miércoles, 18 de abril de 2018

Boys Boys Boys, de Sara Deek

En la reseña de hoy toca hablar de Boys Boys Boys, el sketchbook obra de Sara Deek (https://www.facebook.com/saradeek.art/).


Entre la veintena de tebeos de la 2ª Temporada de El Taller se encontraba Imperfect, un comic de personajes de físico apolíneo y psique atormentada. Pues bien, Sara Deek nos ofrece este tomo como anticipo de futuras historias con la misma fórmula, es decir, homoerotismo entre mancebos conflictivos o atribulados. Y es aquí donde hay que señalar uno de los mejores puntos de este libro de bocetos: sus anotaciones a pie de página tanto en español como en inglés. Estas permiten al lector saber no solo los nombres de los diversos personajes que van apareciendo a lo largo del volumen, sino también datos sobre su trasfondo y relaciones: el bailarín Dante y el soldado Gabriel, el uno de pocos recursos, el otro de la alta sociedad; el descarado Lime; la versión desarrollada de la ya mentada Imperfect… Pero además de adelantar proyectos futuros, la autora también aprovecha para hacer homenajes a diversos animes, tal y como Yuri on Ice o Haikyuu, detalle con el que demuestra una gran adaptabilidad a distintas temáticas.


Respecto al dibujo, Sara Deek llena sus páginas de jóvenes hermosos y sumamente idealizados. Se nota una evolución desde el segundo El Taller fruto de los años de práctica, con unos personajes con posturas menos rígidas y más naturales, así como con rostros más expresivos y perfilados. Pese a que en ocasiones se juega peligrosamente con los límites del estupro, es interesante ver como la ilustradora interpreta al mismo personaje con distintas edades. A esto hay que sumarle lo vistoso de las distintas vestimentas que lucen los mozos de Deek, lo mismo de épocas pasadas que actuales, con unos diseños muy notables en donde a veces se coquetea incluso con el travestismo. Sensualidad, misterio, peligrosidad, desenfado, ternura… estas son algunas de las muchas emociones que transmiten las ilustraciones de la autora, particularmente las ya terminadas, aunque sin quitarle esto mérito a los bocetos, y tanto en tradicional como en digital.



En conclusión, Boys Boys Boys no defraudará a quienes gusten del yaoi y el BL, así como tampoco a la fanaticada de Sara Deek, ya que aquí se pronostican varias obras futuribles suyas. Podéis haceros con este libro de bocetos (de magnífica edición y que para ser perfecto solo necesita corregir algunas erratas) de 48 páginas por un precio de 8€, bien en un evento al que acuda la autora, bien por su tienda online: https://saradeek.tictail.com/product/boys-boys-boys-sketchbook-cute-boy-pack

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Sara Deek durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2018. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 11 de abril de 2018

Borderlands Orígenes, de Mikey Neumann y Agustín Padilla

En la reseña de hoy toca hablar de Borderlands Orígenes, comic que cuenta al guión con Mikey Neumann (https://twitter.com/mikeyface) y al dibujo con Agustín Padilla (https://www.facebook.com/agustin.padilla.92).


Un sargento de la Lanza Carmesí que empieza a dudar de las intenciones de sus superiores. Una Sirena vagabunda. Un fugitivo sobre el que pende una recompensa de un millón de dólares. Un bandolero con principios. Todos ellos están destinados a encontrarse en Pandora y a convertirse en Buscadores de la Cámara. Pero antes tendrán que sobrevivir a los peligros del camino.

Borderlands Orígenes tiene la enorme virtud de ser un tebeo igual de apto para los conocedores del videojuego al que sirve de precuela, como para aquellos lectores que no sepan nada de los Buscadores de la Cámara y Pandora. Así, con Roland asistimos a una historia de conspiraciones, con Lilith a una de misticismo y preocupación por la función en el mundo, con Brick a una búsqueda de redención y con Mordecai… bueno, que cada uno lo juzgue por sí mismo. Y lo mejor de todas estas historietas es que forman un grupo compacto, pues sus cuatro tramas aglutinan mucha acción, un punto de tragedia y una buena dosis de humor gamberro para aderezarlo todo por igual.

Respecto al dibujo, Agustín Padilla ha sido una más que buena elección para ilustrar las primeras andanzas de los protagonistas de Borderlands por Pandora. Este, además de hacerse con los macarras diseños del videojuego, consigue transmitir a través de las viñetas un sabor a western más que notable: los tiroteos, la desolación del desierto, las escenas en barras de bar… La violencia también está muy presente en el apartado gráfico, aunque con el acierto de no reflejar en ningún momento ensañamiento en ella. El color de Esther Sanz es otro gran añadido al tomo, resaltando un servidor especialmente su labor en el capítulo dedicado a Lilith, muy particularmente por los contrastes de las escenas a la luz del sol frente a las que tienen lugar entre las sombras de la cantina.


En conclusión, tanto si sois fans del videojuego como si os gustan las historias de pistoleros con cierto punto gamberro, no dudéis en dar una oportunidad a Borderlands Orígenes. Podéis haceros con este comic de Fandogamia por un precio de 10€, el cual incluye, entre sus 106 páginas, además del tebeo en sí, varios extras, tal y como los primeros diseños de los personajes o la atractiva portada de la presente antología, la cual cuenta con los lápices de Pedro R. M. Andreo y los colores de Xabi Gaztelua.

Por último, la dedicatoria en el tomo que me hicieron a lo largo de un par de eventos los amables Agustín Padilla, Esther Sanz, Pedro R. M. Andreo y Xabi Gaztelua. ¡Gracias de nuevo! 

miércoles, 4 de abril de 2018

Justiciero Nocturno, de Pablo Rodríguez

En la reseña de hoy toca hablar de Justiciero Nocturno, comic obra de Pablo Rodríguez (https://www.facebook.com/pablomarianorh).


Sebastián “Sebas” Quijano, convencido de que el mundo necesita superhéroes que se enfrenten al mal, se enmascara para combatir al crimen bajo el alias de Justiciero Nocturno. Sin embargo, al ser un simple mortal no lo tendrá fácil y puede que no todo el mundo piense como él…

Si bien la editorial Bruguera ya no existe como tal, su sombra es alargada y sigue impregnando obras españolas aquí y allá. Justiciero Nocturno es una de ellas. El humor, los enredos, los disparates, lo castizo… todo ello se fusiona en sus páginas a las mil maravillas. Pero vayamos paso por paso. En primer lugar, hay que señalar la comedia de Rodríguez, la cual podemos ver desde muy distintas vertientes: la parodia de cómics y películas (tal y como con el inefable Rufino o el siniestro casero del protagonista, trasuntos de, respectivamente, Hannibal Lecter y Drácula), guantazos, golpes de efecto, arremeter con lo inesperado y lo esperpéntico, roturas de la cuarta pared por parte del autor desde su mesa de dibujo para hacer aclaraciones… Todo ello provocará no pocas risas y sonrisas entre los lectores que disfrutaron con obras como Mortadelo y Filemón o Zipi y Zape. La estructura es bastante interesante, y no solo por sus paralelismos con El Quijote, tal y como con el punto de partida, el internamiento, el regreso a la acción o los intentos de los amigos de Sebas para hacerlo salir de la locura, sino también por saber innovar a partir de estos cimientos y crear una obra con sabor propio y actual. El hecho de que la obra tenga una trama con principio, nudo y desenlace, en vez de limitarse a ser una sucesión de chistes, también es de agradecer.

