miércoles, 26 de agosto de 2015

Keih , de José Ramos y Jorge Monreal – Tomo 2

En la reseña de hoy toca hablar de la segunda (y última) parte de Keih, el tebeo obra de José Ramos (http://easy-ramos.deviantart.com/) y Jorge Monreal (http://cocoaspen.deviantart.com/) en, guión y lápices el primero y color el segundo. En caso de no haber leído el primer tomo, ve a la reseña que hice del primer tomo para no desvelarte datos importantes del argumento: http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2014/10/keih-de-jose-ramos-y-jorge-monreal-tomo.html


La lucha contra Zerune, el segundo de los gigantes, ha comenzado. Entre tanto, Roger y Ratón están a punto de pasar al mundo paralelo para reencontrarse con Coco, mientras que, por su parte, Isi sigue con intenciones ocultas para con su nuevo compañero…

Y así comienza el fin de Keih. Si bien el lector ya podía percibir que con Isi pasaba algo extraño o que no terminaba de encajar, aquí se termina por confirmar en certeza. Eso sí, se sabe que "algo” pasa, pero no “el porqué” y ahí radica la gracia del tebeo, al descubrirse los motivos tras la actuación de la singular criatura. También llama la atención la evolución de dos de los personajes de la trama: Coco y Mus. Ambos jóvenes, cada uno a su manera, descubrirá lo que significa madurar y encaminarse hacia al mundo adulto, con todas las responsabilidades que ello conlleva; esto último es especialmente notable en el caso de Mus, por ser un personaje bastante secundario en el primer tomo, mientras que aquí su importancia aumenta bastante, contribuyendo incluso a hacer la historia más redonda y cerrada.


Respecto al dibujo, se nota un asentamiento en el estilo de José Ramos en comparación con el primer volumen, con un acabado mucho más estilizado y atractivo. Los diseños de los gigantes siguen luciendo tan espectaculares como en el primer número de la serie, particularmente el segundo, el cual es de lo más imaginativo. De señalar algún defecto en el apartado gráfico, quizás habría que hacerlo en algún que otro combate que no queda del todo claro en la secuencia de viñetas, si bien esto queda compensado con la expresividad de los personajes, que hacen ver al lector furia, tristeza o sorpresa con un simple vistazo. Respecto al color, Jorge Monreal sigue con el buen hacer demostrado en el primer tomo, mejorando incluso, ayudando en mucho a los fondos con espectaculares ambientes acuáticos o cruentas tormentas.


En conclusión, si os gustó el inicio de Keih, no dudéis en haceros con el segundo y último tomo también. Podéis haceros con esta obra de 96 páginas de Ediciones Babylon por un precio de 14,95€, entre las que se incluyen, además de la historieta en sí, extras como varios homenajes a la obra por parte de distintos artistas. Aquí dejo un enlace a las primeras páginas del comic: http://es.scribd.com/doc/245473669/KEIH-2-primeras-paginas

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Jorge Monreal en el Expomanga 2015 de Madrid. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto  

miércoles, 19 de agosto de 2015

Anheron , de Jorge Diez Miguélez – Tomo 1

En la reseña de hoy toca hablar de “Sentimientos de cuero y acero”, el primer volumen de Anheron, la saga de novelas de Jorge Diez Miguélez (https://www.facebook.com/anheron).


Después de varios años ausente bajo el pupilaje de Sir Destro, el joven Zarec Anso vuelve a Katar, su pueblo natal. Poco podía esperar el muchacho encontrárselo arrasado por los orcos y el fuego. Únicamente ha habido dos supervivientes: Myrka Wisow, amiga de la infancia de Zarek, y Trevalin Stronghammer, enano amigo de la familia Anso. Tras enterrar a los lugareños, Zarek, Myrka y Trevalin, aferrados a la esperanza de no haber encontrado los cadáveres de los padres de Zarek, se pondrán a perseguir a las criaturas que destruyeron Katar, a fin de rescatarlos si han sido hechos prisioneros tal y como anhelan, sin saber el trío que se va a ver inmerso en una situación mucho más grande y peligrosa de lo que parecía en un principio.

Si bien ya se han escrito muchas novelas de fantasía épica, Sentimientos de cuero y acero llama la atención rápidamente por un tema: los prisioneros de guerra. Si bien hay escaramuzas y batallas que representan la guerra en la que se ven envueltos los protagonistas, se pone especial atención en el drama que supone ser capturado por el enemigo, ya se sea un civil o un soldado: el ser transportado a un destino incierto, los trabajos forzados, el hacinamiento de los campos de concentración, los latigazos… El autor hace un trabajo muy bueno recordando que no todo en la guerra son las gestas heroicas, con bajas civiles incluidas.

Jorge Diez Miguélez crea en Anheron un universo que, aunque con ecos de historias cómo Dragones y Mazmorras o Warhammer, no deja de resultar por ello interesante de leer, ya que hay detalles en los que se pueden apreciar aspectos del mundo real. Como muestra de ello, el hecho de que las distintas razas del continente de Klum (humanos, elfos, centauros...), no hagan causa común contra el enemigo de todos ellos, y que incluso desconfíen o no quieran saber nada unos de otros. Aún con todo esto, el autor deja cabida a la esperanza y la comprensión gracias al grupo protagonista, el cual cada vez estará integrado por un mayor número de compañeros unidos al periplo que busca rescatar a la familia de Zarec. Respecto a estos, todos forman un buen y variado abanico de personalidades. Empezando por el protagonista, Zarec resulta bastante realista: alguien que se ve envuelto en el rescate de sus padres y que tiene los nervios a flor de piel en todo momento por ello, deseando salvar a sus seres queridos cueste lo que cueste, creciendo como persona a lo largo de las páginas. Myrka es un personaje fuerte, interesante y bien construido, con un pasado duro y triste, pero siempre luchando por salir adelante y echar una mano a sus amigos. Trevalin, tosco, pero fiel y muy digno, además de terco y guerrero, como clásica representación de la raza enana.

La lectura se hace muy amena y rápida, aunque quizás se podría criticar que a veces las pláticas de alguno de los protagonistas se hacen un poco largas, pudiéndoselas haber acortado un poco. Sin embargo, de las conversaciones entre los antagonistas de la historia no se puede decir esto ninguna ocasión: no les sobra ni una coma, tal y como se puede ver en los magníficos capítulos XXIII y XXIV. Otro punto criticable sería la escena en la que Zarec pierde la virginidad, por estar un tanto metida con calzador, ya que, además, para indicar que el protagonista ya es un adulto, había justo antes una escena en la que ya esto quedaba muy bien representado, cuando veía como le había cambiado el rostro desde la vuelta al hogar y empezar la persecución al verlo reflejado en el agua.

En conclusión, si os gustan las historias de fantasía épica, pero que sepa combinar retratos muy humanos y realistas con lo mágico y lo aventurero, dadle una oportunidad a la saga de Anheron. Os podéis hacer con el primero de los cuatro tomos de la saga editada por Círculo Rojo por un precio de 15€, incluyendo entre sus 440 páginas un muy útil mapa del continente de Klum.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Jorge Diez Miguélez durante el Level Up León de 2015. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!



Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto       

miércoles, 12 de agosto de 2015

Art 88/46, de Ulises Lafuente – Tomo 2

En la reseña de hoy toca hablar sobre la segunda parte de Art 88/46, el webcomic de Ulises “Rata Underground” Lafuente (http://elrataunderground.tumblr.com/). En caso de que no conozcas el tebeo, ve al enlace que dejo a continuación para no desvelarte datos de la trama: http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2015/02/art-8846-de-ulises-lafuente-tomo-1.html


Tony ha sido derrotado por Siete tras un duelo colosal, convirtiéndose el segundo en un aterrador y sanguinario depredador, viniendo a reemplazar al primero como demiurgo. Entre tanto, el Doctor Chandra ya ha llegado al mundo real en pos de salvar Océano a través de la carcasa de un androide. Lo que Chandra no sabe es que el resto de robots van a interesarse, y mucho, por el hecho de que aquel no tenga que obedecer las leyes de la robótica.

Si en el primer volumen de la saga Ulises Lafuente nos presentaba a Océano, sus habitantes y a los Hex, sus enemigos, en este segundo número aprovecha para meternos de lleno en la acción. Así, ya en las primeras páginas se percibe la derrota de un sorprendido Tony a manos de su cruel adversario, si bien no se sabe exactamente como ha sido esta posible hasta la aparición de una larga analepsis o flashback. Aquí el lector se sorprenderá tanto como el protagonista, pues el autor se muestra muy innovador en hacer perder una batalla tan importante al personaje principal tan pronto y con tan funestas consecuencias. Otro interesante cambio es como la acción se va a ir dividiendo, ya no estando centrada solo en Tony, sino también en Siete, Chandra y Makoto, lo cual no solo permite explorar en mayor grado el universo de Art 88/46, sino también investigar y pensar en que separa a la naturaleza humana de la robótica, con interesantes reflexiones sobre conceptos como el libre albedrío.


Interesante y espectacular también resulta por otra parte como se ha movido, o mejor dicho, dividido el foco de atención de la obra: si está al principio solo estaba centrada en el mundo virtual de Océano y sus habitantes, ahora también adquiere su importancia el mundo real con la aparición de Chandra en él. Esto último permite a Lafuente hacer una exquisita unión de ciencia ficción y denuncia histórica, al comparar a los robots con los esclavos que nada podían hacer por defenderse de sus dueños bajo pena de exterminio, consiguiendo el artista que realmente se sienta lástima y empatía por las máquinas del tebeo.


Respecto al dibujo, Lafuente sigue con su característico estilo, representando con una gran imaginación todos los elementos tecnológicos, humanos o extraterrestres del comic. Lo mismo realiza escenas espectaculares como el combate de Tony contra Siete, que perturbadoras, como en la que se muestra la desnudez de este último ser. Mención especial a los llamativos y originales diseños de los distintos androides que pululan por las calles y las industrias, pudiendo el autor incluso conferirles emociones como impotencia o cansancio (como muy bien apuntó Kuroi en su reseña).


En conclusión, si os gustó el anterior tomo de Art 88/46, no dudéis en haceros con el segundo también, ya que la trama va por unos derroteros muy interesantes. Al ser un webcomic, podéis, además de leer el volumen gratuitamente por subcultura (http://art88-46.subcultura.es/tira/115/comprar el tebeo físico (de 104 páginas a 10€) también.  

Por último, la dedicatoria que me hizo el amable Ulises Lafuente en el Expocomic de Madrid de 2014. ¡Gracias de nuevo!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 5 de agosto de 2015

Corazón de Melón – Tomo 1

En la reseña de hoy toca hablar sobre el primer tomo de Corazón de Melón, manga basado en el videojuego de Chinomiko (https://www.facebook.com/chinomiko.officiel), cuyo guión y dibujo está a cargo, respectivamente, de Migoto Sen Chu (http://www.makma.com/) y Xian Nu Studio (https://www.facebook.com/xiannustudio), y que lleva por título “El SMS misterioso”.


Lynn es una chica de instituto ante el día de su cumpleaños. Para su disgusto, su tía no le deja celebrarlo en casa, por lo que luchará contra viento y marea para crear una fiesta para festejarlo con sus amigos. Para complicar las cosas aún más, y por si no fuera ya complicado organizar una fiesta en un solo día, recibirá un mensaje de texto de número oculto cuyo autor se le declara como profundo admirador suyo. ¿Descubrirá Lynn al chico qué la ama? ¿Y conseguirá celebrar su ansiada fiesta de cumpleaños a la par?

Si bien nunca he jugado al juego de Corazón de Melón, el hecho de que el tebeo contará en el apartado gráfico con las chicas de Xian Nu Studio fue más que suficiente reclamo para un servidor. Así, este manga ya empieza presentando un punto a su favor: el argumento se entiende perfectamente aunque no hayas probado nunca el videojuego. De la trama podría decirse que está dividida en dos partes. La primera sería la más pesimista, con el retrato de una Lynn con problemas de abandono (sus padres llevan más de un año sin verla por estar siempre viajando, a lo que se suma la negativa de su tía) y sobre cómo se le viene el mundo encima, dándose un buen retrato de los sentimientos a flor de piel de la adolescencia. La segunda es mucho más animada y divertida, ya que en ella ya ha tomado la protagonista la determinación de celebrar y organizar su cumpleaños cueste lo que cueste, así como encontrar a su pretendiente secreto también. Hay un misterio o secreto importante resuelto hacia el final de la historieta, el cual, aunque por un lector adulto ya se habrá deducido desde unas cuantas páginas atrás, a los lectores más jóvenes bien puede sorprenderles.


