende conquistar la Tierra no queda más que un único superviviente de un súper grupo. Divertida parodia e interesante giro de tuerca de series sentai tal y como los Power Rangers, y además metiendo crítica social de por medio.

En Ensayo Sobre el Fanzine Español, de Carlos Sánchez Polo (https://twitter.com/DDoodlerStuff), dos personajes de un comic parten en busca de un narrador. En estas páginas hay un dúo bastante loco (sobre todo por el líder), con cuyas peripecias lo mismo se critica a la industria comiquera española, a la falta de financiación, al público exclusivamente lector de manga, a los autores divinizados… Violenta y gamberra, ideal para aquellos que gusten del humor negro.   



En el cuarto tomo de Sicarios, que cuenta al guión con Roberto Corroto (https://twitter.com/RobertoCorroto) y al dibujo con Ertito Montana (https://twitter.com/ertitomontana), Phil y Riot deben colarse en el hotel Marriott y liberar a los niños que allí han esclavizado para fabricar drogas.

Igual que en los tres tomos anteriores, Corroto y Montana no defraudan: hay una historia emocionante y entretenida con criminales envueltos en ella, excelentes secuencias de acción ya sea en tiroteos o al cuerpo a cuerpo, planes que se desmadran y que hay que volver a trazar sobre la marcha, y todo ello en forma de una historieta autoconclusiva de 36 páginas.


En Stigma, de Studio Kôsen (https://twitter.com/kosen_), tenemos un tomo de 48 páginas donde se recogen un buen número de ilustraciones de estas artistas y que abarca obras como Lettera, Monstruo busca Monstruo, Saihoshi o Daemonium, llenas de acción, romance, sensualidad y magia. Con un excelente coloreado logrado lo mismo con acuarelas y copics que en digital, esta obra supone al mismo tiempo un estupendo catálogo para conocer por vez primera las distintas historias creadas por este dúo de artistas que una joyita para sus fans más veteranos, por los pocos ejemplares que quedan actualmente de la misma.


En el tercer número de Tamago Duro (https://twitter.com/tamagoduro) siguen las gamberras aventuras de las cuatro protagonistas de cada manga y, además del habitual humor absurdo ya visto en anteriores entregas, este tomo orbita en torno a los videojuegos.

En La amnesia de Séfora, de A.C. Puig (http://acpuig.com/), Séfora decide ir con K.J. al hipermercado, sin saber que allí tendrá que vérselas con el diabólico Abaddon. En este capítulo se descubre una información bastante trascendental de la protagonista, y todo ello en clave de shonen, con peleas espectaculares y momentos humorísticos de tomo y lomo, tal y como el gag de las natillas o toda la penúltima página del capítulo.

En Living with Sadako Chan, de Studio Natsume (https://twitter.com/StudioNatsume), Riuga y Sadako deben ayudar a Miss Tits a salvar el videojuego online Fucked Souls, pues varios censores están suprimiendo dentro del juego todo aquello que no consideran de su agrado. Que el habitual tono ecchi de la publicación no engañe a nadie: aquí al mismo tiempo se parodia de corazón Dark Souls que se critica a los censores tan particulares y sensibles de hoy día.

En Assassins Panties, de Letucse (https://twitter.com/Letucse), Emily y Raymond llevan a cabo una misión de infiltración en la empresa Basilia´s Secret, a fin de indagar en el caso de las mujeres muertas. Lectura con varios guiños a Metal Gear que de seguro complacerá a sus fans, todo ello mientras la trama avanza a la par que la relación entre los dos personajes principales con muchas bromas de por medio.

En Monsters Girls on Tour, de Kukuruyo (http://kukuruyo.com/), K´sara y Europa deben salvar a TicTic y DunDun de Succubus, derrotando a esta última en un torneo de videojuegos. Pese a que con esta misión tan surrealista la trama no avanza como tal, las risas están aseguradas, sin faltar referencias a Overwatch y JoJo's Bizarre Adventure de por medio y descubriéndose además varios datos curiosos sobre los personajes principales.



En conclusión, se puede decir que gracias a estos fanzines (y muchos más) en esta Japan Weekend de Madrid no faltarán obras del agrado de un público más que variado. ¡Allí nos vemos!