Otro gran punto a favor del tebeo está en sus personajes. Para empezar, Sebas, el protagonista, es un antihéroe que representa muy bien lo que pasaría si a día de hoy alguien, con toda la buena intención del mundo, se cubriese con capa y antifaz para defender su ciudad: imposibilidad de alquilar una base de operaciones decente, llevar las de perder en una pelea, ser considerado un peligro público no precisamente cuerdo… Por otra parte tenemos a César, mejor amigo de Sebas, y si bien un poco pícaro, es un buen paradigma de fidelidad; también está Beatriz Lorenzo, prestigiosa abogada de la que no quiero comentar mucho para no adelantar los chistes, pero que consta de uno de los más divertidos trasfondos que haya visto un servidor en una historieta; la Patrulla Friki, ejemplo de cómo el fenómeno fan se puede ir de las manos; y, por supuesto, los villanos, con un interesante aire de misterio que los envuelve hasta el final y que se hacen interesantes por la capacidad de la literatura para influir en la vida real y viceversa. En definitiva, un gran elenco que hará las delicias de los lectores.

Respecto al dibujo, Pablo Rodríguez consigue, al igual que con el guión, retrotraernos hasta los tiempos de Bruguera. Para empezar, están los personajes: caricaturescos, con narices tremendas, enfados hiperbólicos, parodias del mundo tanto superheroico como español… Lo mismo se puede decir de los escenarios y sus elementos (cubos de basura, cortinas, portales automáticos, decoración referencial…), los cuales están bastante elaborados, tanto en lo que a mobiliario como a color se refiere. Sin embargo, lo más importante es señalar que el apartado gráfico en todo momento acompaña al guión en lo que a humor se refiere, al reforzar las viñetas a lo dicho en los bocadillos.  


En conclusión, si os gustan las historias paródicas de superhéroes y pasar un rato divertido leyendo, dadle una oportunidad a Justiciero Nocturno. Podéis haceros con este fanzine de 48 páginas por un precio de 4€, bien en eventos a los que acuda NEUH, bien por la tienda online de este grupo: http://www.neuh.es/catalogo/justiciero-nocturno/

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el simpático Pablo Rodríguez durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2018- ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 28 de marzo de 2018

Doble reseña: Fairytales y Lost in the woods

En la entrada de hoy vuelve a haber doble reseña, con dos creaciones españolas escritas en inglés: Fairytales, el libro para colorear de Laura Trujillo (https://www.facebook.com/laphyrus/) y Lost in the woods, microrrelato de Inkbloodedfreak (https://twitter.com/InkBloodedFreak).


En Fairytales tenemos un tomo pequeño pero muy resultón, en donde su autora presenta un total de nueve personajes de leyendas y cuentos populares. Estos, por una parte, son visualmente muy adorables y en cada caso únicos a su manera gracias a elementos como el vestido (de muy diferente procedencia) o rasgos faciales tales como pecas, lunares y cejas. Por otro lado, lo más característico de este volumen es su destinación, es decir, servir para realizar ejercicios de coloreado, tanto en tradicional como en digital (mediante escaneo) y lo mismo para los más pequeños de la casa que para artistas de cierta trayectoria. Y todo ello añadiendo a cada dibujo ya completamente acabados dos en blanco y negro.


En conclusión, tanto si sois artistas que queráis practicar con el color como si tenéis otras ocupaciones y queréis pasar un rato relajado y entretenido, dadle una oportunidad a Fairytales. Podéis haceros con este tomo autoeditado de 52 páginas por un precio de 6€ en eventos a los que acuda la autora.

Aquí dejo la dedicatoria que me hizo en el volumen Laura Trujillo durante el Heroes Comic de Madrid de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!


En Lost in the woods se asiste al deambular de un perdido caminante por un bosque oscuro que no presagia nada bueno. Para describir este microrrelato de miedo pueden usarse muchos adjetivos: tétrico, pesimista, siniestro… Todos ellos son perfectamente válidos, tanto en lo que a guión como a dibujo se refiere. Así, el apartado gráfico es tremendamente sombrío, con algunas luces entre tanto tenebrismo realmente engañosas, enlazando perfectamente con la historia a la que acompaña, con una foresta que se convierte no ya en un personaje más, sino en un coprotagonista.



En conclusión, si os gustan las historias de terror y andáis con buen ánimo, dadle una oportunidad a Lost in the Woods. Podéis haceros con este fanzine de 16 páginas por un precio de 7€ en eventos a los que vaya el autor, así como leerlo online gracias a la generosidad del mismo: https://twitter.com/InkBloodedFreak/status/939682786742558721.

Por último, aquí dejo la dedicatoria que me hizo en el volumen el simpático Inkbloodedfreak durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2018. ¡Gracias de nuevo!


miércoles, 21 de marzo de 2018

La Hija de la Tormenta, de Víctor Santos y Sergio Córdoba

En la reseña de hoy toca hablar de La Hija de la Tormenta, comic que cuenta al guión con Víctor Santos (https://twitter.com/polarcomic) y al dibujo con Sergio Córdoba (https://www.facebook.com/sergio.cordoba.16547).


El reino de Nisseheim está a punto de caer en las garras de los traicioneros daeva.  En medio de esta debacle, Vördar, rey de Nisseheim y de los nisse, pide ayuda a un viejo amigo: el humano Jurgen Ulf. El último deseo del monarca será que Fylgin, su nieta y única heredera, sea puesta a salvo allende de la frontera por Ulf. Pero esta misión no será fácil, pues los daeva y su siniestra líder, la Reina Mantícora, tratarán de impedir su éxito a toda costa.

Víctor Santos vuelve a  la carga con la saga de Los Reyes Elfos (reseña aquí) y en esta ocasión lo hace colocando de personaje principal a un viejo secundario como es Jurgen Ulf. Este cumple bastante bien como protagonista, tanto en su papel de guerrero como en el de maestro de Fylgin. De esta niña se puede decir a ciencia cierta que no es una simple damisela en apuros, y pese a su corta edad, tiene redaños, pasa por cierta evolución y aprendizaje (tal y como cuando ella y Ulf ven impotentes una incursión mercenaria) e incluso sirve como un excelente símbolo del libre albedrío. Los villanos cumplen en mucho con su papel de enemigos de la pareja protagonista, tanto al ser primero un auténtico mazazo que pone patas arriba el mundo de Fylgin, como por sus más sutiles intentos a posteriori para acabar con la línea sucesoria que representa. El hecho de que los daeva sean refugiados acogidos con los brazos abiertos por los nisse primero y después los destructores de sus bienhechores no solo deja un importante mal sabor de boca de cara a Vördar y su pueblo, sino que presenta ciertas analogías con la Historia bastante realistas. Ya fuera de los personajes, se puede decir que la historieta no se llega a hacer aburrida en ningún momento y encaja perfectamente con el resto de la saga de Los Reyes Elfos, hasta el punto de que bien podría iniciarse un nuevo arco argumental con este tebeo. Lo único que se me ocurre criticar del presente volumen es que se hace corto y deja con muchas ganas de ver interactuar más a Jurgen y a Fylgin.

Respecto al dibujo, Sergio Córdoba aporta un estilo sobrio que lo mismo puede ilustrar escenas tranquilas y estáticas que otras llenas de movimiento y tremendamente crudas. O dicho de otra forma, con él se obtienen lo mismo diálogos más o menos emotivos que unas buenas y salvajes coreografías en lo que a luchas se refiere. Jurgen Ulf es reconocible en todo momento, haciendo el ilustrador un buen trabajo de continuidad que agradecerán quienes sigan la andadura del personaje desde La Saga de Ehren Heldentodson. Pero Córdoba no se limita a esto, sino que pone su grano de arena dentro de Los Reyes Elfos al dar forma a personajes nuevos, tal y como la misteriosa Reina Mantícora, la letal Div Kaiumur, al postrado Vördar o a la pequeña Fylgin, dueña de unos ojos que dicen mucho de cuanto está viviendo en cada viñeta. Los fondos, pese a ser un tanto austeros, sitúan rápidamente al lector dentro del espacio narrativo, ya tenga lugar este en palacios, tabernas o montes, con una excelente estrategia de coloreado que hace saber de inmediato si asistimos en cada página a la travesía de Ulf y Fylgin o las maquinaciones de daevas o mantícoras con, respectivamente, grises o rojos.    


