miércoles, 19 de abril de 2017

La Ley de Zoul, de María Valentina Grases

En la reseña de hoy toca hablar de La Ley de Zoul, webcomic obra de María Valentina Grases (http://subcultura.es/user/MVpurplespot/).


Los zakhanna son extraterrestres que han llegado a la Tierra con el propósito de buscar y crear zoul, su fuente de energía primordial, contando con la ayuda de los humanos de la Z.H.I.A. para esta labor. En este contexto, y en la estación de Zhiona en 1985, Ryan Cobain vio como su madre le era arrebatada por supuestamente haber realizado experimentos ilegales que combinaban ADN humano y zakhana. Convencido de la inocencia de su progenitora, Ryan se dio a la fuga de aquella estación, a la espera de un momento más propicio para salvarla. Cinco años después, y con un plan en mente, el joven vuelve a la base de operaciones de los alienígenas con un propósito muy claro en mente: rescatar a la mujer que le dio la vida.

Las primeras palabras que se me ocurren para definir La Ley de Zoul son dos: misterio y humor. Misterio por irse conociendo el trasfondo de la historieta con cuentagotas, poco a poco, sabiendo la autora dosificar muy bien la información que rodea la trama y mantener en vilo al lector. Y, en combinación con todo lo anterior, el humor, variando desde el simplemente desenfadado al directamente gamberro, no queda fuera de lugar, sino que encaja sorprendentemente bien.



Que ambos elementos funcionen el uno junto al otro se debe a los personajes del tebeo. Para empezar, Ryan, el protagonista, es al mismo tiempo el personaje más vándalo de la obra y, además, con él que más fácil es identificarse, por sus objetivos vitales. El personaje principal se ve acompañado en las viñetas por unos buenos secundarios que le permiten brillar todavía más: Chita e Ike. El primero, además de permitir al lector saber más cosas sobre los zakhanna, hace de contraste con su porte pretendidamente serio con respecto a Ryan. El segundo, por otra parte, es poseedor de una inocencia que choca mucho con el vandalismo de Cobain y, aunque lo siguiente todavía debe de aclararse, guarda una relación muy importante con este último y su madre.



Respecto al dibujo, María Valentina tiene un estilo de lo más atractivo, a medio camino entre el manga y Disney y que entra rápidamente por los ojos, ya no solamente por los diseños de los escenarios y de los personajes, sino también por su expresividad y dinamismo. Una de las cosas que más llama la atención desde un primer momento es la originalidad de la autora a la hora de plasmar a sus alienígenas, los zakhanna, con ese aspecto de leopardo antropomórfico, y toda lo que les rodea, desde la tecnología “dentada” hasta los geniales y llamativos voogies, bestias mitad perro mitad planta.   


En conclusión, si queréis leer una historia de ciencia ficción original, llena de humor y misterio, y que no tenéis ni idea de a dónde puede llegar, dadle una oportunidad a La Ley de Zoul. Podéis leer gratuitamente esta obra, como buen webcomic, gracias a la generosidad de su creadora, ya sea en Subcultura (http://zoulcomic.subcultura.es/tira/3/) o a través de Tumblr (https://zoulcomic.com/capitulos-espanol/#_=_). Por otra parte, también podéis profundizar en el comic a través del sketchbook de la saga, tomo de 46 páginas lleno de bocetos, ilustraciones finalizadas y tiras cómicas por 7€.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el ya mencionado libro de arte María Valentina durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017. ¡Muchas gracias de nuevo por tu amabilidad!

miércoles, 12 de abril de 2017

Aarthalans Adventures, de Nax y Olaya Valle – Tomo 4

En la reseña de hoy toca hablar del cuarto número de Aarthalans Adventures, tebeo que cuenta con Nax al guión y de Olaya Valle al dibujo (https://www.facebook.com/olayavalleart). En caso de que no hayáis leído los primeros volúmenes, a continuación os dejo un enlace con la reseña que hice sobre ellos: http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2015/06/aarthalans-adventures-de-nax-y-olaya.html


Liz, Carl y Simon, tras su éxito en la Torre del Hechicero, han recibido una nueva misión: recibir en embajada diplomática a un caballero carlino. Lamentablemente, los gerx dan con el guerrero antes que ellos, haciéndose pasar por los aarthalans para aprovecharse de él y vengarse de los canes que frustran sus malvados planes.

Con este tomo Nax demuestra su buen hacer como creador de historias. Desde una perspectiva global, contribuye a hacer de No Lands no solo un universo cada vez más expandido, sino también más  entrelazado, al conectar la región de los aarthalans con la de las Ciudades Libres ya vista en 2 Noobs & 1.000 Gold. Desde una perspectiva más concreta, consigue hacer una historieta que si bien puede ser perfectamente entendida como auto-conclusiva, le permite desarrollar un poco más las personalidades de sus protagonistas. Juega además de forma muy interesante con el arquetipo del caballero andante, tanto desde el punto serio del código caballeresco de defender a los desamparados como desde el punto cómico y quijotesco con todo lo relacionado con Sir Pug, el caballero carlino. No falta, por otra parte, dentro de las páginas de esta entretenida historia, una moraleja muy de agradecer: estudiar los problemas y los conflictos detenidamente antes de tomar partido y enfrentarse a ellos, puesto que las primeras impresiones pueden ser engañosas.

Respecto al dibujo, Olaya Valle sigue demostrando su buen hacer con el entrañable y encantador estilo de los anteriores números, haciendo a los aarthalans tremendamente simpáticos y reflejando muy bien la picardía de los gerxs. Sin embargo, y como ya puede intuirse a través de la portada, uno de sus puntos fuertes es Sir Pug, can de la raza homónima en el que la ilustradora ha sabido reflejar de forma tan expresiva como detallada el perfil físico de este tipo de animales. La labor de Valle se ve además complementada con una más que bonita paleta de colores de Angye Fernández, ayudando al tebeo, tanto a través de sus personajes como escenarios, a ser más mágico si cabe.


En conclusión, si os gustaron los anteriores tomos de Aarthalans Adventures, no dudéis en haceros también con este. Podéis haceros con este comic por un precio de 4€, incluyendo entre sus 40 páginas, además de la historia en sí, extras con trasfondo argumental y un par de tiras cómicas.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la simpática Olaya Valle durante el Expomanga de Madrid de 2016. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 5 de abril de 2017

Adrax Files, de Diana Fernández

En la reseña de hoy toca hablar sobre Adrax Files, el libro de ilustraciones de Diana Fernández (https://twitter.com/adraxmonsters) sobre la serie de novelas Monstruo busca Monstruo.


Hace ya un tiempo hable en este blog sobre la saga más arriba mencionada, Monstruo busca Monstruo, en un artículo dedicado al primero de sus libros (http://caballerodecastilla.blogspot.com.es/2014/07/monstruo-busca-monstruo-de-diana.html). A día de hoy, la obra, pese a aparecer originalmente en formato exclusivamente digital, ha dado el salto al papel tras su éxito entre los lectores. Y lo ha hecho, primero, en forma de libro de ilustraciones, y dentro de poco, en el formato de novela física también.

Este libro artístico puede dividirse en dos secciones principales. La primera está centrada en el  diseño de los personajes y la transformación que fueron sufriendo en la mente y en las páginas de la autora mientras desarrollaba su historia. La segunda se trata de estampas que retratan directamente escenas de la propia novela. No faltan en ambas un sentido del humor gamberro e irónico, con la propia autora refiriéndose a sus propios personajes y a sus peripecias vitales de forma jocosa o burlona, con lo que la lectura del volumen se hace mucho más completa y entretenida.

Respecto a la primera parte, resulta muy interesante ver cómo han ido cambiando los personajes a través de los años por varios motivos. Para empezar, permite ver la evolución de Diana Fernández como dibujante desde 1993 hasta 2016, con un estilo más aniñado en el primer lustro de los noventa y más estilizado en el segundo, notándose influencias de autores como Masami Kurumada o CLAMP, hasta finalmente ya llegar a un estilo propio y consolidado. Por otra parte, ver detalles de las primeras versiones de la obra que se acabaron quedando fuera como la trenza de El Domine o el tupé que Summer, hacen del tomo algo todavía más atrayente.


Respecto a las ilustraciones que muestran escenas de las novelas, también se pueden señalar varias cosas, pero sobre todo, que las reflejan muy bien, poniendo a flor de piel sentimientos como la complicada relación de Summer con Rayo Negro o Yade, la soberbia de El Domine, etc. Lo único negativo a señalar en este apartado sería que Fernández, en un par de escenas en las que aparecen personajes altos con otros más bajos, los primeros quedan en unas poses un poco forzadas, aunque afortunadamente esto solo pasa en un par de ilustraciones. Cabe destacar también el buen resultado obtenido con las escenas eróticas, sabiendo la autora manejarse muy bien con ellas y hacerlas realmente íntimas. Y finalmente, hay que mencionar detalles que engalanan mucho el presente tomo, tal y como el mapa de Adrax, el cual ayuda en mucho a dar forma a esta isla artificial en la mente del lector y darle una idea de su particular geografía.


En conclusión, si sois seguidores de Monstruo busca monstruo, no dudéis en haceros con Adrax Files para poder recrearos la vista. En las 102 páginas de este libro de arte de 18€, además de todo lo ya dicho, podréis encontrar tiras cómicas de su autora, así como homenajes (o fanarts) y colaboraciones de diversos artistas españoles.


Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Diana Fernández durante las Jornadas Comiqueras del Fnac Callao de 2016. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 29 de marzo de 2017

Manticore, de Josep Busquet y Ramón F. Bachs

En la reseña de hoy toca hablar de Manticore, tebeo que cuenta al guión con Josep Busquet (https://twitter.com/josepbusquet) y a los lápices con Ramón Fernández Bachs (https://www.facebook.com/ramon.bachs.5).


Durante un viaje a través de la selva, Horace, Jack y Radu, un grupo de exploradores, topa con una misterioso templo en ruinas. Sobre su altar, se encuentran a una bebé. Horace, que se encariña por la pequeña de forma instantánea, decide adoptarla. La llamará Manticore, por haber sido encontrada la niña sobre un tapiz con el susodicho animal mitológico dibujado en él. Pero aquella, veinte años después, tendrá de sobrenatural mucho más que su nombre…

Suele ser un placer poder ojear tebeos españoles de hace unos años. Y la lectura de las aventuras de Manticore no ha sido una excepción. Gracias a Aleta, y aprovechando el vigésimo aniversario de la saga, he podido leer los cinco números que la conforman. Estos están llenos de aventuras y misterios, no faltando en ellos tampoco humor desenfadado junto a magia y monstruos, logrando así Busquet la creación de una historieta muy entretenida y completa. El primer número es una perfecta introducción de los protagonistas, con una Manticore valiente y decidida a ayudar a los más débiles junto a un Radu II más humorístico y mucho más miedoso ante los peligros, tal y como ilustra perfectamente la portada que podéis ver más arriba. El segundo número ya deja entrever algo del pasado que hay detrás de Manticore, o mejor dicho, de una de las personas tras de él, en medio de una inesperada batalla con un genial sabor a ciencia ficción muy pulp. Y, finalmente, los capítulos tercero, cuarto y quinto abarcan la saga “Rashsushkan”, en donde, mientras los protagonistas y sus amigos ayudan a Kupp, hombre tigre que desea liberar a sus congéneres de la ciudad Nandu Rashsushkan, ya se desvela finalmente todo el pasado que hay detrás de Manticore, combinando el guionista de forma muy interesante elementos de espada y brujería con todo lo que tiene que ver con descubrir civilizaciones ocultas.


Ahora bien, llegados hasta este punto hay que necesariamente señalar negativamente una cosa: el hecho de que aquí concluyesen las aventuras de Manticore, puesto que, al no haber más números después del quinto, quedan dos cabos sueltos. El primero con la trama que se se da a entender que hay detrás de Radu II, y en segundo lugar, el relacionado con lo que pasará con Manticore una vez ya conoce su ascendencia (y el puesto que debería reclamar) y sus misteriosas habilidades. En opinión de un servidor, estaría genial ver nuevas historias de Manticore, no solamente para poder cerrar el ciclo por completo, sino para poder volver a ver personajes como, además de los ya nombrados, el amable Horace, el fanfarrón Jack o el inefable Würm Burton. La cuestión es que una editorial de la oportunidad a los autores, ya consagrados tras veinte años de trabajos, de poder hacerlo.

