miércoles, 16 de marzo de 2016

La última ronda, de Antonio Sánchez Vázquez

En la reseña de hoy toca hablar sobre La última ronda, novela de Antonio Sánchez Vázquez (https://www.facebook.com/antonio.sanchezvazquez.98).


Curro ha encontrado trabajo como guardia de seguridad en unos grandes almacenes. Le ha tocado el turno de noche, debiendo vigilar para que no entren ladrones en el edificio. Una vez se pone manos a la obra en lo que parecía un trabajo sencillo, algo empieza a ir tremendamente mal: no está solo en el centro comercial. Alguien (o algo) está vigilando cada uno de sus pasos desde la oscuridad. Al principio Curro achaca el sentirse acechado a los nervios del primer día del nuevo trabajo, pero a medida que va pasando el tiempo más se va dando cuenta el vigilante de que la presencia oculta entre las sombras es tan real como hostil, y que su vida corre serio peligro.

La existencia de esta novela llego a mi conocimiento gracias a la reseña que hizo de ella Nari Springfield (http://mimundodecereza.blogspot.com.es/2015/11/resena-la-ultima-ronda.html), llamando esta crítica poderosamente mi atención. Y la adquisición del libro ha valido la pena: su lectura engancha de principio a fin, intrigando cual va a ser el destino de Curro. La supervivencia o defunción del protagonista llega a ser importante para el lector por lo bien presentado que está este gracias a la labor del autor. Primero en la introducción, donde se conocen los motivos por los que necesita desesperadamente el trabajo. Luego en el primer capítulo, donde sus superiores le explican los pormenores de su labor de vigilancia, y se le va cogiendo más simpatía por ser un novato. En este sentido hay que hacer dos críticas negativas. La primera: la existencia del capítulo, o más bien prologo, Hace diez años, por desvelar antes de tiempo lo que va a sucederle a Curro, pero a través del pellejo de otra víctima de la presencia hostil. Y segunda: lo poco que se llega a saber sobre el acechante del centro comercial, y aunque esto podría justificarse como recurso para aumentar el misterio que lo rodea, no deja por ello de ser frustrante no conocer su trasfondo o motivos, tal y como se llega a conocer los de Curro.

En cualquier caso, la lectura se hace tremendamente amena y adictiva, pudiéndose perfectamente acabar en un día. Las descripciones del centro comercial maldito son muy vívidas, plasmándose en la mente del lector fácilmente los horrores que vive Curro.  En este sentido está muy bien recreada la atmosfera, opresiva y claustrofóbica, cada vez con menos refugios a prueba de diabólicos ataques: luces que no funcionan bien, maniquíes y juguetes amenazantes, una sección de cocina llena de posibles trampas, pantallas con perturbadores reflejos…  Todo esto contribuye a meter a los lectores dentro de la piel del personaje principal, que no deja de ser un simple mortal que se ve inmerso en una situación que le supera, con todas las simpatías hacia su causa que ello conlleva.

En conclusión, si os gustan las historias de terror, no dudéis en darle una oportunidad a La última ronda. Podéis haceros con esta novela de 166 páginas de la editorial Nowevolution por un precio de 11´95€.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Antonio Sánchez Vázquez durante la presentación de su obra en el Fnac Callao de Castellana (Madrid) en febrero de 2016. A modo de anécdota, debo decir que entre que llovía a cántaros, y que un servidor está agotado de haber cubierto ese mismo día el Japan Weekend madrileño, casi no voy a la presentación, pero al final saque fuerzas de flaqueza y, aunque tarde, acudí al evento. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!   

2 comentarios:

  1. Guau, 166 páginas se pasan en un periquete, buena reseña. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se puede acabar en prácticamente un día.

      Eliminar