miércoles, 1 de julio de 2015

Lirio de Sangre – Olvido , de Aixa Vizuete

En la reseña de hoy toca hablar de la segunda novela de la saga literaria Lirio de Sangre: Olvido, obra de Aixa Vizuete (http://operacionliriodesangre.blogspot.com.es/). En caso de que no hayas leído la primera parte de la obra, es decir, Odisea, en vez de leer esta reseña, ve al enlace que dejo a continuación a fin de no desvelarte datos importantes de la trama: http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2014/08/lirio-de-sangre-odisea-de-aixa-vizuete.html


Mientras estaba en el territorio de los vanias, Casandra Montenegro ha sido envenenada, perdiendo sus recuerdos y su personalidad en el proceso. Para empeorar las cosas, un vampiro ha sido mandado por los altos mandos de su especie para convertirla en una no-muerta también, ya que se transformará en una poderosa aliada para sus malignos planes. No obstante, Amanda, David, Diego y Víctor, como escoltas de la joven transfronteriza, no están dispuestos a permitirlo y harán lo que sea para defender a su protegida.

Si en Odisea la trama transmitía muy bien el deseo por la aventura y por ver mundo, todo ello gracias al punto de vista de Casandra, en Olvido se vuelve más oscura, transmitiéndose aquí muy bien la sensación de agobio y terror que produce en un perseguido su perseguidor. El lector sentirá hondamente el acoso que Pablo (el vampiro) le somete a la protagonista, con peligro no solo para ella, sino para todos los que la rodean, puesto que el chupasangre no duda en recurrir al chantaje y a otras tretas para lograr sus fines. Llegados este punto cabe agradecer la oscuridad que rodea a este muerto viviente, así como su sadismo y crueldad, alejándose de otros modelos vampíricos más románticos. Pero este no es el único villano del libro, ya que hay unos cuantos más, como Alejandra Azogue, quedando ya pronto al principio de este volumen sus intenciones claras respecto a Casandra, si bien el misterio respecto a las reliquias que mandó buscar a aquella sigue patente. Pasando a los personajes principales, impactará alguna de las profundizaciones en los personajes principales, particularmente en los casos de Amanda y Víctor, de los que se llega a saber bastante sobre su pasado, así como por supuesto el cambio de personalidad de Casandra.

La lectura sigue siendo muy amena y llana, con mucho diálogo, devorándose rápidamente las páginas del volumen, particularmente las de la primera parte de la obra, es decir, las que transcurren en territorio vania, mientras la escolta de Montenegro trata de, al mismo tiempo de hacer que esta recobre paulatinamente su verdadero ser, prepararla para enfrentarse con el vampiro, proceso durante el cual el lector se llevará más de una sorpresa, demostrando así la autora que en el mundo que hay tras La Frontera no se puede dar nada por sentado y que allí pueden pasar los hechos más inesperados. Este mundo, además, sigue sorprendiendo por su rico y desarrollado trasfondo, como con todas las leyes vampíricas (con marcados, lacayos y familiares incluidos), hechizos oscuros, conflictos bélicos anteriores que pueden volver a resurgir aprovechándose el descontento popular las revueltas de la Ley de Control de Especies Peligrosas...

En conclusión, si os gustó la primera parte de Lirio de Sangre, no dudéis en haceros con la segunda, pues aquí intriga, emoción y acción suben aún más. Podéis haceros con esta novela de 745 páginas por un precio de 15€, con portada de Zalagath (http://zala-desu.tumblr.com/) incluida, y haciendo honor al espíritu misterioso e incluso tétrico de la obra que ilustra. Si os preguntáis como haceros con el libro, en el siguiente enlace obtendréis respuesta: http://operacionliriodesangre.blogspot.com.es/2014/09/como-conseguir-lirio-de-sangre.html

Por último, las firmas que me dedicaron en el tomo Aixa Vizuete y Zalagath durante el Expomanga 2015 de Madrid. ¡Gracias de nuevo por vuestra simpatía!



Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto 

miércoles, 24 de junio de 2015

Ugnis , de Kaoru Okino – Tomo 2

En la reseña de hoy voy a hablar sobre el segundo tomo de Ugnis, tebeo obra de Kaoru Okino (http://kaoruokino.tumblr.com/). En caso de que no haber leído el primer tomo, ve a la reseña que hice sobre él, para no destriparte el argumento de la obra: http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2014/08/ugnis-de-kaoru-okino.html


Elisabeth, Gerard y Will han sido acogidos en un refugio para ugnis y otros proscritos. Zabe sigue con las miras puestas en llegar hasta Zemes Rose para hacer que disuelva la maldición que pesa sobre ella y el resto de los ugnis. No obstante, Claudia, guardiana del refugio y maldita como ella, hace ver a la heroína que no es rival para la poderosa hechicera… al menos no sin entrenamiento previo.

Y tras el emocionante final del último capítulo del primer tomo, continua la historia de Ugnis. Ya en este punto se puede citar una de las virtudes de la obra: el saber mantener la atención. Así, aunque se vayan resolviendo cuestiones del anterior episodio, en el siguiente van surgiendo otras,  teniendo muy pendiente al lector la resolución de las mismas. Esto respecto a los misterios de la trama, pues en lo referente al humor y al drama, Kaoru Okino sigue también impresionando, por saber combinar uno con otro. Y como prueba de ello, el más que brutal capítulo 9 del comic, muy revelador en lo que al pasado Gerad se refiere.


Los personajes y el mundo de Ugnis van volviéndose cada vez más complejos, enriqueciéndose en mucho la lectura. Así, se ven que estos no son planos, sino poliédricos, pudiendo sorprenderte cuando y donde menos te lo esperas. Este es el caso de, por ejemplo, la pena que oculta Zabe, la rabia y sadismo que esconde Ger, el miedo encubierto de Claudia… Y al mismo tiempo que estos personajes van evolucionando y mostrando más facetas, se van viendo acompañados de otros, como pueden ser Crow, Eudan o Eras que contribuyen tanto a hacer avanzar la historia como a darle un mayor trasfondo, dando más detalles del mundo de Ugnis y haciéndolo cada más cercano  al público: la razón de ser de los vanduos, la existencia de elfos, la persecución a la que se ven sometidas las hadas… En definitiva, la autora cada vez va más desarrollando un universo más rico y elaborado.

Respecto al dibujo, Kaoru Okino sigue en la misma línea que en el anterior tomo, valiendo la pena volver a incidir la capacidad de pasar de lo épico a lo humorístico, así como de lo divertido a lo trágico cuando no directamente siniestro. A destacar de este tomo los entrenamientos a los que se somete Zabe para ir mejorando sus habilidades físicas y mágicas,  así como el aspecto de todas las distintas razas nuevas que van apareciendo a medida que avanzan los capítulos, por la imaginación de la autora a la hora de representarlas.


En conclusión, si queréis un comic tragicómico lleno de aventuras, magia, misterio y muchas sorpresas, dadle de nuevo una oportunidad a Ugnis, que cada vez está más interesante. Podéis leer esta historieta de dos formas: gratuitamente por Subcultura como webcomic que es (http://ugnis.subcultura.es/tira/172) o haceros con este segundo tomo gracias a Ediciones Imagion, que ha rescatado la serie, ofreciendo esta editorial un tomo muy cuidado de 200 páginas por un precio de 8€. De hacerse el lector con el tebeo físico, cuenta con la ventaja de un capítulo exclusivo del mismo sobre el pasado de Ger y Balmung, así como con homenajes a la obra por parte de varios artistas.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la simpática Kaoru Okino durante el Expomanga de Madrid de 2015. ¡Gracias de nuevo!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 17 de junio de 2015

Aarthalans Adventures , de Nax y Olaya Valle – Tomos 1, 2 y 3

En la reseña de hoy toca hablar sobre los tres primeros números de Aarthalans Adventures, tebeos obra del guionista Nax y de la dibujante Olaya Valle (http://olayavalle.deviantart.com/gallery/).


Los aarthalans son unos simpáticos perros con la habilidad de hablar, razonar y luchar a favor de sus dueños humanos sin que estos se den cuenta. Así, los canes Liz, Karl y Simon deben a hacer frente a las amenazas que acosan al valle de las granjas de las personas a las que aman, estando estas a menudo protagonizadas por los gerx, unos enredadores roedores bajo el mando de la maligna Gran Sombra.   

El mundo de No Lands puede dar mucho juego. Si Nax, su guionista, ya nos presentaba en este mundo de fantasía una historia oscura y violenta en Chronicles of the No Lands (reseña aquí), con Aartahalans Adventures da un giro de 180 grados. Así, esta historieta es mucho más simpática, divertida y entrañable que la anteriormente mencionada, pudiendo conseguir así el mundo  de No Lands un muy variado tipo de seguidores: mientras que Chronicles iría dirigida al lector adulto, Aarthalans está enfocado a todos los públicos, y especialmente, a los más pequeños de la casa, siendo esta serie de volúmenes perfectos para empezar a leer, sobre todo con el gran apoyo visual que suponen para los más jóvenes los dibujos de las viñetas. 


Sobre los personajes de Aarthalans hay que decir que hay tres principales: Liz, protagonista con la capacidad de ver el futuro a través de sus sueños, Karl, amante del buen comer, y Simon, poco hablador pero muy sabio, teniendo los tres en común el gusto por la justicia y la aventura. Los gerx también cuentan con personalidades definidas, estando por su parte los humanos en un segundo plano, más desdibujados, a pesar de ser objetivo a defender o a atacar por parte de protagonistas y antagonistas. A estos se les irán sumando unos cuantos y buenos secundarios, como los guardianes de la Torre del Hechicero del tercer tomo, muy imaginativos todos. Del villano principal está muy bien realizada el aura de misterio que le rodea, no solo por el hecho de que hasta ahora solo se ha visto su silueta, sino por también ser su objetivo final una incógnita. A pesar de todo lo mencionado, cada volumen de Aarthalans Adventures cuenta con la ventaja de poder leerse de forma autoconclusiva, lo cual es un gran logro en tomos de 40 páginas, por saberse condensar la acción en tan poco espacio.

Respecto al dibujo, Olaya Valle tiene un estilo muy acorde al comic, al diseñar a los personajes encantadores y muy expresivos. En los aarthalans sabe representar muy bien su doble identidad, es decir, la fingida de simples perros y la auténtica de  héroes: Liz con ilusión o decisión según toque, Karl con buen humor o Simon con su adustez son una muestra de ellos. De la personas hay que decir que todas lucen un aspecto amable, acorde a la visión que tienen de ellos los canes, ya que no en vano, los segundos se desviven por los primeros. Respecto a los Gerx, la autora sabe dotarlos de un aspecto acorde a su ser, más trastos que verdaderamente malvados. Los paisajes también forman una parte importante de la historieta, con un resultado simplemente precioso en medio de los bucólicos parajes del comic. La labor de Valle a los lápices se ve complementada en el coloreado gracias a Marcel Peréz (http://marcelperez.deviantart.com/) en los tomos 1 y 3, y a Angye Fernández (http://saiko--rohime.deviantart.com/gallery/) en el 2, con un más que buen resultado, ya sea para las tranquilas y doradas escenas diurnas, o las emocionantes y azuladas escenas nocturnas.


En conclusión, si queréis una historia divertida, entretenida y para toda la familia, dadle una oportunidad a Aarthalans Adventures. Os podéis hacer con cada uno de los volúmenes de esta serie de tebeos por un total de 4€, habiendo salido hasta la fecha 3 de ellos, contando cada tomo con algún que otro extra, como un par de tiras cómicas y parte del proceso del diseño del comic.

Por último, la dedicatoria que me hizo Angye Fernández en el segundo tomo durante el Expomanga de Madrid de 2015. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto 

miércoles, 10 de junio de 2015

Roncos Tambores , de Fernando Martínez Laínez

En la reseña de hoy toca hablar sobre Roncos tambores, la segunda parte de la trilogía El ocaso de los héroes, saga que tiene la ventaja de permitir al lector leer individualmente cada uno de sus tomos sin necesidad de los otros. La obra está escrita por Fernando Martínez Laínez (http://www.martinezlainez.com/?p=8) e ilustrada por Ricardo Sánchez (https://www.facebook.com/Risconegro?fref=ts).




Uno de los problemas que tiene España actualmente es que está desmemoriada con respecto a su Historia. Por eso, autores como Fernando Martínez Laínez, que recuerdan a los españoles quienes fueron aquellos que forjaron su nación, merecen un aplauso. Este escritor ha elegido para su obra un total de once vidas a biografiar, teniendo en común todas ellas ser protagonizadas por héroes de la Historia de España (mayoritariamente de los siglos XVI y XVII). Ser un héroe, en esta obra, puede tener distintas acepciones. Una muy importante es la del militar, ya sea como soldado o como capitán, pero hay otras: el explorador que descubre nuevos mundos, el pensador que nunca renuncia a sus creencias y a lo que él considera correcto, el buen gobernante… En este sentido, el autor ha escogido una serie de personalidades muy diversas y que ilustran maravillosamente lo que fue el Siglo de Oro: Juan de Austria, Cabeza de Vaca, Legazpi, Orellana, Miguel Servet, Diego García de Paredes, María Pita, Junípero Serra, Sancho Dávila, Alejandro Farnesio y Lope de Figueroa.

La vida de aquellos se relata a través de una muy buena pluma. Cada biografía se suele extender algo más de 20 páginas, contando la vida de sus personajes de forma muy amena e instructiva, haciéndose un retrato no solo del homenajeado, sino de la propia España y de su Imperio. Cada relato tiene su propia particularidad narrativa, de manera que al lector no se le hace pesado. Así, por ejemplo, mientras que la vida de Legazpi, el conquistador de Filipinas, la cuenta el mismo como si hubiera escrito un diario o unas memorias, la vida de fray Junípero Serra, el evangelizador de California, se nos narra a través de la vida de un sacerdote amigo suyo. Otra genialmente narrada es la de Lope de Figueroa, reconstruyendo su vida para el lector varios veteranos que lucharon a sus órdenes en un mentidero madrileño tras enterarse de su fallecimiento, al recordar sus gestas. Precisamente esto último, es decir, la muerte, es un elemento importante en El ocaso de los héroes, ya que las narraciones se hacen desde la perspectiva del final de la vida, mirando los sucesos en retrospectiva, con historias tan impresionantes como la de Miguel Servet antes de ser quemado en la pira por Calvino, María Pita defendiendo la Coruña de la invasión inglesa de Francis Drake o con las hazañas de Diego García Paredes, el Sansón de Extremadura.         

Respecto al apartado el gráfico, hay que diferenciar las dos partes de las que consta el libro: la primera, la que se refiere a retratos o esculturas de los personajes biografiados, cuadros de sus hazañas, o los siempre útiles mapas sobre su itinerario vital, con algunas de las ubicaciones fotografiadas incluso, aportando todas estas imágenes un apoyo visual que es muy de agradecer. La segunda parte, la que corresponde al dibujante de la portada, Ricardo Sánchez, además de impresionar al lector que por vez primera se acerca a la obra con los tercios en batalla, ofrece una serie de retratos dentro del volumen, con los protagonistas en distintas actitudes: unas relajadas, como con Lope de Figueroa o Sancho Dávila, y otras reflejando una gran emoción, como con una furiosa María Pita o un Francisco de Orellana lleno de incertidumbre.   

Trailer de la primera parte de El ocaso de los héroes - Aceros Rotos

En conclusión, tanto si sois aficionados a la Historia de España como si por primera vez os queréis zambullir en ella, dadle una oportunidad a Roncos Tambores. Os podéis hacer con este volumen de la editorial Edaf de 253 páginas y de una cuidada edición a color por un total de 27€.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el amable Fernando Martínez Laínez cuando firmo su obra en el Instituto de Historia y Cultura Militar de Madrid en mayo de 2015. ¡Gracias de nuevo!



Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 3 de junio de 2015

Turo , de Mateo Guerrero – Tomo 2

En la reseña de hoy toca hablar sobre el segundo volumen de Turo, la obra de Mateo Guerrero (http://mateoguerrero.blogspot.com.es/). En el caso de que no hayáis leído el primer número de la saga, id al contenido del siguiente enlace en vez de a esta reseña, para no desvelaros datos importantes de la trama: http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2014/12/turo-de-mateo-guerrero-tomo-1.html


Turo, Lea, Bezay, Richard y Maldonado, gracias a los conocimientos del cráneo del rey-brujo Tolgo, tienen como nuevo destino el templo de Anaak. Este último objetivo se debe a que Heldron y sus secuaces desean liberar a Ur, el dios de la oscuridad, buscando Turo y compañía con su periplo evitar a toda costa que aquella terrible entidad salga de su prisión. No obstante, la travesía conlleva una complicación: Anaak lleva muchos años maldita por un oscuro ritual que allí se llevó a cabo. Y lo que es peor: las ruinas del lugar están custodiadas por un temible basilisco. ¿Evitarán los héroes de la luz que Heldron cumpla sus deseos?

Justo donde terminaba el anterior capítulo,  Mateo Guerrero continúa este, con el grupo protagonista viajando en pos de salvar el mundo. Lo primero que hay que decir es que, gracias a la buena labor de este autor en el anterior tomo, la historieta ya tiene un trasfondo desde el que continuar no solo la trama, sino también el desarrollo de los personajes. Respecto a lo primero, tanto la magia como la fantasía de la historieta se mantienen en los nuevos capítulos, expandiendo el guionista el universo a través de más leyendas y trasfondo, no faltando tampoco nuevas y espectaculares criaturas. Respecto a los personajes, se nota un desarrollo del principio a esta parte: por ejemplo, con Maldonado luchando contra el alcohol (con el divertidísimo hechizo que hace que todo lo espirituoso que bebe se torne en agua) y recuperando su antigua fortaleza, con las relaciones entre Richard y Bezay o la de Lea y Turo, así como el mayor uso del cerebro por parte de este último, como en el combate contra el basilisco. De criticar algo, quizás la motivación de los villanos, por ser demasiado típica, aunque esta queda compensada con la de los héroes.


En lo que a concluir la saga de Turo se refiere, el autor lo hace a muy buen ritmo, sin precipitarse en ningún momento, llevando la historieta todo el rato un proceder calmado, aun con escenas emocionantes, que permite disfrutar el tebeo con una larga y gustosa lectura. Además de conservar el sentido del humor y de lo épico de los capítulos anteriores, la trama también sorprende por lo agridulce y trágica que puede hacerse, y no se dirá más, para no destripar el comic. En cualquier caso, hay que felicitar el autor por conseguir involucrar al lector sentimentalmente con la historia y los personajes.


Respecto al dibujo, este volumen aporta todo lo bueno del anterior, es decir, combates notablemente coreografiados, espectaculares fondos con paisajes de todo tipo y personajes con un gran diseño, pero potenciando todo ello. Es decir, además de a Turo y compañía puede verse en la saga por vez primera a enanos, con su aspecto lleno de fortaleza y terquería, así como nuevas criaturas que van desde pétreos troles hasta maravillosos dragones, tan anhelados de contemplar por Turo como por el lector, no pudiendo olvidar mentarse el siniestro y logrado aspecto de Ur.       


En conclusión, si os gustó la primera parte de Turo, no dudéis en haceros también con esta, pues concluye una saga de fantasía épica muy bien llevada a cabo bajo los cánones clásicos con alguna que otra sorpresa e innovación. Os podéis hacer con este volumen de Norma Editorial de dos maneras: la primera, comprarlo individualmente a un precio de 17'00€ (incluyendo en sus 96 páginas los dos últimos capítulos de la saga), o adquirirlo junto al primer tomo en una oferta especial de Norma Editorial, costando así  unos 29'00€, no solo ahorrándose un poco de dinero el lector, sino consiguiendo además un contenedor especial para ambos tomos.

Por último, la dedicatoria que me hizo Mateo Guerrero en el Expocomic de Madrid de 2014. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!




Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 27 de mayo de 2015

Hey Sister! , de Jessica Mars

En la reseña de hoy toca hablar sobre Hey Sister!, webcomic y fanzine obra de Jessica Mars (http://subcultura.es/user/Meromaru).


Ren Tachibana es el nuevo alumno en el instituto masculino de Kisaragi. Su relación con sus compañeros no empieza precisamente bien, ya que pronto acaba enemistado con tres entidades distintas: por una parte, Tetsu, Isayama y Kido, jóvenes con los que se disputa la azotea para fumar. Por otra, Daigo Nagashima, el joven más fuerte de su clase (y del que se dice que guarda relación con la mafia). Y por último, los Perros de Mituzani, matones que extorsionan a los nuevos y a los débiles. Pero el mayor problema de Ren no son estas enemistades, sino que es una chica haciéndose pasar por chico.

Y así empieza Hey Sister!, obra cuyo título al principio desconcierta un poco, hasta que acaba el primer capítulo y se descubre el sentido del mismo. El motivo por el que debe ocultar la protagonista su sexo es, al mismo tiempo, tan obvia como misteriosa: se sabe por lógica que es para poder asistir a un instituto exclusivamente masculino, pero las motivaciones tras esto permanecen, de momento, ocultas. Y “de momento” por estar este webcomic aún en desarrollo, actualizándose su contenido en subcultura cada miércoles, llevando el tebeo de momento unos cuatro capítulos ya publicados íntegros con el quinto en ciernes. Estos capítulos suponen una lectura muy amena y entretenida, ya que se leen en un momento y dejan con ganas de más. De criticar algo en este punto, si acaso, que la autora originalmente solo añadía los signos exclamativos e interrogativos al final de frase como en inglés, aunque ya no ha vuelto a caer en este fallo.


Sobre los personajes es difícil extenderse mucho, tanto por las pocas páginas que van publicadas de la obra como para no destripar el argumento, pero se intentará. La protagonista tiene por rasgos destacables el gusto en lo deportivo por el baloncesto y en lo vicioso por el tabaco, siendo para ella el fumar uno de los pasatiempos que más práctica junto a la lectura. El cómo ella va desencadenando sus relaciones está muy bien planteado por parte de la autora, ya que Ren se mete en un embrollo sin haber salido de otro: con los chavales de la azotea por querer fumar allí y no dejarles estos hasta ser la persona más fuerte de su clase. Con Daigo para ser la persona más fuerte de su clase y poder fumar en la azotea… y así sucesivamente. Por otra parte, Ren es un personaje que demuestra bastante entereza: si bien no es la mejor combatiente, aguanta con estoicismo los golpes y busca ser la mejor, y con ello y desde su punto de vista, medrar, sin quitar esto que evite una pelea cuando puede. Respecto al resto de los personajes, por lo ya comentado unas líneas más arriba, es difícil definirlos, aunque hay algunos que ya apuntan maneras, como el hermano de Ren, el de momento anónimo alumno de 2-A o el profesor Makoto Ishikawa.


Respecto al dibujo, la obra realmente parece suceder en Japón no solo por la arquitectura de los edificios o la vestimenta de los estudiantes, sino también por los rasgos faciales de todos los personajes, los cuales están plenamente orientalizados, alejándose así Jessica Mars de la estética de los grandes ojos del manga. Además, se dota de un gran expresionismo a los personajes, así como de suficientes rasgos característicos como para diferenciar a unos de otros. Las escenas de violencia escolar son cortas pero intensas, como ya se deja intuir en la portada del tebeo, con el maltratado rostro de la protagonista. Por otra parte, las escenas más cotidianas, como pueden ser las de jugar al baloncesto, fumar o leer un libro, saben transmitir un gran tranquilidad que compensa la tensión de los enfrentamientos. Cabe destacar que se nota una evolución entre el dibujo del primer capítulo hasta llegar al cuarto, asentándose cada vez más el estilo la autora con unos personajes más estilizados.


En conclusión, si queréis un historia diferente y adictiva, dadle una oportunidad a Hey Sister! Podéis leer esta obra de dos formas: aprovechando que es un webcomic de Subcultura para leerla gratuitamente (http://heysister.subcultura.es/tira/2/) o, si tenéis la suerte de toparos con la autora en un evento comiquero, comprándole el tomo en el que parece el primer capítulo de la historieta con extras como bocetos de los personajes (24 páginas, una postal y un marcapáginas por 5€).

Por último, la dedicatoria que me hizo la amable Jessica Mars durante el Expomanga de Madrid de 2015. ¡Gracias de nuevo!



Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 20 de mayo de 2015

Isabellae , de Raule y Gabor – Tomo 2

En la reseña de hoy toca hablar del segundo tomo de Isabellae, tebeo que cuenta al guión con Raule (https://www.facebook.com/raule.anisaarsis?ref=ts&fref=ts) y a los lápices con Gabor (http://artofgabor1.blogspot.com.es/), siendo intitulado este volumen como “Un mar de muertos”. En caso de que no hayáis leído el primer número de la serie, en vez de leer esta reseña, para no desvelaros datos de la trama, acudid al siguiente enlace del primer tomo: http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2015/04/isabellae-de-raule-y-gabor-tomo-1.html


Isabellae, tras convertirse en guardaespaldas del anciano maestro Yuan, viaja junto a Jinku y Masshiroi en barco, siguiendo de cerca el navío en el que embarcó Siuko. Pero además del estrés que le produce el ansiado reencuentro con su hermana, la espadachina pelirroja tiene otra preocupación: el hombre al que escolta, un importante miembro de la corte china, es objetivo de asesinos que se hallan en la nave. ¿En quién puede confiar Isabellae? ¿Qué pasará cuando se reencuentre con Siuko?

Este tomo continúa casi prácticamente donde acababa el anterior, omitiéndose como fue Isabellae contratada como espada de alquiler por Yuan y su llegada al navío, retomándose las aventuras de la protagonista en medio de una feroz tormenta en medio del mar, lo cual permite ahorrar páginas de explicaciones que se van a ir dando a entender en los diálogos entre los personajes a través de un buen ejercicio de elipsis. Frente al anterior volumen, llama la atención como cambia la relación del personaje principal con su padre, estando cada vez menos apegada a él, en parte por contar con la compañía de Jinku y Masshiroi. Precisamente estos secundarios van cobrando importancia en este tomo, no solo por ser a los únicos a los que la protagonista puede confiar al maestro Yuan, sino que, además, también se empieza a profundizar en su pasado (hasta ahora desconocido) a través de pequeñas pero importantes pinceladas. Volviendo a la preocupación cercana y a la relativamente lejana, es decir, las relacionadas con Yuan y Siuko, están muy bien combinadas para que el personaje principal apenas tenga un momento de descanso. Respecto a la primera de ellas, es decir, la misión de escolta del cortesano chino, está muy bien llevada por el ya comentado desconocimiento por parte de Isabellae (y del lector) de quienes son los que quieren asesinarle, jugando Raule muy bien con la intriga.

Respecto al dibujo, Gabor sigue añadiendo su buen hacer a este tomo, como ya hiciera con el primero, teniendo la misma facilidad para plasmar escenas tiernas, como un recuerdo de Isabellae sobre Siuko y su madre, que para escenas de gran salvajismo y crueldad, como las que envuelven a las peleas de este volumen. Frente al anterior número, donde primaban los montes y los poblados, se verá sobre todo el interior de las embarcaciones, con muy pocas escenas al aire libre, consiguiendo así cierta atmósfera opresiva entre bodegas y camarotes. Mención especial al coloreado y el buen resultado del mismo a lo largo de las viñetas, tanto para escenas nocturnas como diurnas.   


En conclusión, si os gustó el primer tomo de Isabellae, dadle también una oportunidad al segundo. Os podéis hacer con este comic de 48 páginas de manos de Norma Editorial por un precio de 14€.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el simpático Gabor durante su sesión de firmas en la librería Delirio Comics de Móstoles en marzo de 2015. ¡Gracias de nuevo!



Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto