miércoles, 11 de octubre de 2017

Busy Bitches, de Henar Torinos y Nuria Velasco

En la reseña de hoy toca hablar de Busy Bitches, el tebeo de Henar Torinos (https://twitter.com/HenarTorinos) y Nuria Velasco (https://twitter.com/Nurve26).


Henar y Nuria son dos artistas españolas dedicadas al mundo del comic. Su día a día muchas veces es complicado, y si bien no siempre es fácil de superar, ellas lo darán todo por salir adelante… pese a lo delirante o surrealista que pueden ser las jornadas de las dibujantes.

Publicado originalmente a través de la página de Subcultura, Busy Bitches ha dado el salto al papel gracias a la editorial Fandogamia. La definición más sencilla para este comic es la de una obra primero humorística, y después costumbrista. Esta primera aclaración se debe a que, si bien las tiras cómicas de Henar y Nuria siempre culminan con un chiste, no siempre reflejan el día a día de un dibujante autónomo a los lápices o en su tiempo libre. Así, no es raro ver en las viñetas un misterioso y silencioso gnomo, un sofá bajo cuyos cojines se esconde una dimensión paralela o la vida contemplada desde el punto de vista de una romántica cintiq. Y sin embargo, todo lo dicho contribuye en muchísimo a sacar risas al lector, precisamente por lo surrealista de semejantes ocurrencias.


Pero el humor surrealista no es ni de lejos el único que aparece en Busy Bitches. Hay muestras de otros muchos. Así, hay humor referencial, con divertidas alusiones gráficas a series como Utena o JoJo´s Bizarre Adventure. También lo hay cotidiano, y a raudales, eligiendo sketches con situaciones diarias desternillantes lo mismo en la mesa de dibujo y en eventos comiqueros que a razón de los fandoms. Los gags de “Expectativa contra realidad” también están muy bien llevados, por lo gracioso del contraste entre una y otra estampa. Ahora bien, junto al humor absurdo, el más recurrente es el negro. Así, el agotamiento físico y mental fruto de un trabajo demasiado prolongado, el estrés, la depresión, el estancamiento, los pocos beneficios o el hecho de no considerarse la ilustración como un verdadero oficio por parte de muchos, son temas recurrentes. Y, sin embargo, las dos autoras saben sacar chistes de sus malas experiencias y reírse de sí mismas, y lo que es más importante, entretener y hacer disfrutar al público.


Respecto al dibujo, Henar Torinos y Nuria Velasco han escogido para ilustrar Busy Bitches un estilo de dibujo muy cercano al chibi, con personajes cabezones y gestos hiperbólicos. Torinos y Velasco alternan entre sí la ilustración de las tiras de la obra, complementándose y encajando entre sí con gran naturalidad. Apenas algunas sutiles diferencias nos indican que estamos ante el trabajo de una u otra, tal y como los ojos o la corpulencia de manos y brazos, pero apreciar estos detalles no son enojosos a los ojos del lector. Más bien al contrario, pues este va contemplando cierta evolución en el trazo y la soltura, evidencias de la mejora de ambas artistas desde el 2014 hasta el presente 2017. En unas páginas donde el blanco y negro es predominante, el uso del color está muy bien llevado, con el magenta permitiendo reconocer de inmediato al personaje de Henar y el rojo al de Nuria, particularidad no solo útil para tenerlas localizadas en las viñetas, sino como rasgo distintivo del tebeo.


En conclusión, Busy Bitches es una obra ideal para reírse y disfrutar con un tebeo que habla sobre el proceso de hacer comics y los entresijos de ser un artista. Podéis leer esta obra de dos maneras. En primer lugar, tal y como se publicó originalmente, es decir, gratuitamente a través de Subcultura (http://busybitches.subcultura.es/tira/1). En segundo lugar, por medio del recién salido y cuidado tomo físico de la editorial Fandogamia, volumen que cuenta con 112 páginas a un precio de 10€. La ventaja de pagar por la edición en papel radica en que aquí hay tiras que no aparecen en Subcultura, así como extras que incluyen una desternillante entrevista de Fandogamia a Henar y Nuria o una galería de artistas invitados homenajeando el comic.

Por último, la dedicatoria que me hicieron en el tomo las simpáticas Henar Torinos y Nuria Velasco durante la Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2017, la primera que hicieron en la obra. ¡Gracias de nuevo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario