lunes, 20 de mayo de 2019

Water Man, de Luis Continente Sariñena – Tomos 1 y 2

En la reseña de hoy toca hablar de Water Man, tebeo obra de Luis Continente Sariñena (https://twitter.com/LuisoCSilustr).


La paz resulta rota muchas veces por malhechores: matones que se aprovechan del anonimato, abusones que se valen de su fuerza o su influencia en beneficio propio, contaminadores… Sin embargo,  alguien ha llegado para hacerles frente: Water Man. Con un cubo con asa por yelmo y una ética caballeresca por código, este héroe se enfrentará contra todo granuja con el qué se tope.

La primera vez que vi a Water Man, no recuerdo dónde exactamente, no podía creer lo que estaba ante mí: un culturista que exhibía sus músculos mientras ocultaba su rostro con un cubo… cargado de agua. Esta estampa, cuanto menos surrealista, incita a por lo menos ver de tratan las aventuras de semejante personaje. Y este ya es un punto a  favor del autor, es decir, no solamente haber creado a un protagonista tan visualmente chocante, sino también haberle dado una personalidad a juego: la de un héroe convencido de la necesidad de luchar contra el mal, pero con poco o ningún sentido del honor, con vía libre para enfrentar a los malhechores con todas las argucias y locos correctivos que salgan de su imaginación. Esto último se ve sazonado con todo tipo de secundarios y antagonistas, con  villanos desde simplemente desagradables e infractores hasta los auténticamente monstruosos por un lado, y a los compañeros de aventuras de Water Man, tal y como el simpático Water Dog, la un tanto inquietante Water Girl o la irascible Blue.

A la hora de hablar de la estructura de la serie, se pueden hacer la siguiente división: introducción con historietas cortas en primer lugar; la alianza de los grandes villanos de la anterior parte para vencer al héroe; y la saga playera, con las vacaciones (o el intento de ellas) de Water Man pese a los obstáculos que se interpondrán en su camino, tanto por parte de enemigos como aliados. Sea como sea, estos capítulos combinan el género superheroico con la comedia, y sin necesariamente recurrir a la parodia de lo primero, sino más bien al humor gamberro o absurdo según el caso. La lectura es muy llevadera y prácticamente se devora, salvo quizás justo en medio del segundo tomo, segmento que se me hizo un tanto lento.

Respecto al dibujo, Luis Continente lleva a sus páginas un estilo desenfadado y que ayuda mucho a los momentos humorísticos. Ideal tanto para los momentos gamberros como para los más épicos, este ilustrador ha ido mejorando con el paso del tiempo, tal y como se puede notar con la comparativa antigua y moderna del primer capítulo del tebeo. Por otra parte, el hecho de que los bienhechores vayan enmascarados con cubos, no implica que no sean expresivos, puesto que con un buen ejercicio de lenguaje corporal quedan más que claras sus intenciones y actitudes.


En conclusión, si os gustan las obras gamberras de superhéroes, dadle una oportunidad a Water Man. Podéis leer esta obra de dos formas: bien en digital como webcomic que es (https://www.faneo.es/comics/waterman/pages/1), bien en formato físico (http://www.luisocscomics.com/p/blog-page_20.html), por 4 o 7€, según hablemos del tomo primero o segundo, respectivamente.

Por último, la dedicatoria que me hizo en los dos primeros tomos el amable Luis Continente durante el Comic Barcelona de 2019. ¡Gracias de nuevo! 

martes, 14 de mayo de 2019

Una piel pesada, de Clara Patiño Bueno

En la reseña de hoy toca hablar de Una piel pesada, tebeo obra de Clara Patiño Bueno (https://www.instagram.com/marcianaconpielhumana/).


La princesa Nadia ha visto su vida convertirse en una tragedia casi de un día para otro: su madre ha muerto y su padre está agonizando tras haberse enfrentado al monstruo que acabó con ella. Tras esta lucha, sin embargo, y para empeorar las cosas, una maldición ha caído sobre el pueblo de Nadia, infestado ahora de inquietantes y peligrosos cuervos. Llena de rabia y deseos de venganza, Nadia se internará en el bosque para hacer frente a Eius, siniestra entidad causa de todas sus desgracias.

Los cuentos clásicos, desde siempre, han sido relatos que han transmitido una serie de valores y enseñanzas. En este sentido, Una piel pesada no es una excepción, pues se centra en temas tan universales y humanos como la ira y la venganza. Así, entre otras cuestiones, se sopesa hasta que punto llega a ser legítimo un ajuste de cuentas y si realmente valen la pena. Y haciendo en el proceso un buen trabajo, con unos sentimientos que se antojan realistas y que progresan de forma lógica. Y todo ello gracias a los dos personajes principales de la trama, Nadia y Eius, dos figuras bien definidas en un principio y con unos objetivos claros, pero que van evolucionando a lo largo de la trama. Así, la princesa quiere liberar a su pueblo de la maldición córvida y también vengar a su padre; y aunque lo primero será siempre una constante, como buena líder que se preocupa por su gente, lo segundo le hará replantearse muchas cosas. Por otra parte, Eius está envuelto por un manto de misterio y crueldad en un principio, sobre todo por la serie de desafíos a los que expone Nadia, aunque también evolucionará en su modo de actuar según avanza la trama.


Respecto al dibujo, Clara Patiño lleva al papel un estilo que en un principio parece más propio de un libro ilustrado que un comic. Sin embargo, según avanzan las páginas y uno se recupera de la sorpresa inicial, le acaba cogiendo el gusto. Las viñetas pueden ser lo mismo cálidas y tiernas que siniestras y amenazantes cuando la autora se lo propone, lo mismo con un matrimonio bien avenido que con preocupación fraterna o monstruos difíciles de definir. De señalar algo a mejorar, hablaríamos de que alguna escena de las peleas no es del todo clara, aunque esto queda indultado por la personalidad que transmiten Nadia y Eius. La primera, sin perder su feminidad, transmite fuerza y decisión, así como mucho temperamento y pocos miramientos. Eius, por otra parte, es elegante y suele transmitir sosiego y dominio de la situación por lo general, así como un aura depredatoria cuando es necesario, con esa hibridación entre humano y cuervo con algo de tiburón.




En conclusión, si os gustan las historias de aventuras con mensaje y unos buenos protagonista y antagonista, dadle una oportunidad a Una piel pesada. Podéis haceros con este tebeo de Fandogamia por un precio de 14€, incluyendo entre sus 112 páginas, además de la historieta en sí, algunos extras sobre su proceso de creación. He aquí las primeras páginas cortesía de la editorial: https://fandogamia.com/recien-llegados/228-una-piel-pesada.html

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Clara Patiño Bueno durante el Salón del Cómic de Barcelona de 2019. ¡Gracias de nuevo!

domingo, 5 de mayo de 2019

Los que Ignoran, de Roberto Alhambra

En la reseña de hoy toca hablar de Los que Ignoran, novela obra de Roberto Alhambra (https://twitter.com/robertoalhambra).


El Imperio está en un momento de gran esplendor. Por una parte, ha conseguido anexionarse a su enemigo histórico, el reino de Guinakia, aprovechando una guerra civil entre sus habitantes. Por otro lado, los imperiales han visto en las estrellas un camino a través del mar para llegar a un continente tan desconocido como rico en minerales. Sin embargo, esta bonanza puede venirse abajo en cualquier momento: ni los guinakos están tan pacificados como parece, ni los habitantes del nuevo continente son tan dóciles como dejan entrever.

