domingo, 26 de febrero de 2017

Quinto aniversario del blog

Me complace anunciar en esta entrada que el blog Caballero de Castilla acaba de cumplir un lustro de existencia.

En primer lugar, y como en otras ocasiones anteriores, me gustaría agradecer la adición de nuevos seguidores, tanto al blog (Luis Fernando, Jorge LP Logan, Diego Vila y Moria Folkmoon) como a mis cuentas de Twitter y Facebook, así como, naturalmente, la permanencia de los veteranos. Sin vosotros todo esto no tendría ningún sentido. 

Cumpliendo con el anual comentario de estadísticas blogueras, hay que decir que si las visitas del día del cuarto aniversario estaban contabilizadas en 76.582, hoy ascienden a un total de 115.335, con un significativo ascenso de una año para otro. Respecto a la procedencia del público, el podio principal sigue siendo ocupado por España, Estados Unidos y Rusia, con Alemania, México, Francia, Argentina, Colombia, India y Chile como las naciones más significativas en lo referente a agrupar lectores de este blog.

Por otra parte, las entradas más vistas del blog han sufrido algunos cambios con respecto al último aniversario. Así, este quinteto tiene los siguientes miembros y en el siguiente orden: Los Paladines del Horóscopo, Guerreros y soldados españoles a lo largo de los tiempos, Hierro y plomo: Cuentos de los Tercios Viejos, Homenaje a Claymore y el primer tomo de Corazón de Melón. Respecto a los artículos más leídos no a lo largo de toda la trayectoria de este blog, sino a lo largo de únicamente las últimas 52 semanas, son los que siguen:

5) Polar, de VíctorSantos – Tomo 1: El ajuste de cuentas de Black Káiser y Damocles, con su sabor pulp y estética tan atractiva como brutal, se ganó rápidamente la atención de los lectores, ganándose así el quinto puesto de las entradas más vistas de este último año.  

4) Dibujantes queacudirán a la Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2016: con cada año que pasa, Japan Weekend va incluyendo entre sus puestos más y más autores (veteranos o noveles), aumentando, en paralelo, el público interesado en sus productos. Personalmente, con este tipo de entradas pretendo dar a conocer a estos artistas e ir abriendo boca entre los asistentes, por lo que es un placer ver la buena acogida que tienen.  

3) 1212: Las Navas deTolosa, de Jesús Cano de la Iglesia: La batalla más trascendental de la Reconquista se merecía desde hace tiempo no ser únicamente leída, sino también contemplada en todo su esplendor. Y gracias a Jesús Cano de la Iglesia, seas más o menos aficionado a la Historia, ya puedes hacerlo.

2) Glyphos hapublicado mi primera obra: Grandes cargas de la caballería española: La publicación de mi primer libro ha sido uno de los acontecimientos más significativos vividos por un servidor en 2016, causándome una profunda ilusión ya no solamente que la noticia haya sido muy vista, sino todas las muestras de interés que habéis demostrado por el ensayo. Muchas gracias, de verdad.

1) Guerreros ysoldados españoles a lo largo de los tiempos: Si al interés por la Historia de España entre los lectores de estas páginas (tal y como se puede ver en los dos párrafos anteriores) se le suma el gusto por los artistas patrios, surge, con amabilidad, paciencia y tesón, un catálogo que ya sea para documentarte o simplemente alegrarte la vista, llama la atención. De nuevo, mi gratitud para las decenas de dibujantes que hicieron posible este homenaje a los militares que nos precedieron.

A modo de conclusión: además de prometeros seguir al pie del cañón en lo que a escribir reseñas de tebeos se refiere, no descartó tampoco realizar más artículos de índole histórica, vista la buena acogida que han tenido las ya referidas. ¡Nos leemos!

miércoles, 22 de febrero de 2017

Por siempre jamás, de Laurielle

En la reseña de hoy toca hablar de Por siempre jamás, el tebeo de Laurielle (http://laurielle.net/).