Los personajes forman un amplio y diverso abanico, no faltándole a Lynn en su instituto lo mismo buenas amigas que envilecidas enemigas, cada una contando con su toque distintivo y personal. Pero pasando a los personajes masculinos, ahí es donde radica el atractivo de la obra, ya que en función de las decisiones que se vayan tomando durante la lectura, muy al estilo de “Elige tu propia aventura”, la protagonista al final tendrá una cita con un chico o con otro del siguiente cuarteto: el servicial Nathaniel, el guitarrista solitario Castiel, el misterioso y elegante Lysandro , y por último, el amigo de la infancia Viktor, personaje exclusivo del comic y que, a diferencia de los otros tres, no aparece en el videojuego.

Respecto al dibujo, Xian Nu Studio sigue gozando del genial estilo que se vio en Bakemono. Los personajes son tremendamente expresivos, lo mismo para reflejar momentos de tristeza, que de júbilo o que de sensualidad, algo muy importante para reflejar los números cambios anímicos que siente Lynn a lo largo de las distintas páginas. Si antes ya se dijo que cada personaje tiene sus particularidades personales que le hacen diferente al resto, lo mismo se puede decir del aspecto externo: el estilo dieciochesco de Lysandro, el macarra de Castiel  o el formal de Nathaniel, ya van dando pistas de la personalidad de cada uno. Las distintas situaciones que se  representan también están muy bien llevadas a cabo, como una delirante persecución por el instituto por parte de Ámber a Lynn, no faltando en el proceso gestos hiperbólicos y algún que otro chibi, o un combate de kick boxing muy bien coreografiado.


En conclusión, si os gustan las historias de amor con ciertos toques de drama y de comedia (sobre todo estos últimos), dadle una oportunidad a Corazón de Melón, que hará las delicias no solo del público femenino, sino también de parte del masculino. Podéis haceros con esta obra por un precio de 8€, incluyendo la cuidada edición del a editorial Fandogamia entre las 200 páginas del tomo extras como el proceso de creación del comic o información sobre otros volúmenes de la editorial.

Por último, la dedicatoria que me hicieron en el tomo las simpáticas chicas de Xian Nu Studio durante el Japan Weekend de Madrid de febrero de 2015. ¡Gracias de nuevo!



Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 29 de julio de 2015

Crónica del Level Up León 2015

Hoy toca crónica, y más concretamente, del Level Up León 2015, ya que tuve la suerte de poder asistir al evento leonés este sábado 25 de julio.


El Level Up León es el salón del comic de León, el cual ha llegado en 2015 a su sexta edición, desde que empezó su andadura allá por el año 2010. Esta convención destaca sobre otras por varios motivos: uno de ellos es la cuestión del alojamiento, ya que se habilita para la feria un polideportivo, gracias al cual los fans que llegan de fuera de León tienen un lugar donde alojarse y ahorrarse una cierta cantidad de dinero, contando además con duchas en la que asearse. Otra es el precio de la entrada: solo 3€, junto a la cual los asistentes pueden obtener gratuitamente una bebida en la barra del evento, lo cual es muy de agradecer en verano. Y por último, pero no menos importante: la organización, El Pacto de Janas, una tremendamente entregada y que ha conseguido crear un evento con todo tipo de actividades al que a ellos mismo les hubiera gustado asistir como aficionados. En definitiva: un evento de fans, para fans.


Las cuatro primeras ediciones el evento tuvieron lugar en el Espacio Joven de León, el cual, con el paso del tiempo, se fue quedando cada vez más pequeño ante el mayor número de asistentes que atraía. Por ello, ya en la quinta, se pasó el Level Up a la Facultad de Informática de León, de dos pisos. Y, para este año, el traslado ha llevado a la feria a la Facultad de Filosofía y Letras, de tres pisos. Esto implica dos partes buenas y una mala: mientras que las primeras demuestran una cada vez mayor aceptación del mundo del comic, videojuegos, etc., e implican un mayor espacio para llevar a cabo más actividades, como contrapunto, hay un alejamiento del centro de la urbe, lo que implica pérdida de visitantes. Está pérdida no es de los aficionados, que seguirán yendo otro año, sino de los visitantes casuales, sobre todo de las familias con niños y adolescentes, ya que, al ver estos en el Espacio Joven a la gente jugando a los torneos de cartas en la plaza del lugar, así como a distintos autores dedicando sus obras (como si de una feria del libro se tratase) o los disfraces de los cosplayers, se llamaría la atención en el buen sentido. Esta pérdida de visitantes ya se notó en la quinta edición, y lo ha vuelto a hacer en la sexta, lamentablemente, y da fe de ello alguien que ha estado en las seis ediciones.



Ya narrando como fue el evento en sí, al llegar a la Facultad de Filosofía y Letras de León a las 11:45, se respiraba el buen ambiente de este tipo de ferias, con la gente divirtiéndose en compañía de otros que comparten su misma afición. La planta baja era la más concurrida de todas por, entre otras cosas, ser por la que se entraba. En ella, nada más llegar, ya llamaba la atención la pieza central y más grande del evento: la exposición dedicada a Lego, una agradable novedad con respecto a los anteriores años, con distintas secciones dedicadas a distintas temáticas, como podía ser la de Star Wars, con una gran y variada colección de naves de la Guerra de las Galaxias, o la de Indiana Jones, con varios dioramas representando las aventuras del arqueólogo. A destacar los retratos hechos con piezas de Lego de Homer Simpson y de Iron Man, así como el detallado facehugger de Alien a escala real.



Tras ver esto, me dirigí a la zona donde se ubicaban los distintos artistas que habían acudido a la feria. Como curiosidad, este año se ha unido las zonas de los fanzines y del Artist Alley como una sola, siendo este un gran detalle por parte de la organización, para darle así dignidad a los auto-editores. Así, empecé por charlar con los chicos de Comikreadores mientras me dedicaba Pedro Corcuera el segundo tomo de La Última Barrera, para poco después también repetir la jugada con los de Andergraün.


A continuación llegué hasta el puesto de Anheron, donde la saga de fantasía literaria homónima era dedicada por su autor, Jorge Diez Miguélez, manteniendo con aquel una más que entretenida charla entre que él me firmaba su obra.


Luego me aproximé hasta la mesa compartida por El Posabirras del Mal y The Rocketman Project, aprovechando a conseguir fanzines de cada grupo de tebeos, así como las pertinentes dedicatorias, en particular del segundo grupo, del que no sabía nada hasta la fecha.



En el Artist Alley, por última vez en aquella mañana (llegue algo tarde a evento, la verdad), me topé con el puesto de Marina Rubio, otra artista a la que desconocía, hablando con ella un ratito sobre Steven Universe tras reparar en sus fantásticas postales, entre que me empezaba un encarguito que próximamente verá la luz en este blog.


Antes de que el evento hiciera un intermedio a las 14:00 para que asistentes, vendedores e invitados acudieran a comer, pude disponer de unos veinte minutos para explorar los pisos superiores de la Universidad y ver qué actividades se llevaban allí a cabo, momento que además aproveché para felicitar a Diego, uno de los organizadores del Level Up León, por seguir realizando año tras año tan buena labor de organización. Hecho esto, y ya en el primer piso, me encontré numerosas partidas de rol que estaban aconteciendo en medio de un ambiente muy animado, así como otras cuyas mesas se estaban preparando para más tarde, como la de Star Wars Armada.



La segunda planta estaba principalmente dedicada a los videojuegos, con los asistentes enfrascados en distintos torneos o en partidas amistosas con el resto de los aficionados. A destacar también la jovial exposición fotográfica de Trooperthestorm, donde una figura estilizada de soldado imperial de Star Wars iba acompañada por otra de Lego de otro soldado del Imperio Galáctico, dando la simpática impresión de que eran padre e hijo.



Como hasta las 16:30 no volvía a abrir el festival, además de comer, también aproveché para hacer un poco de turismo y ver construcciones tan espectaculares como la muralla de León o el edificio de Caja España.



Ya de vuelta en el Level Up, y tras recoger el encargo de Marina Rubio, me pasé a saludar a Marisa Martínez, artista que también tenía un puesto en el Artist Alley y que además hizo demostraciones y tutoriales de Wacom en directo para todo el que quisiera verlas. Y como la hora ya apremiaba para regresar al hogar, me dispuse a irme del recinto, con bastante pena de no poderle pedir a esta dibujante un encargo a ella también, y más después de ver por Facebook la genial Imperator Furiosa que le dedicó a algún afortunado fan. 



Ya a punto de irme hasta otro año, tuve la suerte de encontrarme por la calle con el afamado dibujante Alfonso Azpiri, el cual tuvo la gentileza de posar frente a la Facultad de Filosofía y Letras para ayudarme a ilustrar este artículo. ¡Gracias de nuevo!


Y ese fue mi paso por la cita leonesa de 2015. ¿Mis sensaciones? Como siempre, que el público se lo ha pasado muy bien. Quizás para los aficionados a los comics, como un servidor, ha sido un poco más floja en lo que respecta al número de artistas del noveno arte, aunque ha seguido siendo más que productiva. Igualmente, el evento ha entretenido a los fans de todo tipo, una de las máximas del Pacto de Janas, ya sea con tebeos, rol, videojuegos, softcombat… La única recomendación que podría hacer a la organización es la ya sugerida unas líneas más arriba, es decir, tratar de volver al Espacio Joven, o incluso a otro espacio más céntrico, para atraer a mayor número de gente. Pero por lo demás, la organización ha demostrado ser capaz de crear un gran evento otro año más y estar a la altura de las circunstancias en lo que respecta a atraer a todo tipo de público.


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 22 de julio de 2015

5 Elementos , de Jesulink - Tomo 8

En la reseña de hoy toca hablar sobre el octavo tomo de 5 Elementos, obra de Jesulink (http://jesulink.com/). En caso de que no hayáis leído alguno o algunos de los tomos anteriores, id a los enlaces que llevan a sus reseñas, para no desvelaros datos importantes de la trama:









Kaji, Lluvia, Sôkar, Zap y Matarratas, tras enfrentarse y vencer a los homúnculos del Doctor Bombastus, descubrieron en las ruinas subterráneas de la ciudad de Heliópolis un retrato de los Cinco Elementos, con un irreconocible Ken Válbrandur por los daños de la pintura. Tras esto y ya vueltos a pueblo Beluga, los jóvenes elementales pasarán a contar con la ayuda de Dino, el cual quiere auxiliarles con el misterio que rodea a los 5 Elementos. Para desentrañar este, el pueblo Coral sería el siguiente paso en su investigación, ya que allí puede hallarse a  Angelo, el pintor del cuadro. Pero no será tarea fácil, ya que el Ejército Real rodea la población. Pero… ¿a qué se debe esto?

La trama de  5 Elementos vuelve a complicarse. Si ya existía el misterio que da nombre a la trama, así como el virus Ocaso, se añade otro problema para los protagonistas: el Alcaesto de Lluvia. Así, Jesulink crea nuevas amenazas para el grupo protagonista, con otra preocupación que añadir a las anteriores, manteniendo la tensión del lector por varios frentes. Y aún con esto, el autor sigue sabiendo cómo hacer humor y chistes, tanto de los que sacan la sonrisa como la carcajada, habiendo que felicitarle por saber aunar tan bien lo cómico con lo trágico.


Mención especial también requiere el gran abanico de personajes de la saga de 5 Elementos, ya que este no hace sino aumentar. Así, desde el grupo que aparece en la portada del volumen, es decir, el de los antiguos compañeros de equipo de Dino de la Liga de los Elementales (Sota, Barley y Pi) a los soldados que vigilan Coral (en particular el capitán de la guarnición, Briz, aunque también los dos tenientes, Bumba y Cherry), el autor sabe crear personajes bien diferenciados, cada uno con sus particularidades, tanto en lo personal como en lo combativo, sin agotarse su imaginación.

En conclusión, si os han gustado los anteriores tomos de 5 Elementos, no dudéis en leer este también, ya que la intriga y el misterio crecen por momentos. Podéis haceros con esta historieta por los dos medios habituales: de forma gratuita, al leerla como webcomic (http://jesulink.com/comics/5elementos/46/3#visor) o por 6´50€, al adquirirla en formato físico, conteniendo el tomo entre sus 156 páginas extras que no aparecen en la versión gratuita, para premiar así a los compradores.

Por último, la dedicatoria que me hizo Jesulink en el tomo durante el Expomanga 2015 de Madrid. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto    

miércoles, 15 de julio de 2015

Isabellae , de Raule y Gabor – Tomo 3

En la reseña de hoy toca hablar del tercer capítulo de Isabellae, intitulándose este “Hijas de Ériu”, que como en anteriores ocasiones ha sido creado por Raule (https://www.facebook.com/raule.anisaarsis?ref=ts&fref=ts) y Gabor (http://artofgabor1.blogspot.com.es/). En caso de que no hayáis leído el primer o el segundo tomo, dejo a continuación enlaces a las reseñas de cada uno, a fin de no desvelaros importantes datos de la trama:




Milagrosamente, Isabellae, Masshiroi y Jinku pudieron sobrevivir a la traición del capitán de su barco, ya que, a pesar de ser abandonados a su suerte en el mar, fueron salvados por unos pescadores y llevados hasta la costa sur de China. No obstante, la buena suerte no le ha durado a Jinku: uno de los espectros que le mordió en el barco fantasmal lo ha corrompido a él también, buscando más desesperadamente aún Isabellae a su hermana Siuko si cabe, ya que ella, por medio de la hechicería que tan bien conoce, podría salvar al chico.

Y con este tomo finalmente llega el esperado reencuentro entre las hermanas separadas, una reunión muy esperada desde el primer tomo. De esta hay que decir que, a pesar de dejar con ganas de saber más sobre Siuko, tiene un buen desarrollo en lo que descubre Isabellae tras hablar con ella.  Y no es para menos, ya que la saga pasa de ser una trilogía a una obra más larga todavía, ya que habrá un nuevo capítulo que iniciará un nuevo arco argumental, aprovechando la ocasión para dar la enhorabuena a los autores de la obra por ello.


Pero además de la importante conversación entre las dos hermanas, este tomo cuenta con otros buenos puntos. El primero de ellos, la unión al grupo protagonista de Qiang Heng, personaje muy interesante que el lector no sabrá si definir como criminal o caballero. O también el pasado de Kiba, el misterioso guardaespaldas de Siuko, en un más que buen ejercicio de condensación por parte del guionista. También cabe citar la aportación a la saga de Liang Youlan, mujer que acoge a Isabellae y compañía sin pedir nada a cambio, siendo una mujer que desprende una gran bondad, destacando como un modelo positivo frente a la mayor parte de las gentes que se han encontrado la espadachina pelirroja y su grupo por el camino.

Respecto al dibujo, Gabor sigue en la línea en los anteriores números de la serie, con espectaculares combates y claras coreografías de movimientos, así como una buena documentación sobre la vestimenta, armas, arquitectura y demás de la China de la época de la que trata el tebeo. Gran uso también del colorido, tanto para las escenas crepusculares, como las nocturnas, ya sean a la luz de la Luna o a la de la hoguera, así como para reflejar la magia, sabiendo transmitir muy bien los momentos sobrenaturales.


En conclusión, si os gustaron los anteriores capítulos de Isabellae, no dudéis en haceros con este también, ya que con él se cierra una etapa importante para dar inicio a otra que lo es aún más si cabe. Podéis haceros con este comic de 48 páginas de Norma Editorial por un total de 14€. A continuación dejo un enlace con las primeras páginas de la obra:  http://www.normaeditorial.com/ficha/012036803/isabellae-3-hijas-de-eriu/

Por último, la dedicatoria que me hizo el amable Gabor en el tomo durante su sesión de firmas en la librería Delirio de Móstoles en  marzo de 2015. ¡Gracias de nuevo!



Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto