domingo, 7 de octubre de 2018

Arashiyama, de Fidel de Tovar y Dani Bermúdez

En la reseña de hoy toca hablar de Arashiyama, manga que cuenta al guión con Fidel de Tovar (https://www.facebook.com/fdetovar) y al dibujo con Dani Bermúdez (https://www.facebook.com/dani.bermudez.herrero).


Arashiyama es una montaña japonesa en cuya cima, según la leyenda, se le concede un deseo a aquellos que la ascienden. Los hermanos Shin y Sumie, huérfanos tras un accidente, pretenden llegar hasta allí para recuperar a sus padres. Sin embargo, el viaje hasta el mágico lugar será mucho más complejo y peligroso de lo que se habían imaginado en un principio: la hechicera Yamanba ansía su carne y sus almas.

Arashiyama es una excelente fusión de cuento europeo y de folclore japonés. De nuestros cuentos, tenemos la clásica premisa de unos niños acosados por una maléfica bruja, mientras que de lo segundo tenemos un más que atractivo elenco de leyendas niponas de por medio, fantasmas y espectros incluidos. La narración del comic está muy bien lograda, tanto por equilibrar aventura con humor y terror como por sus frecuentes cambios de perspectiva, lo cual hace que nunca sea aburrida, sino amena y entretenida al pasar de un género a otro del mismo modo que a través de las acciones de los diversos personajes. Estos, por otra parte, están muy bien definidos, con un Shin muy determinado y una Sumie más inocente, con muy buena química fraternal, al igual que los heroicos Jiro y Taro, el primero más humilde y el segundo más fanfarrón, muy diferentes todos de la avariciosa y despiadada Yamanba.     

Respecto al dibujo, lo primero que hay que decir es que Daniel Bermúdez ha hecho un fantástico trabajo de documentación. Así, los lectores no solo conocerán de primera mano distintas leyendas de Japón, sino también diversas localizaciones de la montaña de Kioto que da título a la historieta, tal y como sus bosques de bambú, el puente de la luna o su templo escultórico. Y todo ello por medio de un estilo con sabor al manga más clásico, con personajes muy expresivos y viñetas que alternan los fondos blancos o vacíos con otros más detallados y que contienen desde bosques hasta interiores. El dibujo por lo general es bastante amable y simpático, aunque esto no significa que el ilustrador, llegado el caso, no sea capaz de crear escenas siniestras, tal y como las que incumben a la villana del tebeo.


En conclusión, si os gustan las historias con leyendas, fantasmas y relaciones fraternales, dadle una oportunidad a Arashiyama. Podéis haceros con esta obra de Norma Editorial por un precio de 8€, incluyendo entre sus 190 páginas, además del manga en sí, extras como dos páginas a color o el proceso de creación del comic.

Por último, la dedicatoria que me hicieron en el tomo Dani Bermúdez y Fidel de Tovar en la Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2018. ¡Gracias de nuevo por vuestra simpatía! 

2 comentarios:

  1. Espectacular eso de juntar leyendas orientales y occidentales, me gusta mucho, gracias por la review Santiago

    ResponderEliminar