Maite es una escritora que siempre acaba por dejar las historias que empieza a medias, sin saber darles un final. Cansados de esta situación, una noche, dos de sus personajes deciden secuestrarla, y llevarla con ellos hasta su historia, chantajeándola con que si no le da una conclusión apropiada no podrá volver a su hogar.

Tras seguir durante varios años el trabajo de Laurielle como dibujante, ha sido una agradable sorpresa ver una historieta suya como autora completa, es decir, tanto en la faceta de ilustradora como en la de guionista. Y uno de los temas de este tebeo, precisamente, es uno tan metaliterario como el miedo a la página en blanco por parte de los escritores, siendo tratado a través de Maite. A propósito de esto último, vale la pena señalar la buena construcción de esta figura, al principio alternando entre la angustia, la rabia y la impotencia, para ir concienciándose poco a poco de su deber para con sus personajes y no dejarlos estancados, volviéndose así una persona mucho más decidida y enérgica. Los secuestradores de la protagonista, Fernweh y Yo, también son personajes dignos de mención. El primero, aunque pícaro, también es ciertamente idealista, y pese a ser a su vez bastante irreflexivo, no por ello deja de estar dispuesto a llevar hasta el final su lucha. Yo, por su parte, es sumamente adorable, y no solamente por su aspecto en buena parte felino, sino también por la ternura que desprende, sobre todo con Maite, a la que considera su madre, no dudando en enseñar los colmillos por ella. Por último, tampoco se puede dejar de mencionar a Percara y a su rey. La primera por el equilibro (e incluso pugna) que tiene que hacer con la ley y la justicia, al enfrentar al deber con su propio código moral. Y el último, pese a no tener nombre, resulta curioso como villano por ser una suerte de reflejo oscuro y retorcido de Maite en su modo de actuar, sin atreverme a profundizar en estas líneas sobre ello para no desvelar datos importantes de la trama.


Si los personajes, como se acaba de ver, son un buen punto del tebeo, la trama en sí también es bastante consistente. En ella, Fernweh y Yo buscan derrotar al déspota que los tiraniza incitando al pueblo a una rebelión, siendo la misión de Maite ayudarlos y guiarlos en su cometido. Un argumento de sencillo planteamiento, pero eficaz e imaginativamente resuelto, jalonado de obstáculos progresivamente mayores según van avanzando las páginas. Importante apoyo para el comic es el aparatado humorístico, no faltando gracias que ayudan a aliviar la tensión y dan un respiro al lector. De esta manera, entre peripecias y chistes, la lectura no llega en ningún momento a hacerse aburrida. De criticar algo en este punto, sería el inicio de la obra, por ser demasiado rápido y confuso, de tal modo que hubiera sido más conveniente hacerlo menos repentino y más detallado.

Respecto al dibujo, Laurielle dota al mundo literario de Maite de un estilo muy atractivo, pues partiendo del habitual e incluso tópico entorno de fantasía medieval, le concede ciertos rasgos orientales (turquescos incluso) tal y como por ejemplo en elementos del vestido, que son muy de agradecer por salirse de la tónica habitual. Los personajes son muy expresivos y fácilmente diferenciables unos de otros, ayudando en mucho al humor con sus gestos hiperbólicos ante las situaciones desternillantes que ellos mismos provocan. Los escenarios por los que se mueven son bastante detallados, notándose el trabajo de la ilustradora tanto en los espacios naturales como en los urbanos, todo ello complementado con un muy buen uso de las tramas y entintados.


En conclusión, si queréis una historieta con aventuras que combinen humor, metaliteratura y subtexto sobre la responsabilidad, dadle una oportunidad a Por siempre jamás. Podéis haceros con esta obra de Ediciones Babylon por un precio de 7´95€, incluyendo entre sus 192 páginas, además de la historieta en sí, algunas tiras cómicas a modo de extra.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Laurielle durante el Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!

miércoles, 15 de febrero de 2017

Crónica de la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017

El sábado 11 y el domingo 12 de febrero de 2017 fueron testigos de una nueva edición de la Japan Weekend en la capital de España, teniendo un servidor la suerte de acudir al primer día de la cita con pase de prensa gracias a la organización del evento.


Lo primero que hay que señalar de esta edición es el par de circunstancias negativas que la han rodeado, es decir, que la línea 8 de Metro estuviera bajo reparaciones y  el mal tiempo, haciendo esto suponer en un principio una menor asistencia al evento. Afortunadamente, ambos obstáculos pudieron salvarse: el del Metro gracias a un servicio auxiliar de autobuses gratuitos, y el de la lluvia con paraguas, chubasqueros y paciencia. Llegado a IFEMA el sábado cerca de las 15:00, recogí mi pase y me dirigí hasta el pabellón número 2, lugar que junto al número 4, acogía en esta ocasión el evento.  Pese a que en aquellos precisos momentos no había ninguna cola para acceder al recinto ferial, una vez dentro del segundo pabellón, pude comprobar que había un buen número de asistentes en el interior. Y puedo decir, sin lugar a dudas, que esta ha sido la ocasión en la que mayor número de público he visto dentro de la Japan Weekend desde que se celebra en IFEMA, y todo ello pese a los problemas ya señalados. Aquí y allá había gente, ya fuera curioseando y comprando en los puestos o asistiendo a actividades y conferencias, tal y como la de “Maquillaje y caracterización para cosplay, y tendencias del maquillaje japonés”.


Tras ver a lo lejos la Gran Efe, me dirigí hacia el puesto de Fandogamia, a sabiendas de que allí estaba dedicando Laurielle. Mención especial merece esta editorial en ese sentido, puesto que en sus sillas no solamente firmaron autores de su sello, sino también de otros, como Ediciones Babylon o No Lands, detalle que honra mucho a Pedro Kat y los suyos. Me dirigí, pues, a hacer fila para Laurielle, con dos personas por delante de mí, para que me dedicase Por Siempre Jamás. Una vez llegó mi turno, le pedí a la autora que me lo dedicase con un dibujo de Percara, sorprendiéndome saber que era el primero en pedirle a este personaje en el tomo. Charlando con ella y con Morán, que a su lado también dedicaba El Vosque y El dios asesinado en el servicio de caballeros, estuve comentando detalles de la obra protagonizada por Maite, Fernweh y Yo.


Hecho esto, rodee Fandogamia y, aprovechando que al otro lado se hallaba Pedro R. M. Andreo, adquirí un ejemplar del séptimo número de Aartha: Chronicles of the No Lands, charlando con el dibujante sobre las películas de DC Comics entre tanto, obteniendo poco después, además de la suya, también la rúbrica de  Xabi Gaztelua.


Hecho esto, y como no podía conseguir número para Xian Nu Studio en Fandogamia hasta que no fueran las 18:00, decidí explorar el cuarto pabellón de IFEMA, el más grande de la pareja donde tenía lugar esta edición de la Japan Weekend. De lo recogido en este edificio, sin lugar a dudas, las secciones que más me interesaban no eran otras que la de stands no comerciales y, además, los del Artist House, una excelente muestra de cuantísimo talento español hay. A destacar la apuesta por los artistas patrios de los organizadores del evento, con más de 100 puestos si únicamente nos paramos a contar los no comerciales. Empezado ya mi particular peregrinaje por aquellas latitudes, y tras saludar a conocidos de otras ediciones como Jorge Lewis, Verónica Rufo o Rafael Segado, topé con el puesto de Rec and Art, identificando rápidamente el fanzine de Calipso, para comprarlo y llevármelo a la mochila dedicado por su ilustradora, Haizea Gómez.


Tras deambular un rato por los pasillos de los no comerciales, identifiqué el puesto de Little Pandemonium por sus pósters. Tras no haber podido conseguirlo ni en la última J.W. madrileña por no tener el manga, ni en el Expocómic por no haber acudido la autora, pude entregarle a Isabel Terol, finalmente, Delete para tenerlo con dibujo. Y, como se suele decir, a la tercera va la vencida.


Casi acto seguido, vislumbré el stand de Zoul Comic gracias a su particular escenografía. Allí me reencontré con María Valentina, aprovechando la ocasión para llevarme a casa su Zoul Sketchbook, el cual me dedicó mientras charlábamos de, entre otros temas, Pokemon, La Banda del Patio, Bobobo o, naturalmente, La ley de Zoul. Aproveché también la ocasión de que tenía al lado a Blanca Sobrino para hacerle un encargo que verá la luz en este blog próximamente.


En el mismo pasillo, a unas pocas mesas más allá, pude vislumbrar el stand de Inma Ruiz, autora de mi primer manga español: O.U.T. Además de obtener la rúbrica de esta dibujante en aquel tomo, también me valí de la ocasión para, sobre todo tras la recomendación de Ainhy, hacerme con Revenge of the Queen.


Como en aquellos  momentos eran más o menos las 17:50, y la sesión de firmas de los autores traídos al evento de manos de Norma Editorial ya llevaban casi una hora en marcha, volví al segundo pabellón de IFEMA para posicionarme ante ella. Mi primer objetivo, tras adquirir en el stand de Norma AD MORTEM, fue la guionista de esta última, Blanca Mira, con la que estuve departiendo un rato de literatura. Mi segundo objetivo fue Misha, de Skizocrilian Studio, dedicándome aquel un dibujo en el primer número de A través del Khamsin. Una vez terminada esta operación, y aprovechando que Marta, segundo miembro de Skizocrilian Studio, ya estaba libre, le pedí también a ella un dibujo, pero en esta ocasión en Pechanko!.


Entre que esto pasaba ya eran las 18:00, así que me disculpe con el dúo de Skizocrilian para dirigirme a Fandogamia a fin de obtener número para Xian Nu Studio, siendo agraciado con el número 7. Al volver a pasar ante el puesto de Norma Editorial, y con el estupendo uso de acuarelas que había hecho en el primer tomo de A través del Khamsin Misha en mente, no pude resistirme a comprar el segundo también, para atesorar así otra joyita en mi estantería mientras Marta con Pechanko! hacia lo propio, gracias a que en aquellos momentos no había nadie más haciendo cola para la pareja de ilustradores.


Como para mi cita con Fandogamia quedaba todavía casi una hora, retorné al cuarto pabellón para, por fin, dar un garbeo por la Artist House, el Artist Alley de este evento, donde pude encontrar el puesto de Little Brisby y Carolina Álvarez, donde, además de ser convidado a galletas caseras y conversar, me hice con una postal de Pinky de Nonstop  y otra de Aaron de Forgotten Sons


Volviendo a la zona no comercial, alcance finalmente a ver el puesto de Ink-U Studio, mesa donde me volví a encontrar con Nadia Cortina, ilustradora de primer ensayo, Grandes cargas de la caballería española, aprovechando ambos la situación para obtener del otro nuestros respectivos ejemplares firmados. Dado que el grupo había sacado reciente su primera obra colectiva en papel, Inktober Sketchbook, quien esto escribe volvió a hacerse con un ejemplar dedicado.



Viendo después a lo lejos la mesa de Caro Waro, me decidí a hacerme con su último trabajo, Witchober Sketchbook. Como ya empezaba a ir apurado de tiempo, cerca de las 19:20, me dirigí raudo a hacer cola de nuevo a Fandogamia, aunque justo antes de eso tuve la oportunidad de curiosear en el volumen de Waro y pedirle que, durante mi ausencia, de entre todas las hechiceras del tomo, me dedicase en el mismo a la bruja punk. Aún siendo séptimo para Xian Nu Studio, la espera se hizo muy corta gracias al resto de personas que formaban la fila, lo  mismo hablando de manga y anime que de otros temas con gente como las artistas de Les Petites Cerices. Llegado ya mí turno, además de poner ante Felwyn y Pukalince el primer tomo de Chan Prin para su pertinente dedicatoria, andamos platicando, de entre otras cosas, sobre las peripecias de Zoe en el susodicho volumen y todo el proceso que había habido tras ellas, comprando entre tanto en la editorial Fandogamia el prácticamente recién salido Sketchbook del artístico par.


Al ser ya las 20:30, y quedar poco para el cierre de la Japan Weekend por ese día, procuré darme prisa en ver de forma completa la zona de no comerciales, cosa que por la inmensidad de la misma aun no había podido lograr. Gracias a ello, vi a A. C. Puig y además de saludarle, conseguí la última compra de la jornada, el tercer número de Tamago Duro, mientras comentábamos cosas de La vida de Séfora y Secret Files. Ya cerca de las 21:00, además de recoger el encargo de Blanca Sobrino, hice lo mismo con el libro de ilustraciones de Caro Waro. Cabe destacar la generosidad de esta autora en este punto: dado el éxito que tuvo la obra en cuestión (se agotó toda la tirada) y el lío de trabajo que había tenido al no parar de dibujar dedicatorias, en la mía se equivocó de personaje; para compensarme por el más que comprensible yerro, tuvo el gran detalle de regalarme el original de su bruja punk, de tal manera que me volví al hogar con dos geniales hechiceras bajo el brazo.


Y, aunque cerca de la salida todavía estuve hablando con los artistas de Fandogamia, para mí terminó ya aquella edición de Japan Weekend, tan extenuado como contento. De este evento comiquero me voy con un excelente sabor de boca, notándose una sobresaliente mejoría en lo que respecta a conceder al talento patrio visibilidad y acercamiento al público. Me ha gustado mucho que, además de varias editoriales como Fandogamia, Ivrea y Norma (la primera y última con varios autores para mayor excelencia) hayan hecho acto de presencia, también hayan acudido tiendas que vendieran mangas y no solamente figuras y camisetas, tal y como Legend Comics u Omega Center, algo que es siempre digno de aplauso. Si a esto le añadimos la siempre interesante Selecta Visión gracias a su gran oferta de series y películas con buenos descuentos, el evento se puede definir sin duda como muy completo, uno de los mejores que yo recuerdo de todas las Japan Weekend madrileñas. De poner un punto negativo, sería el de cierta ceniza de color pardo que caía sobre algunos stands y que ensuciaba los expuesto, detalle que pese a desagradable es fácilmente reparable de cara a futuras ediciones.


Por último, no se puede dejar de mencionar a los cosplayers, ya que ellos, con sus magníficos disfraces, hacen de este tipo de ferias algo mucho más colorido y exótico. En esta ocasión, de todos los cosplays de esta Japan Weekend, mis favoritos son los de las siguientes dos fotos. Por un lado, el dual de Dirk y Daphne del mítico videojuego de Dragon´s Lair, con el plus de ser la segunda interpretada por la dibujante Nixarim. Sencillamente encantador. Por otra parte, el de D.VA de Overwatch y del que… en fin, se notaba ya no el trabajo textil, sino también el mecánico.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Reseñas de algunos de los fanzines de la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017

La próxima Japan Weekend de Madrid tendrá lugar los días  11 y 12 de febrero de 2017, es decir, este fin de semana. Tal y como suele ocurrir en este tipo de eventos, los asistentes tienen la oportunidad de hacerse con obras muy difíciles de conseguir por otros medios: los fanzines. 

Precisamente por ello, a continuación dejo una pequeña selección de reseñas de algunos de los tebeos de este tipo que podréis encontrar durante la feria, formando entre todos un abanico de muy variada temática, de tal forma que debería haber alguno para todo tipo de gustos.


Agnossienne, de Jessica Mars, muestra lo que aparentemente es una enfermedad o mal llamado “La Condena” y los efectos que tiene sobre la mente de Íñigo.

Hace algún tiempo, Kuroi, articulista del blog Morphallaxis, me dio a conocer Agnossienne, ya comentándome por aquel entonces que era una historieta extraña. Y, efectivamente, es rara. ¿Significa todo esto que sea una mala obra? Ni mucho menos. Su lectura es una experiencia delirante e incluso pesadillesca, como si realmente se estuviesen sufriendo alucinaciones, de tal manera que la autora logra su cometido, tanto en lo referente al guión como al dibujo. De hecho, este último es capaz de ser crudo, desagradable y amedrentador. Es este, en fin, un yaoi atípico, inquietante y que ahonda en la psique y en la oscuridad del ser humano y del que se pueden sacar diversas interpretaciones.


Always High, por otra parte, es una obra colectiva que cuenta al guión con Jorge Lewis, y que narra el día a día de Jamaal, cacique de Harlem conocido por el apodo de “Always High”, hombre que siempre está dispuesto a ayudar a la gente del barrio… a cambio de un precio.

Aquí las peripecias del protagonista siempre tienen que ver con el género delictivo, con la droga actuando a menudo como motor del argumento, aunque hay muchos más actos deleznables: apuestas clandestinas, corrupción policial, robos… Sin embargo, Lewis no trata estos de forma moralista, sino que se limita a narrarlos sin hacer juicios de valor, al ser lo único interesante para Jamaal el poder, así como otros elementos que van desde el respeto o conseguir adeudar favores a quienes le rodean. En este fanzine hay cuatro historietas distintas, siempre guionizadas por Lewis, pero dibujadas en cada caso por diversos ilustradores. Así, Álvaro Ming y Nahum Katakraos aportan un estilo sumamente realista, Álvaro Mas uno más cartoon y desenfadado, Nuria Velasco uno que bebe mucho del manga y Sabrina Cámara otro a medio camino de los anteriores y que, si bien es más difícil de definir con un par de palabras, entra rápidamente por los ojos. De este modo, este tomo supone una excelente oportunidad para conocer un diverso abanico de jóvenes y talentosos dibujantes.


En Haniel, la guerrera celestial, de Polan Kaede, la estudiante de instituto Kyrenia descubre que es la reencarnación de Haniel, el más poderoso de los ángeles. Deberá a partir de ese momento aprender a dominar sus poderes celestiales, puesto que los demonios esperan con ansia la reencarnación del más poderoso entre ellos, Abigor, para reemprender su lucha ancestral contra las fuerzas defensoras de la humanidad.

Con una curiosa mezcla de elementos del género superheroico y del de las magical girls con la eterna lucha entre el bien y el mal de ángeles y demonios, Kaede nos ofrece una historieta entretenida a diversos niveles. Así, la protagonista tiene que compaginar su vida de estudiante de instituto con la de soldado de las fuerzas del bien, con triángulo amoroso a lo shojo incluido, junto a un par de sorpresas hacia el final de la lectura gracias a un excelente juego del despiste. Respecto al dibujo, se le nota a la autora una mejoría frente a otras obras del pasado, sobre todo en lo referente a escenas cotidianas y románticas, y aunque le falta coger soltura en las escenas de lucha, tanto en la coreografía como en la duración de las mismas (casi siempre demasiado cortas, con la notable excepción del combate final), va por el buen camino para lograrlo.


En Natsume, de Rafael “Otakon” Segado Holgado, asistimos a la inicio y al desarrollo de la amistad entre la adolescente Natsume y su pequeña vecina Linda. Combinando costumbrismo con humor e incluso con acción cuando hace falta, Segado nos trae una historieta (de dos tomos de momento) sobre la amistad, todo ello contado de forma muy dulce y bonita. De señalar algún defecto habría que hacerlo respecto algunas proporciones y la falta de entintado de la obra, aunque es justo señalar que hay cierta mejora del tomo primero al segundo.


En el tercer tomo de Secret Files (reseña del primero y el segundo aquí) de A. C. Puig, el grupo protagonista consigue viajar en el tiempo y evitar que los tres líderes del imperio Super-Fashion de la Muerte se vuelvan inmortales. Sin embargo, este trío terrible dista de estar derrotado, por lo que se ha fusionado en un único y poderoso ser llamado Party Queen. Esta entidad, pese a no tener la vida eterna, hará cuanto esté en su mano para transformar a todo el mundo en sensuales travestis. Corresponde a Isma, Puig y el resto de los rebeldes detener sus tiránicos propósitos cueste lo que cueste.

Continuando donde acababa el segundo volumen, Puig sigue haciendo las delicias de aquellos que gustan del humor absurdo a lo Bobobo, sacando a lo largo de sus viñetas no pocas sonrisas y risotadas a sus lectores. Es importante señalar que las gracias gamberras tienen un efecto todavía mayor al combinarlas con momentos épicos dignos del mejor shonen de aventuras, al yuxtaponer elementos tan distintos entre sí. Respecto al dibujo, se nota una cada vez mayor consolidación del dibujo de la pluma de Puig, con cada vez mejores combates y con la capacidad intacta de añadirle humor a sus ilustraciones.  



Confío en haber despertado vuestro interés y curiosidad por las obras auto-editadas españolas, así como haberos descubierto lecturas interesantes, con la ventaja de que si las adquirís en el evento podéis llevároslas dedicadas por parte de sus autores.

¡Nos vemos!

miércoles, 1 de febrero de 2017

1212: Las Navas de Tolosa, de Jesús Cano de la Iglesia

En la reseña de hoy toca hablar de 1212: Las Navas de Tolosa, comic obra de Jesús Cano de la Iglesia (https://www.facebook.com/jesus.canodelaiglesia).


Corre el año 1212 y está a punto de librarse una de las batallas más importantes de la Historia de la península ibérica e incluso de Europa. A un lado del tablero, los reinos cristianos de Aragón, Castilla y Navarra. Al otro, el imperio Almohade, poder musulmán que se extiende a ambos lados del estrecho de Gibraltar. De la lucha que está a punto de tener lugar uno de los dos bandos se derrumbará, mientras el otro, andando el tiempo, perseverará. 

Ya se ha hablado en otras entradas de este blog sobre obras en las que han aparecido la trascendental batalla de las Navas de Tolosa: Cruz Negra, El Renegado, la trilogía de La Reconquista... Sin embargo, esto ha sido siempre a modo de mención o capítulo independiente, por lo que una historieta dedicada de forma integra a esta batalla es más que bienvenida, más si cabe cuando lo hace de forma tan completa. Así, además del combate propiamente dicho, también se ofrece al lector las circunstancias que llevaron hasta el choque de armas entre los reinos ibéricos y el imperio Almohade, de forma muy detallada y, aunque a veces con lentitud, de forma muy instructiva. Un detalle muy interesante a la hora de relatar todos estos hechos radica en los distintos puntos de vista de la narración. Así, esta se ve lo mismo desde la óptica de los caballeros ordinarios como don Nuño por parte cristiana o de Abu Ibrahim por parte musulmana, que por los monarcas de cada uno de ellos.


Gracias a esto último la obra destaca por una de sus mejores cualidades: lo excelente de su documentación. Esto último se puede ver en elementos como un gran dominio de la geopolítica europea de principios del siglo XIII, el modo de formarse y entrenarse de los distintos contingentes en liza, las diferencias ideológicas entre los cruzados ibéricos y los ultramontanos pese a combatir ambos contra el Islam… Con respecto a esto último, es decir, el enfrentamiento entre religiones, el lector tampoco quedará decepcionado, puesto que al ofrecerse aquel desde ambos lados del conflicto, hace de la experiencia una mucho más rica, tanto en lo político y lo sacro como en lo cotidiano, ayudando en mucho a meterse dentro del relato histórico.


Respecto al dibujo, Jesús Cano de la Iglesia tiene un estilo a la altura de las circunstancias de la gesta que narra. Empezando por los personajes, se puede decir de ellos que son tremendamente expresivos, con un vestuario y un armamento cuidados al detalle, tanto en temas de heráldica como de realismo. En este punto, lo único que se podría criticar es haber ilustrado a don Diego López de Haro quizás demasiado joven y a Sancho VII de Navarra más avejentado de lo debido, aunque logrando que su imponente altura quede bien patente. Los escenarios en los que transcurren las viñetas, pese a ser en su mayoría desérticos, tienen un gran encanto y belleza, y construcciones como los templos, las murallas o las grandes ciudades tienen un aspecto igualmente magnífico y cautivador. Sin embargo, la palma se la llevan los choques bélicos, es decir, no solamente el principal y que da título al tebeo, sino también las escaramuzas y asedios previos y posteriores al mismo. La guerra es mostrada de forma espectacular, y si bien el autor no duda en mostrarnos toda su crudeza y horror, no deja por ello tampoco de mostrarnos su faceta más épica, con estampas que dejarán embelesado a más de uno.


En conclusión, tanto si sois aficionados a la Historia de España como si queréis zambulliros en ella por primera vez, con 1212: Las Navas de Tolosa haréis una excelente elección, para ver así un importantísimo hecho de armas no solamente muy bien explicado, sino también magníficamente plasmado sobre el papel. Podéis haceros con esta obra de 76 páginas y de cuidada edición de Pontent Mon por un precio de 18€.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Jesús Cano de la Iglesia durante las Jornadas Comiqueras del Fnac Callao de 2016. ¡Gracias de nuevo! 

miércoles, 25 de enero de 2017

Skisser, de M. Red Raccoon

En la reseña de hoy toca hablar de Skisser, la libreta de bocetos de M. Red Raccoon (https://www.facebook.com/mredraccoon/).


En este tomo, Red Raccoon nos ofrece bocetos realizados entre 2015 y 2016 con todo tipo de personajes, desde humanos a animales y desde realistas a fantásticos. Por otra parte, y salvo alguna ilustración a modo de homenaje (con, por ejemplo, Wonder Woman), todas las páginas contienen creaciones propias de la autora, incluyendo entre ellas un romántico y triste comic sobre la Segunda Guerra Mundial titulado 1942


Respecto al dibujo, Raccoon se muestra muy versátil, puesto que puede por igual recurrir a un estilo cartoon que uno más propio del tebeo americano e incluso no le hace ningún asco a los retratos realistas. De esta manera, respectivamente, vemos simpáticos animales llenos de personalidad, las desventuras de Hann y Ebba en 1942 con un acabado muy sobrio y elegante o a unos fabulosos Elvis Presley y Lynda Carter.


En conclusión, si queréis alegraros la vista con un estilo con un amplio espectro de posibilidades, dadle una oportunidad a Skisser. Podéis haceros con este volumen de 22 páginas por un precio de 3€ en eventos en donde coincidáis con su autora.

Por último, la dedicatoria que me Red Raccoon en el tomo durante el Expocómic de Madrid de 2016. ¡Gracias de nuevo!  

jueves, 19 de enero de 2017

Presentación de Grandes cargas de la caballería española en la Librería Le

Tengo el placer de anunciar que el jueves 26 de enero presentaré Grandes cargas de la caballería española en la librería madrileña Le (Paseo de la Castellana, 154) de 19:00 a 21:00.


Huelga decir que estoy muy ilusionado con el evento y que estáis todos invitados a la presentación, en donde, además de hablar del libro y todo el proceso que hay detrás de él, se lo dedicaré a todo aquel que lo desee firmado.


¡Allí nos vemos!