miércoles, 20 de julio de 2016

El momento de Aurora West, de Paul Pope y David Rubín

En la reseña de hoy toca hablar sobre El momento de Aurora West, tebeo que cuenta al guión con Paul Pope y JT Petty (https://www.facebook.com/Paul-Pope-36801389960 y https://www.facebook.com/pages/J-T-Petty/130479000324074) y en el dibujo a David Rubín (https://www.facebook.com/daredeivid).


Aurora West es la hija de Haggard West, el héroe que defiende la ciudad de Arcópolis de los monstruos que pululan por ella para secuestrar a los niños. Al considerar ya a Aurora como una guerrera capaz tras haberla sometida a un duro entrenamiento, Haggard decide que ya es hora de sacarla a patrullar a su vera. La joven se empezará a adaptar rápidamente a su ocupación como heroína, empezando a indagar esta sobre las circunstancias de la muerte sin resolver de su madre, Rosetta West, a manos de un monstruo desconocido.

Este comic surge a modo de precuela de Battling Boy, obra también de Paul Pope (reseña próximamente) y que sirve al lector para indagar en el pasado de Aurora y Haggard West, así como ahondar en sus personalidades. De hecho, y afirmó esto desde mi experiencia personal, es interesante leer antes la precuela que la obra original, ya que al dúo de padre e hija se le coge mucho más cariño de esta manera, con lo que seguir sus pasos en Battling Boy se hace algo mucho más intenso y emocional.

Volviendo a El momento de Aurora West, es una lectura perfecta para los neófitos en el mundo del tebeo, especialmente para los más jóvenes. Son varios los motivos para decir esto. En primer lugar, no hay que haberse leído otras historietas para comprender la lectura. En segundo lugar, por la trama en sí, que tiene prácticamente de todo: una heroína primeriza con la que es fácil identificarse, una misteriosa muerte que trata de ser resuelta, emocionantes combates contra todo tipo de monstruos… Y todo ello contando de forma muy amena, sabiendo los guionistas cuando es el momento perfecto para introducir el recurso de la analepsis o flashback, descubriendo al lector datos que permiten profundizar en el pasado de los personajes y sus razones de ser.


Al hablar de los personajes hay que empezar por Aurora, ya que los autores hacen de ella una heroína muy interesante: dada su condición de novata, está lejos de ser perfecta, cometiendo errores y tropiezos de principiante… pero se levanta de nuevo, ya que posee una poderosa voluntad, ya sea para proteger a sus conciudadanos o desvelar el misterio tras la muerte de su madre. Y todo ello teniendo que conjugar su vida de justiciera con la de adolescente con estudios, con todas las complicaciones que ello conlleva. El mentor de la protagonista y su modelo a seguir no es otro que su progenitor, Haggard: trasunto de Batman (tiene hasta un “Westmovil”), se enfrenta a las fuerzas del mal con su ingenio, aparatos y  puños, no siendo más que un mero mortal preocupado por defender al género humano. Goza tanto de defectos, como puede ser la minusvaloración de la inteligencia del enemigo, como virtudes, como la buena preparación para el combate con el mens sana in corpore sano y su buena labor como padre confiando cada vez más en las aptitudes de su hija. No faltan buenos secundarios como Svetlana Grately, la hercúlea tutora de Aurora, o por supuesto Rose West, investigadora y científica alrededor de la que gira una parte importante de la trama. Los villanos cumplen perfectamente con su papel como amenaza constante para la seguridad de los más pequeños, cada uno con sus toques particulares que aportan una personalidad especial, manteniéndose el halo de misterio sobre la finalidad de los secuestros que ya aparecía en Battling Boy, y que habrá que esperar todavía para ver resuelta.


Respecto al dibujo, David Rubín  sigue con el personal estilo que ya se podía observar en obras como su versión de Solomon Kane, pero en esta ocasión más evolucionado y con una mayor atención a los detalles, respetando en todo momento lo hecho en Battling Boy por Paul Pope, pero sabiendo adaptarlo para hacerlo suyo. Así, los personajes son tremendamente expresivos, transmitiendo lo mismo pesar y desánimo que concentración y alegría. En este sentido Aurora es la que se lleva la palma: Rubín refleja muy bien las dudas y nervios de sus primeros encuentros con los monstruos, no solo con los gestos faciales, sino con incluso el lenguaje corporal al cometer equivocaciones y torpezas; tampoco se puede dejar de mencionar el buen trabajo que hace el ilustrador a la hora de diferenciar a la Aurora niña de la Aurora adolescente, no solo por el cambio corporal, sino también por las diferencias en lo referente a la forma de moverse y gesticular. Los monstruos, por su parte, tienen unos diseños espeluznantes y dignos de aparecer en pesadillas, abarcando un amplio espectro que va desde lo repugnante a lo simplemente aterrador, sobre todo si eres un infante. Como buen tebeo de acción, no podían faltar las peleas, las cuales rebosan espectacularidad, no faltando en ellas destrucción y/o uso del escenario por parte de los combatientes. En este aspecto, el único defecto que se puede sacar a la obra es que quizás la coreografía de las páginas 79-81 tiene algún detalle que no queda del todo claro, pero salvo por ese caso tan notorio, el resto de duelos se entienden perfectamente.


En conclusión, si queréis un tebeo protagonizado por una heroína bien construida y repleto de acción con una buena dosis de misterio, dadle una oportunidad a El momento de Aurora West. Podéis haceros con este tebeo de la editorial Debolsillo por un precio de 8´95€, incluyendo entre sus 156 páginas, además de la historieta en sí, unos pocos extras con los bocetos previos de David Rubín.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo David Rubín durante las Jornadas Comiqueras del Fnac Callao de Madrid de 2015. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 13 de julio de 2016

The Rocketman Project

En la reseña de hoy toca hablar de The Rocketman Project, fanzine obra de varios autores (http://rocketman-project.es/).


The Rocketman Project es una publicación cuyo primer número surgió allá por el año 2013, habiendo salido hasta la fecha un total de 5 tomos. Cada uno de los números de este fanzine tiene una temática distinta: “Inventos” el primero, “Viajes” el segundo, “Sueños” el tercero, “El Mar” el cuarto y “El Bosque” el quinto y último hasta la fecha, aunque esto no impide que todos los volúmenes tengan un elemento en común: el tebeo de The Rocketman.

En este comic de Marco A. Fanjul (https://www.facebook.com/mfanjul), Eugene es un rocketman, un mensajero cuya principal herramienta de trabajo es un cohete propulsor que da nombre a su profesión. Por accidente, un mecánico le instala una pieza equivocada en su aparato de vuelo, lo que hará que Eugene acabe perdido mientras viaja de una dimensión a otra. El tebeo es bastante entretenido al combinar dos elementos distintos entre sí: la sorpresa y la diversión. Así, Eugene tiene que aventurarse en todo tipo de dimensiones alternativas, lo mismo teniendo que verse inmerso en un mundo donde todavía hay dinosaurios o donde hay una guerra entre sátiros y hombres-cerdo, todo ello con bastante humor de por medio. Respecto al dibujo, es muy simpático e imaginativo, con personajes muy expresivos, notándose entre el segundo y tercer número de la serie una importante evolución a mejor.


Salvo por The Rocketman, los distintos tomos del fanzine homónimo solo tienen en común el tipo de contenidos: tebeos y relatos. De los primeros y que no sea autoconclusivo estaría Toxic Kid, de Rafael del Castillo y Mauricio Troncoso, con el original protagonista que siempre ha estado enfermo y que solo empieza a sanar cuando empieza a consumir sustancias perjudiciales para el resto de seres humanos. Otra sería La Marca del Alquimista, de Nacho Felechosa y Marta Velasco, siendo esta una historieta que, sin poder decir demasiado de ella para no arruinarla, mezcla muy bien las conspiraciones y la alquimia con unas ilustraciones tan tenebrosas como brutales. A estas se le suman otras historia cortas y de un solo capítulo, habiendo gustado a un servidor en particular las del cuarto número, el dedicado al Mar, y más concretamente la escalofriante revisión de uno de los cuentos de Hans Christian Andersen en Espinas, de Irene Calleja.

Respecto a los relatos cortos, suelen ser bastante amenos y entretenidos, habiéndolos de numerosos géneros y estilos, de tal forma que todo el mundo puede encontrar uno de su gusto, contando además estos trabajos literarios con algunas estampas que los ilustran. Uno de ellos es El método Manchón, de Rafael Borge, un interesante relato de ciencia ficción que cuenta un novedoso medio para transmitir la inteligencia de una persona a otra. Otro es La suerte, de Paloma Hidalgo, curioso microrrelato sobre la fortuna de divertido desenlace. Tampoco su puede dejar sin mencionar el siniestro Explorador onírico, de Pablo Sanz Martín, en donde el autor expone de forma bastante contundente los peligros de hallar civilizaciones extraterrestres.


En conclusión, si queréis un fanzine entretenido y que os haga pasar un buen rato, dadle una oportunidad a The Rocketman Project. Podéis haceros con cada uno de sus de momento cinco números de variable número de páginas por un precio de 3,50€ el tomo, incluyendo a modo de extra cada número un divertido test en base a la temática del número. Aquí dejo un enlace al primer volumen de la publicación, ya colgado por los generosos autores para todo aquel que quiera disfrutarlo: http://rocketman-project.es/wp-content/uploads/2016/05/trmp1-online-1.pdf

Por último, la dedicatoria que me hizo en el cuarto tomo Marco A. Fanjul durante el Level Up León 2015. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 6 de julio de 2016

Furious, de Bryan J. L. Glass y Víctor Santos

En la reseña de hoy toca hablar sobre Furious, tebeo con el guión de Bryan J. L. Glass (https://twitter.com/bjlg) y el dibujo de Víctor Santos (http://victorsantoscomics.blogspot.com.es/).


Cadence Lark era un juguete roto de la industria cinematográfica hasta que un día todo cambio y se convirtió en la primera superheroína de la Historia. Lark quiere dejar atrás su turbulento pasado a través de la redención como la justiciera autodenominada La Señal, salvando a la gente de bien de los criminales. Pero su nueva identidad secreta no será fácil de llevar: los problemas del pasado no se pueden dejar fácilmente atrás.

Fuious llama rápidamente la atención sobre un asunto muy actual: los medios de comunicación y el poder de estos para hacernos percibir la realidad de una forma u otra. La protagonista es quien mejor refleja todo esto, cuando las cámaras de la televisión la graban en sus peores momentos: ya sea como actriz juvenil errando con sus escándalos o como superheroína al extralimitarse en una paliza a unos criminales, hasta el punto que, pese a los esfuerzos de Lark por ser conocida como La Señal, el mundo se referirá a ella como Furious por su agresividad. La polarización de la imagen pública de la justiciera también resulta muy interesante por cómo la gente reacciona a sus acciones: mientras que para unos es una salvación caída del cielo, para otros es una peligrosa amenaza que no se considera por debajo de ninguna autoridad. También juega Glass muy bien con el hecho de ser Lark la primera persona del mundo con superpoderes, con detalles como que la policía no sabe que procedimiento seguir con ella o que los más jóvenes están entusiasmados con sus apariciones.


Mención especial merece la evolución global de Cadence Clark, desde su carrera de actriz que pasa de niña buena a joven malcriada (con la genial expresión “suicidio a cámara lenta”)hasta acabar siendo una heroína comprometida, con sus luces y sombras en ambos casos, especialmente en lo referente a la furia que le valdrá su apodo por parte del público y que da título al comic en sí, pese a que la protagonista hace todo lo posible para enmendar su pasado. Pero no es ni de lejos el único personaje que llama la atención por su construcción. Los criminales que Furious va a ir combatiendo a lo largo de las páginas de la obra poseen casi siempre un siniestro realismo, hasta el punto de que muchos de ellos no desentonarían en las noticias de los telediarios. Y sin desvelar datos importantes de la trama, hay que hacer hincapié en Perfidia, la otra cara de la moneda de Cadence: si la segunda usa la violencia para sembrar justicia, la primera la utiliza por puro sadismo y malicia. Tampoco se pueden dejar sin mencionar al resto del mundo y su percepción de Furious, como ya se comentó antes, chocando la percepción de ella de una a otra persona.

Respecto al dibujo, Víctor Santos sigue con su característico estilo ya visto en Los Reyes Elfos y Aventuras en el Mundo Jung, pero actualizado y perfeccionado. El diseño de Furious en sencillo y elegante, así como funcional si se tienen en cuenta detalles como los guantes o el teléfono cerca del hombro. Las escenas de acción también están muy logradas, no solo por la coreografía de los combates, tal y como con la lucha contra Bales, sino por el uso que se hace de la sangre, logrando Santos impresionar con la violencia de los golpes y las marcas que estos dejan. La expresividad sigue siendo uno de los puntos fuertes del autor, de tal manera que podemos ver a los personajes presos de la más incontenible furia o en momentos muy vulnerables, y no solo en las batallas, sino también en el día a día.


En conclusión, si estáis buscando una historieta de superhéroes distinta, refrescante y con una protagonista poco usual, sin dejar por ello de ser muy entretenida, emocionante e incluso esperanzadora, dadle una oportunidad a Furious. Podéis haceros con este tebeo de Aleta Ediciones por un precio de 14,95€, incluyendo entre sus 144 páginas, además de la historia en sí, algunos extras sobre el proceso de creación de la misma. A continuación dejaré un enlace a la web de Aleta, donde se pueden ver las primeras páginas del tebeo: http://aletaediciones.es/693-furious-estrella-caida-9788416074549.html

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el simpático Víctor Santos durante el Expocómic de Madrid de 2015. ¡Gracias de nuevo!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 29 de junio de 2016

Fanart Sketchbook, de Pedro Delgado

En la reseña de hoy toca hablar sobre el segundo libro de bocetos de Pedro “Kid Kaos” Delgado (https://www.facebook.com/MR.DEIGADO), Fanart Sketchbook – Volume 2.


Si en el primer tomo el artista se dedicaba a homenajear a personajes de videojuegos, tebeos y series de televisión, en este segundo número Delgado se centra en exclusiva en el mundo del cine. Así, este ofrece tributo a los héroes y villanos de, sobre todo, películas clásicas: Aliens, Cazafantasmas, Depredador, GremlinsRegreso al futuro, Star Wars… No obstante, tampoco deja de lado películas más recientes, como pueden ser Distrito 9, Guardianes de la Galaxia o Mad Max: Furia en la carretera, haciendo con estas elecciones, junto a las ya mencionadas de películas de la década de los ochenta, una selección bastante ecléctica.



Respecto al dibujo, Pedro Delgado tiene un estilo cartoon que entra rápidamente por los ojos y que sería ideal para hacer series de animación. Los personajes homenajeados en el volumen representan todo tipo de seres: humanos, extraterrestres, dinosaurios, criaturas sobrenaturales… Y el dibujante sabe representar a las mil maravillas a cada uno de ellos, aportando además su particular toque a cada uno de ellos, haciéndolos tremendamente expresivos. Así, se puede ver la ferocidad del Tiranosaurio de Jurassic Park, la malignidad del Emperador Palpatine, la determinación de Ellen Ripley…



En conclusión, si queréis ver clásicos cinematográficos desde una perspectiva totalmente distinto a la habitual, dadle una oportunidad al sketchbook de Pedro Delgado. Podéis haceros con esta obra de 36 páginas por un precio de 10€ si coincidís con su autor en algún evento comiquero, tal y como el que se va a celebrar este sábado 2 de julio en la tienda El Mono Araña de Madrid (https://www.facebook.com/events/806625746141455/). A modo de curiosidad debe decirse que la obra tiene tres portadas alternativas, para que cada uno escoja la que más le guste: una con el Tiranosaurio ya mencionado, otra con Darth Maul y la última con Imperator Furiosa, que es la que escogió un servidor. 

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Pedro Delgado durante el Expomanga 2016 de Madrid. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

lunes, 27 de junio de 2016

Revista Inari 18

Aunque con un poco de retraso, aquí os dejo el enlace al número décimo octavo de la Revista Inari, contando este con la temática de Robots y Mechas, con participación de un servidor reseñando Gear School




miércoles, 22 de junio de 2016

Anheron, de Jorge Diez Miguélez – Tomo 2

En la reseña de hoy toca hablar de “La Ruptura del Equilibrio”, segundo volumen de Anheron, la saga de novelas de Jorge Diez Miguélez (https://www.facebook.com/anheron). En caso de que no hayáis leído la primera parte, id al enlace en el que reseñó la misma, a fin de no desvelaros datos importantes de la trama: http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2015/08/anheron-de-jorge-diez-miguelez-tomo-1.html


Tras liberar a los prisioneros esclavizados para levantar el Templo de la Noche, Zarec y sus compañeros de viaje deben volver al Norte, puesto que el padre del joven ya ha sido rescatado. Entre tanto, la invasión del continente de Klum por las tropas de Lord Kharon-Rha prosigue, teniendo Ralán que hacer ver a los gobernantes humanos que la amenaza no solamente es muy real, sino que es enorme. Ambas misiones no serán fáciles.

Retomando la acción justo donde acababa el primer volumen de la saga, Jorge Diez Miguélez sigue narrando con su buen hacer las vivencias de sus personajes en un escenario donde la guerra se está generalizando más y más a lo largo de Klum. La acción se va a ver desde tres perspectivas distintas: la del grupo de Zarec, la de Ralán y la de Lord Kharon-Rha. Respecto a la primera, el grupo protagónico se queda la primera mitad de la novela fuera de los acontecimientos bélicos dada la ruta que coge para volver al reino de Anheron, por lo que son las otras dos las que más atención dan a la guerra, con Ralán observando como los humanos van pasando del escepticismo a la concienciación de que van a tener que defender su territorio del Ejército Oscuro y con Rha dando a conocer el propósito de la construcción del Templo de la Noche, baluarte muy alejado de los otros teatros de operaciones del conflicto del anterior libro. Si con Zarec y compañía el creador aprovecha para hablar de la naturaleza de Anheron, Ralán le permite adentrarse en su compleja sociedad humana y sus políticas, mientras Rha le permite zambullirse en lo mágico y religioso. De esta forma, no solo se ve la trama desde tres puntos de vista distintos, sino que se ahonda en el mundo de fantasía de la obra.

Volviendo otra vez a los personajes, como ya se dijera en la anterior reseña, destacan por su buena realización y evolución en el caso de los hasta ahora vistos: Ruar con su mal humor por deberle la vida a Lebart, chocando su sentido del honor con su animadversión hacia el anciano, Trevalin y su desasosiego al notarse cada vez más anciano, con la dificultad que ello implica para seguirle el ritmo a los más jóvenes, Zarec y Myrka con la pérdida de la complicidad que tenían desde niños… Otros nuevos también son interesantes, destacando entre estos últimos el Rey Ghodric, por intentar hacer lo mejor posible por sus súbditos durante la guerra mientras se ve atado de manos en buena medida por los notables del reino al no tener toda la libertad de movimiento que le gustaría. En este punto difiere la saga de Anheron de otras del género fantástico: la animosidad que hay entre las regiones humanas que conforman las fuerzas del bien, ya sea por disputas históricas o por egoísmo al buscar antes el bien propio que el de toda la nación. Todo esto hace que el mundo de la obra sea más interesante, complejo e incluso realista. Respecto a los antagonistas, estos deparan al lector una sorpresa casi imposible de prever, aunque hay que decir que a Kharon-Rha le falta el carisma que ya se viera en el primer tomo en su subordinado Ragnar, aunque es de esperar que en los siguientes tomos esta carencia se supla.

Mención especial merecen los combates de esta entrega. Si en “Sentimientos de cuero y acero” predominaban las escaramuzas salvo por la batalla final en el Templo de la Noche, en este libro es justo al contrario, pues apenas hay escaramuzas y casi todo son las grandes batallas dentro del marco de la invasión de Rha. Si bien se echa en falta en cierto sentido cierta intensidad de las peleas del primer volumen, por ser aquellas más cercanas e intimas, esto no significa que las de “La Ruptura del Equilibrio” sean peores, pero sacrifican detalle en pos de dar una visión general del campo de batalla y los enfrentamientos que en él se dan. En este aspecto el autor usa muy bien la elipsis, tanto en lo bélico como en lo narrativo, ya sea para ahorrar al lector pormenores innecesarios, como el nudo de un viaje naval sin mayores incidentes en donde solo se relata la partida y la arribada con algún que otro comentario más, o para que no sepa que ha pasado exactamente en ciertos momentos combativos, dejando dudas que más adelante serán resueltas.

En conclusión, si os gustó la primera parte de Anheron, no dudéis en darle una oportunidad a la segunda. Podéis haceros con esta novela de la editorial Círculo Rojo por un precio de 16€, contando el volumen entre sus 520 páginas con el siempre útil mapa del continente de Klum.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el simpático Jorge Diez Míguelez durante el Level Up León de 2015. ¡Gracias de nuevo!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto

miércoles, 15 de junio de 2016

Tamago Duro – Tomos 1 y 2

En la reseña de hoy toca hablar sobre los dos primeros números de Tamago Duro, fanzine obra de varios autores (https://www.facebook.com/tamagoduro).


Este fanzine está compuesto por cuatro historietas de distintos artistas, compartiendo todas ellas un elemento en común: el humor absurdo. Ya el nombre y el logo de la publicación da una idea de esto (literalmente “Huevo Duro”), no faltando tampoco numerosas referencias al mundo del manga y el anime.

El primer comic que se presenta al lector es Living with Sadako Chan, de Studio Natsume (http://fanzinesteelheart.blogspot.com.es/), donde Ryûga Shin encuentra una película erótica, descubriendo que está maldita nada más empezar su visionado: la siniestra Sadako Chan ha entrado a formar parte de su vida, puesto que se ha enamorado del joven. Parodiando la película The Ring con un toque pornográfico muy japonés (no faltan elementos como tentáculos o furry), el autor aprovecha no para hacer una historieta corta, sino varias microhistorietas de unas ocho páginas cada una. Si bien el guión queda muy bien condensado en tan poco espacio, le queda al autor por mejorar las transiciones de unas viñetas a otras, ya que en unas cuantas ocasiones no queda muy claro que es lo que ha pasado en los intervalos. Pese a esto, Living with Sadako resulta interesante por dar a conocer leyendas del folklore nipón, tales como la niña de los baños Hanako o Kuchisake Onna, siendo ambas apariciones tratadas con el particular humor del artista, siendo todo lo hasta ahora dicho también aplicable al apartado gráfico, tanto para lo cómico como lo erótico.    


En Monster Girls On Tour, de Kukuruyo (http://kukuruyo.com/), por su parte, la guerrera K´sara acompaña a la investigadora Europa por el mundo, ya que está se halla estudiando las mutaciones que tan misteriosamente se han multiplicado entre humanoides y monstruos. Inspirándose en el videojuego Monster Hunter, Kukuruyo nos ofrece un comic de desenfadas aventuras, con un gran contraste entre las dos protagonistas, la más tranquila y taimada Europa y la más impulsiva y agresiva K´sara, con cierta tensión sexual no resuelta entre ambas. Lo más notable del tebeo es como ha sabido dar el ilustrador forma antropomórfica a los monstruos de Monster Hunter, convirtiendo a estas criaturas en atractivas mujeres con algunos rasgos bestiales muy concretos que permiten identificar rápidamente al ser del que proceden por parte los seguidores del juego, las haga estilizadas o bajo la forma de chibis.


A continuación está La amnesia de Sefora, de A. C. Puig (https://www.facebook.com/a.cpuig), en donde K.J. debe cuidar de Sefora, una chica que sufre de amnesia desde que sufrió un accidente en las instalaciones de su padre. De todas las historietas de Tamago Duro, esta es quizás la más alocada y sorpresiva, puesto que Sefora, a raíz del misterioso accidente (que en los dos tomos que lleva la publicación aun no se sabe exactamente en qué consistió), ha desarrollado una personalidad de lo más caótica y disparatada, que puede llevar el argumento por los vericuetos más inesperados. Si a esto le añadimos un buen abanico de secundarios perfectamente complementarios a la protagonista, que van desde un gato megalómano al mismísimo Lucifer, puede decirse sin lugar a dudas que los fans de las obras de Puig (Food Attack y Secret Files) obtendrán con las peripecias de Sefora un divertimento de lo más entretenido, con un dibujo en la línea de aquellas, aunque más actualizado.


Por último, en Assassins Panties, de Lestuce (https://www.facebook.com/letucse), el inspector Raymond Vest se encuentra ante un misterioso caso con una serie de mujeres muertas en misteriosas circunstancias y que solo tienen un elemento en común: la marca de su ropa interior. Con un tono que combina lo cómico y lo ecchi, dado el tono de la historia, no deja de ser divertido que el protagonista, pese a ser un profesional que solo quiere hacer justicia con las difuntas, sea tenido por un pervertido por buena parte de sus conciudadanos, solo contando con el apoyo y ayuda de Emily Curly, compañera del Cuerpo. De este comic es del que menos se puede hablar, puesto que debutó en el segundo tomo de Tamago Duro, por lo que de momento solo lleva un capítulo, quedando la acción interrumpida en un momento clave que deja a los lectores con los dientes largos. Respecto al dibujo, es muy atractivo y simpático, con personajes muy expresivos y de un gran dinamismo en sus movimientos.


En conclusión, si queréis haceros con un fanzine diferente y muy alocado, dadle una oportunidad a Tamago Duro. Podéis haceros con los números primero y segundo por un precio de 4€ cada uno, incluyendo cada volumen, además de lo ya mencionado en sus respectivas 84 y 110 páginas, algunas tiras extras.

Por último, las dedicatorias que me hicieron en los tomos los autores del fanzine durante las Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2015 y febrero de 2016. ¡Gracias de nuevo por vuestra simpatía!


Publicado por Santiago Bobillo de Lucas Pinto