En conclusión, tanto si sois forofos de Los Reyes Elfos como si es la primera vez que os aproximáis a la saga y os gustan las historias de fantasía, dadle una oportunidad a La Hija de la Tormenta. Podéis haceros con esta obra de 56 páginas de Aleta Ediciones por 7’95€, incluyendo la misma, además de la historieta en sí, algunos extras en torno a su proceso de creación. Dejo aquí un enlace a sus primeras páginas: http://aletaediciones.es/815-la-hija-de-la-tormenta.html

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el amable Sergio Córdoba durante las últimas Jornadas Comiqueras del Fnac Callao, en 2017. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 14 de marzo de 2018

Doble reseña: Masks y Dungeonland

En la reseña de hoy, tanto por variar un poco como para adelantar contenidos atrasados, toca doble reseña de dos libros de ilustraciones: Masks, de Paula “Agui-Chart” González (https://twitter.com/Agui_chART), por un lado y Dungeonland, de Jae Tanaka (http://jaetanaka.tumblr.com/), por otro.


En Masks Paula González aprovechó su participación en el reto Inktober para hacer una serie de figuras ataviadas y enmascaradas con motivos mitológicos. Y es precisamente este el primer elemento interesante del volumen, es decir, el interesante desfile de deidades y criaturas de ensueño que aparecen en sus páginas, unas más conocidas como Anubis, el unicornio o la Gorgona, y otras más esquivas para el común de los mortales, tal y como el kirin o Ammyt. Respecto al dibujo, González tiene gran habilidad para que sus personajes, unas veces más dulces, otras veces más amenazantes, tengan un buen grado de elegancia, ya no solo por vestidos, joyas o complementos, sino por el saber estar, la pose y la actitud, con cierta predilección hacia los tonos rojizos y aturquesados en lo que a coloreado se refiere.



En conclusión, si queréis una obra bonita y desenfadada, dadle una oportunidad a Masks. Podéis haceros con ella en eventos comiqueros a los que asista su autora o por su tienda online por 4€, incluyendo la misma un total de 20 ilustraciones (esa sería mi única pega del presente volumen, el no haber tenido las treinta y una del reto, pero tampoco es algo inexcusable). Y por último, aquí dejo la dedicatoria que me hizo Paula González en el tomo durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2018. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!


En Dungeonland, por otro lado, Jae Tanaka nos ofrece un bestiario de dieciocho enemigos que cualquier aventurero se podría encontrar en las mazmorras de un juego de rol o una historia de fantasía. Se observan en su páginas criaturas clásicas del género como el trasgo y el trol, así como otras completamente originales y cuya naturaleza lo mismo es insectoide que cnidaria o directamente ignota, lo cual señala en el autor un buen conocimiento del género en que se mueve y una fértil imaginación al mismo tiempo. Respecto al dibujo, Tanaka sabe imprimir en sus criaturas rasgos de ferocidad y locura, pero sobre todo de peligrosidad: bestias hercúleas, entidades perversas, acechadores inquietantes…



En conclusión, si queréis un tomo lleno de monstruos temibles y capaces de poner en más de un apuro al héroe más pintado, dadle una oportunidad a Dungeonland o, en caso de que ya os sea imposible haceros con esta obra de reducida tirada (de 20 páginas, a 3€), a los otros productos de Jae Tanaka por medio de su tienda online. Por último, la dedicatoria que me hizo este amable dibujante durante el Heroes Comic Con de Madrid de 2017, no pudiendo resistirme a pedirle a su mercenario cyborg de Galactic Scum. ¡Gracias de nuevo! 

miércoles, 7 de marzo de 2018

Los ojos de cristal, de Carmen Hergueta

En la reseña de hoy toca hablar de Los ojos de cristal, primera novela de la saga La Magia de dos Mundos, la obra de Carmen Hergueta (https://www.carmenhergueta.com/).


Alise es una joven de dieciocho años que trabaja como limpiadora en un centro comercial. Pero su monótona vida dará un vuelco al descubrir los motivos tras la muerte Mariel, su madre: aquella fue una heroína que dio su vida por salvar Cirvas, el mundo mágico del que procedía. Y ella ha heredado sus poderes, los cuales habrá de usar para defenderse de las gentes de Ossins, seres oscuros muy interesados en ella y su herencia.

Esta novela de fantasía tiene varios puntos de interés. Para empezar, el realismo de su protagonista. Así, cuando Alise descubre toda la verdad sobre su madre, en un principio se cree que le están tomando el pelo y tardará bastante en asimilar todo como cierto. El hecho de que ella sea, además de protagonista, también la narradora del libro, ayuda mucho a saber lo que siente en cada momento, lo cual puede oscilar desde tristeza a rabia o de entusiasmo a confusión. Su relación con la magia está también muy bien llevada, de tal manera que, durante buena parte de la novela, acaba peligrosamente extenuada con solo hacer los hechizos más elementales. Tampoco puede quedar sin mencionar de Alise su evolución a lo largo de la obra, cada vez más decidida y con más iniciativa. De criticar algo en este punto, sería la alianza de la protagonista con Zarok, no tanto por la manera en que evoluciona la misma, sino por la manera de comenzar, por la confianza inicial a un completo desconocido.

El espacio de la acción enlaza a Cirvas, mundo de la luz, con Ossins, mundo de la oscuridad, con la Tierra como puente entre ambos. A un servidor le ha gustado bastante que los habitantes del segundo lugar no sean todos malvados porqué sí, sino que en unos casos hayan sucumbido a la oscuridad y otras la hayan resistido. Pese a que al empezar el capítulo trece hay cierta sobreexposición del mundo de Ossins, esto queda compensado en los siguientes capítulos al hablar Hergueta con más fluidez de la sociedad de Cirvas, y también con el retorno a Ossins. La fauna, la geopolítica, las reglas del teletransporte y la magia de ambos lugares (con ese contraste de agua y luz frente a fuego y oscuridad), todo ello supone un buen trabajo cosmogónico. De los personajes secundarios, los más destacables son tres: Alison, por dotar indirectamente de trasfondo e incluso personalidad a Alise por ser su amiga de la infancia; Mariel, heroína a la que se contempla a través de los cariñosos y nostálgicos recuerdos de su hija y desde la admiración de las gentes de Cirvas; y finalmente Zarok, misterioso guerrero de Ossins que necesita a Alise para un propósito oculto en un principio y que desencadena la acción de la novela.

Respecto al estilo de Carmen Hergueta, se puede decir que es bastante capaz de dar una buena ambientación a las distintas escenas de la novela, sean estas tristonas, relajadas, animadas, introspectivas… En este sentido, solo puedo señalar negativamente dos cosas: un paso demasiado brusco del capítulo noveno al décimo y en ocasiones reincidir en lo ya señalado en la narración por medio de la boca de los personajes, lo cual es un tanto fastidioso. Sin embargo, las escenas de lucha son bastante dinámicas y están bien descritas, al igual que los escenarios y las criaturas que los pueblan. El uso del misterio tampoco está mal llevado, jugándose bastante bien con él en combinación con la aventura y la incertidumbre.

En conclusión, Los ojos de cristal es una novela de fantasía correcta, bastante agradable, con una buena protagonista y un final sorprendente a varios niveles, dando lugar todo ello a un buen principio de saga. Podéis haceros con este libro de 309 páginas por un precio de 12€ en tiendas físicas, Amazon o directamente a través de la autora, tal y como se recoge en el siguiente enlace: https://www.carmenhergueta.com/comprar-paseando.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Carmen Hergueta durante el Heroes Comic Con de Madrid de 2017. ¡Gracias de nuevo!