Respecto al dibujo, Ramón F. Bachs dota a esta obra de un  más que atractivo estilo cartoon, con unos personajes que derrochan carisma y personalidad a través de sus trazos. A todo esto hay que añadir una gran imaginación a la hora de representar las criaturas surgidas de la mente de Busquet, sean estas más antropomórficas o animalizadas, como las hormigas de Skunk, los hombres tigres, la suerte de faunos que son los dos Radu… todos ellos con diseños que entran rápidamente por los ojos. No faltan en este cóctel tampoco un entintando tan sencillo como elegante y unas más que vistosas escenas de acción, destacando las de la propia Manticore repartiendo golpes a diestro y siniestro.


En conclusión, si queréis una lectura con aventuras altamente entretenidas y disfrutables con, sobre todo, humor y acción, junto a un toque de misterio, dadle una oportunidad a Manticore. Os podéis hacer con esta obra a día de hoy gracias a la estupenda edición que Aleta Ediciones ha preparado para el vigésimo aniversario de la saga. Por un precio de 19´95€, obtendréis los cinco números de Manticore bajo la forma de antología en tapa dura con 156 páginas, la cual contiene numerosos extras, tal y como bocetos previos, el proceso de creación de la historieta o comentarios por parte de distintos artistas españoles sobre lo que les pareció en su momento la saga. A continuación, dejo un enlace a la web de Aleta donde, entre otras cosas, se pueden ver las primeras páginas del volumen: http://aletaediciones.es/818-manticore-edicion-20-aniversario.html

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el simpático Ramón F. Bachs durante el Expocómic de Madrid de 2016, con tan buena suerte que fui, en palabras del propio dibujante, el primero al que le dedicaba la presente edición conmemorativa por haber ésta acabado de salir en aquellas fechas. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 22 de marzo de 2017

Eraide. La canción de la Princesa Oscura, de Javier Bolado

En la reseña de hoy toca hablar de la primera de las dos novelas que componen la saga Eraide, es decir, La canción de la Princesa Oscura, obra escrita e ilustrada por Javier Bolado (http://javierbolado.artstation.com/).


El Imperio Eidénico y la Confederación Kresaaica son dos potencias que si bien tienen un historial conflictivo, actualmente están en paz. En este contexto, Eliel Van Desta, shaman kresaaica, viaja a la capital del Imperio para adquirir una serie de libros antiguos. Sin embargo, cuando está a punto de llegar a su destino, el tren que la transporta es atacado. Pese al salvajismo del asalto, Eliel consigue sobrevivir a él y logra ponerse bajo la protección de un guardia urbano, Adriem Karid, el cual la escoltará hasta que pueda volver a su tierra natal. Sin embargo, el ataque contra el tren no fue fortuito: Eliel era el objetivo del mismo. ¿Buscaban los atacantes provocar un incidente diplomático entre los imperiales y los confederados? ¿O se trata de algo mucho más complejo?

Si bien no suelo desvelar datos importantes de las obras que reseño para no estropear sorpresas a posibles lectores, con esta haré una pequeña excepción. Pues bien, a propósito de lo anterior hago la siguiente pregunta: ¿qué haríais en caso de estar junto a una persona que sabéis que está destinada a provocar grandes desastres? ¿Estaríais dispuestos a hacer lo que fuera para detenerla, aunque aún no hubiera hecho nada malo e incluso fuera una persona ejemplar? Estas son algunas de las cuestiones que Javier Bolado plantea en esta obra. Y nada menos que con respecto a la figura de Eliel, la protagonista, pero con el acierto por parte del escritor de no mostrar esta tragedia demasiado pronto, de tal manera que el lector pueda simpatizar con ella antes de saber la cruda realidad. Logra con ello el autor además, con todas las reflexiones en torno al tema de cometer un mal menor para evitar un mal mayor, hacer que la mayor parte de los antagonistas no sean villanos al uso, aunque no por ello deja el personaje principal de ser digno de lástima por todas las circunstancias que lo rodean.

Si a todo lo anterior le sumamos un interesante enfrentamiento de las posturas de destino prefijado y libre albedrío, la obra es, filosóficamente, muy interesante. Pero además de todo esto, también destaca por la buena calidad y cantidad  de personajes, tanto principales como secundarios, que contiene entre sus páginas. Con Eliel, shaman que además de ocultar mucho más poder del que ella misma piensa, se hace muy realista el cómo va cambiando su visión del mundo según lo va conociendo, o el temor ante los peligros que se disponen contra ella. Adirem, por su parte, es un guardia con sueños caballerescos frustrados, pero que aun así no deja de lado lo que él considera el deber. Tanto Eliel como Adriem se ven complementados durante su viaje por un buen elenco de secundarios, tal y como la temperamental Danae, el desencantado Fearghus, la inocente Anna, el frívolo Meikoss… Todos cumplen debidamente su función en el relato, quedando los papeles de unos y otros sorprendentemente bien entrelazados. Mejorable en este punto solamente sería la falta de, en determinados puntos, indicaciones claras que muestren el cambio de  perspectiva dentro de la novela al pasar de un personaje a otro, aunque por lo general esto está correctamente realizado mediante un doble espacio.

El mundo en el que se desarrolla la trama también está muy bien montado. Su trasfondo histórico se va dejando caer poco a poco, en cuentagotas, no haciéndose pesado, sino muy interesante, tal y como en el decimosegundo y en el vigesimotercer capítulos. De poner algún punto negativo en todo lo referente a la narración, sería que la lectura avanza con algo de lentitud, por lo menos para un servidor. Muy atractivo, por otro lado, es el contraste que hay entre los imperiales y los kresaaicos, los unos inmersos en una revolución industrial con locomotoras y aeronaves al mejor estilo steampunk, y los otros apegados a sus tradiciones y hechizos. Cierta crítica también se nota en el texto de Bolado hacia la huella contaminante del ser humano, tal y como se deja notar en su descripción de la polución surgida de las chimeneas industriales o en los peligros de armas de poder desproporcionado.

En conclusión, si os gustan las historias con toques de filosofía en medio de aventuras, romanticismo y misterios, dadle una oportunidad a Eraide. La canción de la Princesa Oscura. Podéis haceros con esta novela de 444 páginas de manos de Ediciones Babylon, contando el tomo con extras como portada, contraportada e ilustraciones interiores del propio Bolado, así como una galería con homenajes a la saga por parte de diferentes dibujantes. En el siguiente enlace de la propia Babylon tenéis las primeras páginas del libro para aquellos interesados en echarle un ojo: https://es.scribd.com/doc/259284096/Eraide-La-cancion-de-la-princesa-oscura-de-Javier-Bolado

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo el amable Javier Bolado durante el Expocómic de Madrid de 2016. ¡Gracias de nuevo! 

lunes, 20 de marzo de 2017

Presentación de Grandes cargas de la caballería española en Troa Neblí

El sábado que viene, a las 18:30, en la librería madrileña de Troa Neblí (Calle Serrano, 80) vuelvo a presentar Grandes cargas de la caballería española


Esta presentación, además de tener como novedad frente a la anterior hacerse en fin de semana para aquellos que por motivos de estudios y trabajo no pudieron acudir a la de enero, tiene el importante aliciente de que acudirá la ilustradora de la obra, Nadia Cortina. De esta manera, además de oír hablar sobre el volumen y todo lo que hay detrás de él, también podéis aprovechar para llevároslo firmado por ambos, con rúbrica de un servidor y dibujo de su ilustradora.

¡Allí nos vemos! 

miércoles, 15 de marzo de 2017

La Patrulla Tucán, de Nico Naranjo

En la reseña de hoy toca hablar de La Patrulla Tucán, tebeo obra de Nico Naranjo (https://www.facebook.com/niconaranjoart/).


A la Patrulla Tucán acaba de incorporarse el recluta Nuevo, joven de 11 años muy ilusionado con convertirse en scout. Sin embargo, la experiencia no es tan bonita como él se había imaginado, puesto que sus compañeros no son precisamente amables, tildándole de meón y cobarde. Pero, durante una acampada nocturna, Nuevo se propone demostrase así mismo y a los demás que no es merecedor de ninguno de los insultos con los que le atormentan. Y explorar el bosque tras oír un extraño ruido procedente de la espesura supondrá la oportunidad perfecta para ello.

Siempre es agradable ver en estos tiempos a autores de comics que no se olvidan del público infantil. No en vano, promover la lectura entre los más pequeños es una labor siempre digna de elogio. Y si esto se hace en forma de aventuras en las que el protagonista debe superar sus miedos y encontrarse a sí mismo, mejor que mejor. En este sentido, Nuevo es un personaje con el que los más jóvenes pueden identificarse rápidamente: el recién llegado a un grupo al que admira y en el que quiere integrarse cuanto antes. Es aquí donde la obra, además, manda un mensaje muy importante contra el acoso escolar (el infame bullying) a través de la empatía que siente el lector hacia el protagonista, víctima del mismo.


La manera de contar la trama por parte del autor también merece la pena resaltarse, al mezclar de forma muy atractiva lo real con lo onírico, hasta el punto de haber según qué cosas difíciles de catalogar, dentro de la acción, como pertenecientes a nuestro mundo o al de lo fantástico. Y la explicación de esto último está muy escogida: al ser todo visto desde los ojos de un niño de once años, en medio de un bosque y de noche, cualquier peripecia se magnifica y en mucho. Estas están muy bien estructuradas en capítulos cortos, afrontando Nuevo en cada uno de ellos nuevos retos en pos de lograr convertirse en Tucán. De señalar algo negativo en este punto, sería el relacionado con el desenlace de la historieta, por dar la sensación de que se resuelve demasiado rápido.

Respecto al dibujo, Nico Naranjo tiene una gran habilidad para dotar a sus personajes de movimiento, haciéndolos muy dinámicos. Como en otras obras suyas, y como ya se ha comentado en referencia al bosque, Nico Naranjo se muestra muy partidario de poner al ser humano en medio de la naturaleza, tal y como en Verdad ante la noche o en Trisquel, una piedra rara… rara. La foresta que hace de escenario en este tomo cumple con creces su labor, logrando ser un marco tan salvaje como incitador a la aventura, con su arboleda frondosa, puentes colgantes, cuevas… La malicia, la soberbia, la maledicencia, el miedo y el ansía por superarse son todos sentimientos que, por otra parte, quedan muy bien reflejados a través de los personajes, en un gran ejercicio ya no de expresividad, sino también de personificación. Queda completo el apartado gráfico gracias al magnífico coloreado, con una paleta encantadora y que entra rápidamente por los ojos.


En conclusión, La Patrulla Tucán es un tebeo perfecto para niños y no tan niños, lleno de imaginación y mensajes. Podéis haceros con esta obra coeditada por La Tribu Ediciones y Dibbuks por un precio de 12€, incluyendo el volumen entre sus 56 páginas, además del comic propiamente dicho, un glosario con términos scouts, ideal para aquel que no los conozca.

Por último, la dedicatoria que me hizo Nico Naranjo cuando presento el comic en la ESDIP en marzo de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía! 

miércoles, 8 de marzo de 2017

Witchtober Sketchbook, de Caro Waro

En la reseña de hoy toca hablar sobre Witchtober Sketchbook, el libro de ilustraciones de Caro Waro (https://www.facebook.com/waroartwork/).


En esta obra, Caro Waro ofrece al público el resultado de su participación en el desafío de Inktober de 2016. A modo de resumen para los que no lo conozcan, este reto implica para quien lo acepta dedicar cada día de octubre a realizar un dibujo a tinta. Pues bien, Caro Waro no solamente participó en el último Inktober, sino que además lo hizo temáticamente: todos sus dibujos girarían en torno a las brujas.

Y es en este punto donde la obra recoge su punto más interesante: la imaginación de la autora para presentar a un amplio abanico de 31 hechiceras de distintas temáticas, cada una con sus particularidades especiales. Hace uso la artista de algunos conceptos muy interesantes, ya sea individualmente, como con la Bruja de Sangre o la Punk, o por la contraposición, tal y como al oponer a su Bruja Solar a la Lunar. Pero sin duda, uno de los puntos más originales del volumen es no limitarse a presentar solamente hechiceras humanas. Si bien estas últimas son la mayoría, se ven complementadas con la presencia de otras que no ni siquiera antropomórficas, como por ejemplo la Bruja Insecto, la Hada o la Espacial, siendo esta última sin duda una de las más interesantes.


Respecto al dibujo, Caro Waro consigue dotar con su estilo desenfadado y expresivo, unas veces más caricaturesco, otras más aproximado a lo serio, a cada una de sus brujas con una personalidad única. Llama la atención el amplio espectro de la edad de todos los personajes, habiendo a lo largo de las páginas desde niñas hasta ancianas. La vestimenta y complementos de cada una de estas mujeres también contribuye a reflejar tanto su ocupación como su carácter, tal y como la máscara de gas y las manchas en las prendas de la Bruja Alquimista o el vestido de la de Alta Sociedad. El coloreado también es un elemento importante como puede verse en los grises de la Bruja Fantasma o los rosados de la Magical Girl, haciendo a cada página todavía más llamativa y atractiva.


En conclusión, si queréis deleitaros la vista con más de una treintena de hechiceras, cada una con su particular estilo, dadle una oportunidad a Witchtober Sketchbook. Podéis haceros con esta obra de 32 páginas por un precio de 12€, bien coincidiendo con Caro Waro en un evento comiquero, bien a través de su tienda web en Tictail: http://carowaro.tictail.com/product/witchtober-sketcbook

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Caro Waro durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017. Vale la pena mencionar de nuevo la anécdota tras este dibujo. Con la gran cantidad de artistas y sesiones de firmas de aquel evento, tras comprarle un ejemplar a Caro Waro, le encargué abocetar en su interior a la Bruja Punk por ser aquella la que más me había llamado la atención, para recogerla a mi vuelta del puesto de Fandogamia. No obstante, de la cantidad de encargos que tuvo, se equivocó de personaje e improvisó uno sobre la marcha. En un gran acto de generosidad que la honró mucho, me regalo el original del personaje que le había pedido para compensarme por el despiste. ¡Muchas gracias de nuevo por ser tan dadivosa!

miércoles, 1 de marzo de 2017

Ad Mortem, de Blanca Mira y Eduard Balust

En la reseña de hoy toca hablar de Ad Mortem, obra que cuenta al guión con Blanca Mira (https://twitter.com/Shirayukihimeh) y a los lápices con Eduard Balust (https://twitter.com/EduardBalust).


En un mundo donde los nigromantes controlan a la población mundial gracias a la amenaza que suponen sus poderes sobrenaturales, Sigurd Arakami ha sido testigo de cómo su madre ha sido asesinada por los no-muertos. A raíz de ello, este joven mestizo viajará a Europa, marcándose como meta vengarse del nigromante que acabó con la mujer que le dio la vida. Pero para ello deberá primero hallar a su padre, un alemán al que conoce solo por el nombre: Ludwig von Rosemberg.

Resulta muy interesante como la guionista ha combinado dos elementos tan distintos entre sí como el siglo XIX, con su técnica, locomotoras y barcos a vapor, y algo tan místico como la nigromancia para crear un excelente escenario para su historia. Y por este marco tan llamativo se mueven unos personajes relativamente sencillos, cosa prácticamente obligada en un manga restringido a un único tomo, pero bien construidos y con los que en varios casos es fácil empatizar. Así, con Sigurd comprendemos el deseo de venganza, mientras que con Emil, joven germano que pronto simpatizará con el anterior, se representan de forma muy creíble sentimientos como la amistad y el compañerismo, por no decir incluso la hermandad.   

La trama es en todo momento entretenida y fluida, no llegándose hacer pesada en ningún momento, al saber aunarse la búsqueda y crecimiento de Sigurd con momentos de acción, drama, humor y tensión. De destacar algo en concreto de ella, sería todo lo que tiene que ver con los nigromantes. Se nota el trabajo que ha habido detrás de ellos para convertirlos en enemigos que puedan poner en jaque a la humanidad con su magia, con sus distintos poderes, sus debilidades en forma de “reclamos” (vulnerabilidades asociadas a los pecados capitales) o sus distintas jerarquías. En este punto vuelve a salir a relucir el hecho de que este tebeo esté compuesto por un único tomo, puesto que hay determinados elementos, como el trasfondo que hay detrás del líder de los nigromantes, que para un buen desarrollo hubiera venido de perlas la existencia de un segundo volumen.


Respecto al dibujo, Eduard Balust plasma magníficamente la historieta ideada por Mira. De este modo, los muertos vivientes movidos por la brujería parecen realmente recién levantados de sus tumbas, contrastando con el vigor de los nigromantes. Ahora bien, ambos especímenes son igual de aterradores, los primeros por ser cadáveres andantes en distinto estado de descomposición (más cerca de esqueletos o de seres vivos según el caso) y los segundos por la magia negra que manipulan, pudiendo llegar a convertirse en abominaciones monstruosas. Y todo ello queda reflejado en el apartado gráfico, con un buen ejercicio de imaginación en varios casos. Pero Balust no solamente sabe dibujar muerte y destrucción, sino también estampas más tranquilas y naturales. Así, por ejemplo, no faltan algunas vistas paisajísticas germánicas muy cuidadas, estén estas en medio del campo o de la urbe (tal y como la de Berlín a vista de pájaro) o incluso alguna escena de carácter erótico. De criticar algo en este apartado sería la vestimenta de alguno de los personajes de a pie, es decir, no la de los nigromantes o la de los que a ellos se enfrentan, ya que a ellos se les supone lo fantástico, sino a los de paisano, por desentonar un poco con el resto de lo decimonónico. Por otra parte, y salvo obviamente los zombis, todos los personajes son muy expresivos, hasta el punto de que se les puede leer a casi todos las intenciones a través del lenguaje facial y corporal.

En conclusión, si queréis una sangrienta historia de magia negra que combine aventura, búsqueda de venganza y algún que otro momento humorístico, dadle una oportunidad a Ad Mortem. Podéis haceros con este manga de Norma Editorial por un precio de 8€, incluyendo el susodicho un total de 192 páginas.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Blanca Mira durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía! 

domingo, 26 de febrero de 2017

Quinto aniversario del blog

Me complace anunciar en esta entrada que el blog Caballero de Castilla acaba de cumplir un lustro de existencia.

En primer lugar, y como en otras ocasiones anteriores, me gustaría agradecer la adición de nuevos seguidores, tanto al blog (Luis Fernando, Jorge LP Logan, Diego Vila y Moria Folkmoon) como a mis cuentas de Twitter y Facebook, así como, naturalmente, la permanencia de los veteranos. Sin vosotros todo esto no tendría ningún sentido. 

Cumpliendo con el anual comentario de estadísticas blogueras, hay que decir que si las visitas del día del cuarto aniversario estaban contabilizadas en 76.582, hoy ascienden a un total de 115.335, con un significativo ascenso de una año para otro. Respecto a la procedencia del público, el podio principal sigue siendo ocupado por España, Estados Unidos y Rusia, con Alemania, México, Francia, Argentina, Colombia, India y Chile como las naciones más significativas en lo referente a agrupar lectores de este blog.

Por otra parte, las entradas más vistas del blog han sufrido algunos cambios con respecto al último aniversario. Así, este quinteto tiene los siguientes miembros y en el siguiente orden: Los Paladines del Horóscopo, Guerreros y soldados españoles a lo largo de los tiempos, Hierro y plomo: Cuentos de los Tercios Viejos, Homenaje a Claymore y el primer tomo de Corazón de Melón. Respecto a los artículos más leídos no a lo largo de toda la trayectoria de este blog, sino a lo largo de únicamente las últimas 52 semanas, son los que siguen:

5) Polar, de VíctorSantos – Tomo 1: El ajuste de cuentas de Black Káiser y Damocles, con su sabor pulp y estética tan atractiva como brutal, se ganó rápidamente la atención de los lectores, ganándose así el quinto puesto de las entradas más vistas de este último año.  

4) Dibujantes queacudirán a la Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2016: con cada año que pasa, Japan Weekend va incluyendo entre sus puestos más y más autores (veteranos o noveles), aumentando, en paralelo, el público interesado en sus productos. Personalmente, con este tipo de entradas pretendo dar a conocer a estos artistas e ir abriendo boca entre los asistentes, por lo que es un placer ver la buena acogida que tienen.  

3) 1212: Las Navas deTolosa, de Jesús Cano de la Iglesia: La batalla más trascendental de la Reconquista se merecía desde hace tiempo no ser únicamente leída, sino también contemplada en todo su esplendor. Y gracias a Jesús Cano de la Iglesia, seas más o menos aficionado a la Historia, ya puedes hacerlo.

2) Glyphos hapublicado mi primera obra: Grandes cargas de la caballería española: La publicación de mi primer libro ha sido uno de los acontecimientos más significativos vividos por un servidor en 2016, causándome una profunda ilusión ya no solamente que la noticia haya sido muy vista, sino todas las muestras de interés que habéis demostrado por el ensayo. Muchas gracias, de verdad.

1) Guerreros ysoldados españoles a lo largo de los tiempos: Si al interés por la Historia de España entre los lectores de estas páginas (tal y como se puede ver en los dos párrafos anteriores) se le suma el gusto por los artistas patrios, surge, con amabilidad, paciencia y tesón, un catálogo que ya sea para documentarte o simplemente alegrarte la vista, llama la atención. De nuevo, mi gratitud para las decenas de dibujantes que hicieron posible este homenaje a los militares que nos precedieron.

A modo de conclusión: además de prometeros seguir al pie del cañón en lo que a escribir reseñas de tebeos se refiere, no descartó tampoco realizar más artículos de índole histórica, vista la buena acogida que han tenido las ya referidas. ¡Nos leemos!

miércoles, 22 de febrero de 2017

Por siempre jamás, de Laurielle

En la reseña de hoy toca hablar de Por siempre jamás, el tebeo de Laurielle (http://laurielle.net/).


Maite es una escritora que siempre acaba por dejar las historias que empieza a medias, sin saber darles un final. Cansados de esta situación, una noche, dos de sus personajes deciden secuestrarla, y llevarla con ellos hasta su historia, chantajeándola con que si no le da una conclusión apropiada no podrá volver a su hogar.

Tras seguir durante varios años el trabajo de Laurielle como dibujante, ha sido una agradable sorpresa ver una historieta suya como autora completa, es decir, tanto en la faceta de ilustradora como en la de guionista. Y uno de los temas de este tebeo, precisamente, es uno tan metaliterario como el miedo a la página en blanco por parte de los escritores, siendo tratado a través de Maite. A propósito de esto último, vale la pena señalar la buena construcción de esta figura, al principio alternando entre la angustia, la rabia y la impotencia, para ir concienciándose poco a poco de su deber para con sus personajes y no dejarlos estancados, volviéndose así una persona mucho más decidida y enérgica. Los secuestradores de la protagonista, Fernweh y Yo, también son personajes dignos de mención. El primero, aunque pícaro, también es ciertamente idealista, y pese a ser a su vez bastante irreflexivo, no por ello deja de estar dispuesto a llevar hasta el final su lucha. Yo, por su parte, es sumamente adorable, y no solamente por su aspecto en buena parte felino, sino también por la ternura que desprende, sobre todo con Maite, a la que considera su madre, no dudando en enseñar los colmillos por ella. Por último, tampoco se puede dejar de mencionar a Percara y a su rey. La primera por el equilibro (e incluso pugna) que tiene que hacer con la ley y la justicia, al enfrentar al deber con su propio código moral. Y el último, pese a no tener nombre, resulta curioso como villano por ser una suerte de reflejo oscuro y retorcido de Maite en su modo de actuar, sin atreverme a profundizar en estas líneas sobre ello para no desvelar datos importantes de la trama.


Si los personajes, como se acaba de ver, son un buen punto del tebeo, la trama en sí también es bastante consistente. En ella, Fernweh y Yo buscan derrotar al déspota que los tiraniza incitando al pueblo a una rebelión, siendo la misión de Maite ayudarlos y guiarlos en su cometido. Un argumento de sencillo planteamiento, pero eficaz e imaginativamente resuelto, jalonado de obstáculos progresivamente mayores según van avanzando las páginas. Importante apoyo para el comic es el aparatado humorístico, no faltando gracias que ayudan a aliviar la tensión y dan un respiro al lector. De esta manera, entre peripecias y chistes, la lectura no llega en ningún momento a hacerse aburrida. De criticar algo en este punto, sería el inicio de la obra, por ser demasiado rápido y confuso, de tal modo que hubiera sido más conveniente hacerlo menos repentino y más detallado.

Respecto al dibujo, Laurielle dota al mundo literario de Maite de un estilo muy atractivo, pues partiendo del habitual e incluso tópico entorno de fantasía medieval, le concede ciertos rasgos orientales (turquescos incluso) tal y como por ejemplo en elementos del vestido, que son muy de agradecer por salirse de la tónica habitual. Los personajes son muy expresivos y fácilmente diferenciables unos de otros, ayudando en mucho al humor con sus gestos hiperbólicos ante las situaciones desternillantes que ellos mismos provocan. Los escenarios por los que se mueven son bastante detallados, notándose el trabajo de la ilustradora tanto en los espacios naturales como en los urbanos, todo ello complementado con un muy buen uso de las tramas y entintados.


En conclusión, si queréis una historieta con aventuras que combinen humor, metaliteratura y subtexto sobre la responsabilidad, dadle una oportunidad a Por siempre jamás. Podéis haceros con esta obra de Ediciones Babylon por un precio de 7´95€, incluyendo entre sus 192 páginas, además de la historieta en sí, algunas tiras cómicas a modo de extra.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Laurielle durante el Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!

miércoles, 15 de febrero de 2017

Crónica de la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017

El sábado 11 y el domingo 12 de febrero de 2017 fueron testigos de una nueva edición de la Japan Weekend en la capital de España, teniendo un servidor la suerte de acudir al primer día de la cita con pase de prensa gracias a la organización del evento.


Lo primero que hay que señalar de esta edición es el par de circunstancias negativas que la han rodeado, es decir, que la línea 8 de Metro estuviera bajo reparaciones y  el mal tiempo, haciendo esto suponer en un principio una menor asistencia al evento. Afortunadamente, ambos obstáculos pudieron salvarse: el del Metro gracias a un servicio auxiliar de autobuses gratuitos, y el de la lluvia con paraguas, chubasqueros y paciencia. Llegado a IFEMA el sábado cerca de las 15:00, recogí mi pase y me dirigí hasta el pabellón número 2, lugar que junto al número 4, acogía en esta ocasión el evento.  Pese a que en aquellos precisos momentos no había ninguna cola para acceder al recinto ferial, una vez dentro del segundo pabellón, pude comprobar que había un buen número de asistentes en el interior. Y puedo decir, sin lugar a dudas, que esta ha sido la ocasión en la que mayor número de público he visto dentro de la Japan Weekend desde que se celebra en IFEMA, y todo ello pese a los problemas ya señalados. Aquí y allá había gente, ya fuera curioseando y comprando en los puestos o asistiendo a actividades y conferencias, tal y como la de “Maquillaje y caracterización para cosplay, y tendencias del maquillaje japonés”.


Tras ver a lo lejos la Gran Efe, me dirigí hacia el puesto de Fandogamia, a sabiendas de que allí estaba dedicando Laurielle. Mención especial merece esta editorial en ese sentido, puesto que en sus sillas no solamente firmaron autores de su sello, sino también de otros, como Ediciones Babylon o No Lands, detalle que honra mucho a Pedro Kat y los suyos. Me dirigí, pues, a hacer fila para Laurielle, con dos personas por delante de mí, para que me dedicase Por Siempre Jamás. Una vez llegó mi turno, le pedí a la autora que me lo dedicase con un dibujo de Percara, sorprendiéndome saber que era el primero en pedirle a este personaje en el tomo. Charlando con ella y con Morán, que a su lado también dedicaba El Vosque y El dios asesinado en el servicio de caballeros, estuve comentando detalles de la obra protagonizada por Maite, Fernweh y Yo.


Hecho esto, rodee Fandogamia y, aprovechando que al otro lado se hallaba Pedro R. M. Andreo, adquirí un ejemplar del séptimo número de Aartha: Chronicles of the No Lands, charlando con el dibujante sobre las películas de DC Comics entre tanto, obteniendo poco después, además de la suya, también la rúbrica de  Xabi Gaztelua.


Hecho esto, y como no podía conseguir número para Xian Nu Studio en Fandogamia hasta que no fueran las 18:00, decidí explorar el cuarto pabellón de IFEMA, el más grande de la pareja donde tenía lugar esta edición de la Japan Weekend. De lo recogido en este edificio, sin lugar a dudas, las secciones que más me interesaban no eran otras que la de stands no comerciales y, además, los del Artist House, una excelente muestra de cuantísimo talento español hay. A destacar la apuesta por los artistas patrios de los organizadores del evento, con más de 100 puestos si únicamente nos paramos a contar los no comerciales. Empezado ya mi particular peregrinaje por aquellas latitudes, y tras saludar a conocidos de otras ediciones como Jorge Lewis, Verónica Rufo o Rafael Segado, topé con el puesto de Rec and Art, identificando rápidamente el fanzine de Calipso, para comprarlo y llevármelo a la mochila dedicado por su ilustradora, Haizea Gómez.


Tras deambular un rato por los pasillos de los no comerciales, identifiqué el puesto de Little Pandemonium por sus pósters. Tras no haber podido conseguirlo ni en la última J.W. madrileña por no tener el manga, ni en el Expocómic por no haber acudido la autora, pude entregarle a Isabel Terol, finalmente, Delete para tenerlo con dibujo. Y, como se suele decir, a la tercera va la vencida.


Casi acto seguido, vislumbré el stand de Zoul Comic gracias a su particular escenografía. Allí me reencontré con María Valentina, aprovechando la ocasión para llevarme a casa su Zoul Sketchbook, el cual me dedicó mientras charlábamos de, entre otros temas, Pokemon, La Banda del Patio, Bobobo o, naturalmente, La ley de Zoul. Aproveché también la ocasión de que tenía al lado a Blanca Sobrino para hacerle un encargo que verá la luz en este blog próximamente.


En el mismo pasillo, a unas pocas mesas más allá, pude vislumbrar el stand de Inma Ruiz, autora de mi primer manga español: O.U.T. Además de obtener la rúbrica de esta dibujante en aquel tomo, también me valí de la ocasión para, sobre todo tras la recomendación de Ainhy, hacerme con Revenge of the Queen.


Como en aquellos  momentos eran más o menos las 17:50, y la sesión de firmas de los autores traídos al evento de manos de Norma Editorial ya llevaban casi una hora en marcha, volví al segundo pabellón de IFEMA para posicionarme ante ella. Mi primer objetivo, tras adquirir en el stand de Norma AD MORTEM, fue la guionista de esta última, Blanca Mira, con la que estuve departiendo un rato de literatura. Mi segundo objetivo fue Misha, de Skizocrilian Studio, dedicándome aquel un dibujo en el primer número de A través del Khamsin. Una vez terminada esta operación, y aprovechando que Marta, segundo miembro de Skizocrilian Studio, ya estaba libre, le pedí también a ella un dibujo, pero en esta ocasión en Pechanko!.


Entre que esto pasaba ya eran las 18:00, así que me disculpe con el dúo de Skizocrilian para dirigirme a Fandogamia a fin de obtener número para Xian Nu Studio, siendo agraciado con el número 7. Al volver a pasar ante el puesto de Norma Editorial, y con el estupendo uso de acuarelas que había hecho en el primer tomo de A través del Khamsin Misha en mente, no pude resistirme a comprar el segundo también, para atesorar así otra joyita en mi estantería mientras Marta con Pechanko! hacia lo propio, gracias a que en aquellos momentos no había nadie más haciendo cola para la pareja de ilustradores.


Como para mi cita con Fandogamia quedaba todavía casi una hora, retorné al cuarto pabellón para, por fin, dar un garbeo por la Artist House, el Artist Alley de este evento, donde pude encontrar el puesto de Little Brisby y Carolina Álvarez, donde, además de ser convidado a galletas caseras y conversar, me hice con una postal de Pinky de Nonstop  y otra de Aaron de Forgotten Sons


Volviendo a la zona no comercial, alcance finalmente a ver el puesto de Ink-U Studio, mesa donde me volví a encontrar con Nadia Cortina, ilustradora de primer ensayo, Grandes cargas de la caballería española, aprovechando ambos la situación para obtener del otro nuestros respectivos ejemplares firmados. Dado que el grupo había sacado reciente su primera obra colectiva en papel, Inktober Sketchbook, quien esto escribe volvió a hacerse con un ejemplar dedicado.



Viendo después a lo lejos la mesa de Caro Waro, me decidí a hacerme con su último trabajo, Witchober Sketchbook. Como ya empezaba a ir apurado de tiempo, cerca de las 19:20, me dirigí raudo a hacer cola de nuevo a Fandogamia, aunque justo antes de eso tuve la oportunidad de curiosear en el volumen de Waro y pedirle que, durante mi ausencia, de entre todas las hechiceras del tomo, me dedicase en el mismo a la bruja punk. Aún siendo séptimo para Xian Nu Studio, la espera se hizo muy corta gracias al resto de personas que formaban la fila, lo  mismo hablando de manga y anime que de otros temas con gente como las artistas de Les Petites Cerices. Llegado ya mí turno, además de poner ante Felwyn y Pukalince el primer tomo de Chan Prin para su pertinente dedicatoria, andamos platicando, de entre otras cosas, sobre las peripecias de Zoe en el susodicho volumen y todo el proceso que había habido tras ellas, comprando entre tanto en la editorial Fandogamia el prácticamente recién salido Sketchbook del artístico par.


Al ser ya las 20:30, y quedar poco para el cierre de la Japan Weekend por ese día, procuré darme prisa en ver de forma completa la zona de no comerciales, cosa que por la inmensidad de la misma aun no había podido lograr. Gracias a ello, vi a A. C. Puig y además de saludarle, conseguí la última compra de la jornada, el tercer número de Tamago Duro, mientras comentábamos cosas de La vida de Séfora y Secret Files. Ya cerca de las 21:00, además de recoger el encargo de Blanca Sobrino, hice lo mismo con el libro de ilustraciones de Caro Waro. Cabe destacar la generosidad de esta autora en este punto: dado el éxito que tuvo la obra en cuestión (se agotó toda la tirada) y el lío de trabajo que había tenido al no parar de dibujar dedicatorias, en la mía se equivocó de personaje; para compensarme por el más que comprensible yerro, tuvo el gran detalle de regalarme el original de su bruja punk, de tal manera que me volví al hogar con dos geniales hechiceras bajo el brazo.


Y, aunque cerca de la salida todavía estuve hablando con los artistas de Fandogamia, para mí terminó ya aquella edición de Japan Weekend, tan extenuado como contento. De este evento comiquero me voy con un excelente sabor de boca, notándose una sobresaliente mejoría en lo que respecta a conceder al talento patrio visibilidad y acercamiento al público. Me ha gustado mucho que, además de varias editoriales como Fandogamia, Ivrea y Norma (la primera y última con varios autores para mayor excelencia) hayan hecho acto de presencia, también hayan acudido tiendas que vendieran mangas y no solamente figuras y camisetas, tal y como Legend Comics u Omega Center, algo que es siempre digno de aplauso. Si a esto le añadimos la siempre interesante Selecta Visión gracias a su gran oferta de series y películas con buenos descuentos, el evento se puede definir sin duda como muy completo, uno de los mejores que yo recuerdo de todas las Japan Weekend madrileñas. De poner un punto negativo, sería el de cierta ceniza de color pardo que caía sobre algunos stands y que ensuciaba los expuesto, detalle que pese a desagradable es fácilmente reparable de cara a futuras ediciones.


Por último, no se puede dejar de mencionar a los cosplayers, ya que ellos, con sus magníficos disfraces, hacen de este tipo de ferias algo mucho más colorido y exótico. En esta ocasión, de todos los cosplays de esta Japan Weekend, mis favoritos son los de las siguientes dos fotos. Por un lado, el dual de Dirk y Daphne del mítico videojuego de Dragon´s Lair, con el plus de ser la segunda interpretada por la dibujante Nixarim. Sencillamente encantador. Por otra parte, el de D.VA de Overwatch y del que… en fin, se notaba ya no el trabajo textil, sino también el mecánico.