Los que Ignoran es un libro de fantasía oscura destacable por varias cosas. Para empezar, por el mundo que establece: ambientado en la Edad Moderna en vez de en el Medievo, lo cual es de agradecer por su frescura, así como con trasuntos reales de los países de la novela, tal y como España por parte imperial, Marruecos por parte guinaka o América en lo tocante a la Tierra Prometida. El sistema de magia empleado es tan original como interesante al estar ligado a los cinco sentidos: los que Miran son astrólogos que se guían por el firmamento, los que Catan son alquimistas, los que Oyen son espiritistas, los que Tocan prestidigitadores… Los personajes son tremendamente humanos y creíbles, con defectos que proyectan grandes sombras sobre las virtudes: el alcoholismo de Costas Alara sobre su saber marítimo y estelar, el mal genio e irrespetuosidad de Sura frente a la razón que la avala, las maquinaciones de Amada Madre en pos de unir a su pueblo… Todos ellos se mueven por motores muy concretos y más o menos egoístas, como la venganza, el ascenso personal, la supervivencia, el poder, el bien de unos frente a otros… Además, la muerte es una posibilidad bastante real entre los figurantes de este relato y nadie está a salvo de ella. No queda aquí sino señalar lo mucho que evolucionan algunos personajes y lo que cambian desde su primera a su última aparición dentro de la obra.

La trama está dividida en cuatro partes de unas noventa de páginas, formadas a su vez estas por una docena de capítulos, algunos de los cuales provocan giros argumentales bastante serios. Estos capítulos son cortos, suelen estar titulados según el sentido preponderante de quién lo protagoniza y se leen de forma rápida y amena. En ellos el autor no teme abordar escenas y temas desagradables y cruentos, tal y como un racismo sin tapujos no ya de un pueblo a otro, sino de diversas etnias entre sí, ya sea con palabras o pensamientos peyorativos o yendo  a mayores; o las desgracias de la esclavitud, con la pérdida de la libertad, las obligaciones forzosas e ignominiosas, el mal trato de otros reos pese a estar en la misma situación e incluso el cinismo de los negreros a la hora de hablar de su trabajo. Pese a todo ello, Alhambra deja hueco para la esperanza en el género humano, como por ejemplo por medio de la redención o el sacrificio, algo que en medio de tanta miseria moral no está nada mal. De señalar algún que otro defecto, está el hecho de que varios nombres guinakos se parecen entre sí y dan lugar a alguna confusión y que hay cierto desequilibrio entre lo que sabemos de la cultura imperial y la guinaka, notándose cierta inclinación del creador por la segunda.

En conclusión, si queréis un libro de fantasía oscura o grimdark, con conspiraciones políticas, guerras cerradas en falso, horrores latentes y algunos personajes con los que se llega a empatizar, dadle una oportunidad a  Los que Ignoran. Podéis haceros con este libro de Nosolorol Ediciones de 396 páginas por un precio de 16´99€ en formato físico y 8€ en digital, con algún que otro extra, como el mapa de Javier Pastor.

Por último, las dedicatorias que me hicieron en el tomo los amables Roberto Alhambra y Javier Pastor durante la presentación del libro en Generación X de la calle Puebla en 2018. ¡Gracias de nuevo!     


lunes, 29 de abril de 2019

Sello de dragón, de Manuel Gutiérrez y Xulia Vicente – Tomos 1 y 2

En la reseña de hoy toca hablar sobre Sello de dragón, saga de tebeos que cuenta al guión con Manuel Gutiérrez (https://twitter.com/MGsketcher) y al dibujo con Xulia Vicente (https://twitter.com/TakiTakos).


En la decadente isla de Nilak hay dos grupos en guerra: los skayr y los mirkyr. Los primeros han logrado domar y cabalgar dragones, así como hacerse con el poder en la superficie. Los segundos viven bajo tierra y cazan a los dragones de sus enemigos. Esta es la historia de dos miembros de estos clanes, Ari el cazador e Ira la jinete, cuyo encontronazo inicial afectará gravemente a sus pueblos y a la isla que habitan.

Sallybooks, dentro de los orígenes de su catálogo, ofreció la primera parte de esta trilogía allá por 2016. Se titulaba Ari, cazador de dragones, y en ella se nos narra como Ari, joven pero ducho mirkyr, vive en Nilak, comerciando con las presas que aniquila. Al menos hasta que, durante una de sus emboscadas, queda sin una mano ante el hachazo de una guerrera que monta un dragón blanco. Pese a esta mutilación, se unirá a un gran grupo de cazadores que pretenden viajar hasta Eynja para derrotar a los esclavistas skayr y hacerse con sus valiosos recursos, con todo tipo de peripecias por el camino. No obstante, los motivos de Ari para unirse a esta cruzada no son del todo loables: ansía vengarse de la amazona que lo dejó mutilado.
Por otra parte, en el recientemente publicado segundo tomo, Ira, jinete de dragones, se nos narra, dentro del mismo espacio cronológico, la misma historieta, pero desde la perspectiva de la guerrera que combatió a Ari: Ira, heredera al trono de los skayr. Esta aristócrata, tras su terrible encuentro con el cazador, deberá curar a su albina montura Glosoli, gravemente herida tras el encuentro con el ya citado mirkyr. Sin embargo, esta noble, al igual que Ari, se obsesionará con encontrar a su enemigo.


En este sentido, ya empiezan aquí las bondades del tebeo: se dedica en estas dos primeras partes el mismo espacio a ambos antagonistas y a sus respectivas sociedades, con los diferentes puntos de vista de cada una. Así, ambos personajes quedan bastante bien retratados, con un Ari que prefiere trabajar solo pero que puede hacer buen trabajo en equipo y una Ira que empieza como una adolescente bastante caprichosa pero que acaba siendo más responsable. Los skayr y los mikyr están inspirados, respectivamente, en los chinos y los mongoles, algo que ayuda a dar a la aventura un aire exótico con lo imperialista de los unos y lo nómada de los otros. La historieta tiene un innegable sabor aventurero, aunque distinto según quién sea su protagonista: con Ari cobra importancia la venganza y lo revolucionario, mientras que con Ira lo hace el desarrollo personal y el misterio. Y es que el tebeo, en este sentido, juega con un recurso tan clásico de la anagnórisis, y si bien esto no es original, sí que se hace de forma correcta, dejando para atar los últimos cabos sueltos en el tercer tomo. Por último, pero no menos importante, hay que señalar que esta es una lectura fantástica para iniciar a los jóvenes en los comics, con unos protagonistas con los que es fácil empatizar junto a un conflicto violento pero no especialmente cruento y que se puede ver desde ambos bandos.


Respecto al dibujo, Xulia Vicente lleva al papel un estilo resultón y que entra rápidamente por los ojos. Los personajes tienen unos rostros que, a partir de unos pocos trazos, les hacen ser muy expresivos, y todos tienen algún rasgo distintivo, tal y como el peinado más que el atuendo, que les hace fácilmente reconocibles a la vista. La isla de Nylak, con los distintos nidos mikyr o la ciudad de Eynja, además de aumentar el contraste entre los dos bandos en liza, ofrecen un paisaje bastante variado, lo mismo con prados nevados, ruinas urbanas, hondos cañones… y todo ello acompañado de un coloreado francamente bueno.


En conclusión, si os gustan las historias de aventuras, venganzas y misterios, dadle una oportunidad a Sello de dragón. Podéis haceros con sus dos primeros números (ambos con una cincuentena de páginas) gracias a la editorial Sallybooks a un precio de 14€ el volumen.


Por último, las dedicatorias que me hicieron en los tomos Manuel Gutiérrez y Xulia Vicente en los tomos durante el Salón del Cómic de Barcelona de 2019. ¡Gracias de nuevo!


martes, 23 de abril de 2019

La piedad del Primero, de Pablo Bueno

Dado que hoy es el Día del Libro y por variar un poco, toca reseña relámpago: La piedad del Primero, novela obra de Pablo Bueno (https://twitter.com/PabBueno).


Marc, Philipe, Gaulton, Mathius y Jean, cuando eran muy pequeños, fueron apartados de sus familias y llevados hasta un remoto convento. Allí se les dio una vida austera y un entrenamiento espartano en todo tipo de materias. Pasaron los años y, finalmente, descubrieron su destino: convertirse en inquisidores del Imperio para combatir a las fuerzas de la oscuridad y proteger a sus conciudadanos.

Leí La piedad del Primero hace algún tiempo. Sin embargo, todavía recuerdo bastantes cosas de él. En primer lugar que, pese a tener bastantes páginas (algo más de 550), no se me hizo largo o pesado en ningún momento. Al contrario, es una lectura bastante amena y bien estructurada: el primer tercio está dedicado al adiestramiento de los protagonistas y a la forja de su amistad; el intermedio nos muestra las primeras misiones de los cinco inquisidores bisoños; y la última parte, en la cual no entraré en detalles para no destripar la trama a posibles lectores, pondrá patas arriba el mundo de Marc. Los detalles del mundo creado por Pablo Bueno, al ser servidos con cuentagotas y astucia,  no solo no abruman, sino que dejan con ganas de saber más: la organización inquisitorial, la religión que profesa, las diversas regiones que defiende, los enemigos, humanos o no, a los que se enfrenta… Los personajes principales están bien construidos y cimentados y, pese a que Marc, el protagonista, puede ser identificado como el más perfecto y aburrido del quinteto, todos transmiten auténtica camaradería y hermandad entre sí: el orgulloso y tuerto Gaulton, el fornido y campechano Philipe, el taciturno y sigiloso Jean, el poético y mestizo Mathius… La única pega que se me ocurre, además de lo ya citado sobre Marc, es la sorpresa al final del volumen, pues ya se deja entrever unas cuantas páginas más atrás, aunque esto, por otra parte, no quita que la lectura siga siendo entretenida e interesante para el lector, curioso por ver a dónde conduce el susodicho giro de la trama.

En conclusión, si os gustan los libros de fantasía con un buen elenco protagónico sobre un mundo trabajado, dadle una oportunidad a La piedad del Primero, inicio de la trilogía con el mismo nombre. Podéis haceros con este libro de 576 páginas de la editorial Sportula por un precio de 22€ en formato físico y de 3´49€ en versión digital.

Por último, la dedicatoria que me hizo Pablo Bueno en el festival Celsius de 2018. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!

domingo, 21 de abril de 2019

Isabellae, de Raule y Gabor – Tomos 4, 5 y 6

En la reseña de hoy toca hablar sobre el segundo arco de Isabellae, aquel que concluye la saga iniciada por Raule (https://www.facebook.com/raule.anisaarsis) y Gabor (https://www.facebook.com/gabriel.lopez.31542841) varios años atrás. En caso de que no conozcáis la saga, dejad de leer esta reseña y, en su lugar, echadle un ojo a la del primer tomo:


Tras una odisea marítima, Isabellae, Jinku, Masshiroi y Qiang llegan a Irlanda para que la primera pueda dar cumplimiento a su destino. Para ganarse el favor de los isleños, el grupo habrá de rescatar al rey Caindelbain de la prisión en la que Juan sin Tierra lo retiene. Poco sospechan Isabellae y sus compañeros que, con esta incursión, han iniciado una serie de acontecimientos que dictarán el destino de la Isla Esmeralda y sus habitantes.

Y, con estos tres volúmenes, queda concluida la saga de la samurái mestiza y pelirroja. Frente a los tres primeros, que nos relataban las peripecias de la espadachina mientras realizaba la búsqueda de su hermana Siuko y la formación de su particular cuadrilla entre Japón y China, estos tres últimos se centran en la misión de la joven en Irlanda. Esta, que inicia de forma relativamente sencilla con una operación de rescate, acaba por convertirse en un complejo conflicto en donde la lucha entre celtas e ingleses (junto a normandos) queda eclipsado con la aparición de los fomorianos. Todo esto en el cuarto tomo, puesto que el quinto es una gigantesca batalla de principio a fin, con un derroche de épica tremendo tras un cuarto tomo que establecía muy bien el contexto dónde se mueven los personajes. Peor suerte corre el sexto tomo que, tras todo lo ocurrido en su predecesor, pierde fuelle en su clímax y desenlace: hay alguna que otra incoherencia, decisiones irreales, ganas de satisfacer a los lectores por puro placer… Todo esto no arruina la saga (ni mucho menos), pero le quita lustre y deja cierto sabor amargo al cerrar las tapas del último libro de Isabellae. Para compensar lo anterior, no obstante, hay que volver a la cuarta parte, y lo bien que se mete al lector en la ocupación inglesa de Irlanda por parte de Juan sin Tierra mientras Ricardo Corazón de León guerrea en Francia o en la solemnidad que se transmite a través de la colina de Tara.


Los personajes pueden dividirse entre veteranos y nuevos. De los primeros, se pueden decir un par de cosas: Jinku sigue siendo un niño, más maduro de lo normal por todo lo que ha vivido, pero un niño a fin de cuentas, y esto es algo que se agradece; se da algo más de desarrollo a Quiang con detalles como el guqin o los sentimientos que muestra por Eileen; la consolidación de la relación entre Masshiroi e Isabellae… Del personaje principal, además, también hay que señalar que ha madurado a lo largo de los capítulos y años y, pese a ello, sigue cometiendo errores, haciendo todo esto de Isabellae una figura más humana y disfrutable. En lo referente a los nuevos personajes, el autor no se ha quedado corto. Para empezar, tenemos a los irlandeses, con figuras como la de Caindelbain con toda su dignidad o la del príncipe Lorcan, con la nobleza de su carácter mezclada con la pasión e impaciencia de su juventud, así como otros cuantos más, tal y como unos inconsistentes druidas. Por otra parte tenemos a los ingleses, los en un principio grandes y crueles villanos del arco argumental. Destaca a la cabeza de ellos Juan I de Inglaterra, figura maquiavélica y que se hace bastante realista y lógica en su modo de proceder y  actuar, siendo un gran acierto haber puesto a su lado a Godofredo para internarnos en su mente. La introducción repentina y demencial de los fomorianos, además de pillar por sorpresa al lector y suponer una buena introducción a la mitología irlandesa para los no iniciados, queda un tanto desdibujada al no profundizar en estos seres oscuros, y mostrar a su líder, Bres, más como un amasijo de músculos que como un monarca. Algunos conocidos de los mismísimos principios de la saga reaparecen, aunque a un servidor no le terminan de convencer del todo sus reincorporaciones en suelo céltico.

Respecto al dibujo, Gabor sigue brindando al público un suculento festín visual. No tiene este artista mucho problema en pasar el Medievo asiático al europeo y así lo demuestra en este segundo arco argumental. Asaltos nocturnos a prisiones muy guarnecidas, festejos y celebraciones celtas, conclaves druídicos, ejecuciones públicas… todo esto y mucho más es lo que se ilustra maravillosamente. Cabe destacar que, de las escaramuzas que se vieron en los primeros tres tomos se pasa a auténticas batallas multitudinarias con buen pie, sin que el lector se pierda en ningún momento entre tanto combatiente. El abanico expresivo de las viñetas es tan diverso como los acontecimientos que aparecen en las diferentes páginas: amor, bochorno, cariño, crueldad, desesperación, determinación, extrañeza…y todo ello con naturalidad, alejándose de lo hiperbólico. De poner un par de defectos, serían los siguientes: el desagradable tono verdoso de las páginas 18 y 19 del cuarto volumen y el hecho de que sea fácil confundir a unas cuantas mujeres pelirrojas (la madre y la abuela de Isabellae, Eileen, la madre de Lorcan…). Fuera de esto, poco más hay que añadir salvo señalar los oscuros y devastadores diseños de los fomorianos, por la potencia y la peligrosidad que desprenden, así como las ilustraciones que sintetizan la marcha del grupo de Isabellae por el mundo en pos de Irlanda.


En conclusión, que si os gustaron las anteriores peripecias de Isabellae, dadle una oportunidad a su conclusión, pues pese a no ser perfecta, es más que disfrutable y satisfactoria. Podéis haceros con los tomos cuarto, quinto y sexto (de una cincuentena de páginas por número) gracias a Norma Editorial por un precio de 14€ el volumen.

Por último, las dedicatorias que me hizo el amable Gabor en los tebeos durante las Jornadas Comiqueras del Fnac Callao de 2017 y 2018. ¡Gracias de nuevo!     



domingo, 14 de abril de 2019

Goya. Lo Sublime Terrible, de El Torres y Fran Galán

En la reseña de hoy toca hablar de Goya. Lo Sublime Terrible, tebeo que cuenta al guión con El Torres (https://twitter.com/ElTorres72) y al dibujo con Fran Galán (https://www.facebook.com/frangalanart/).


En el año 1792 el genial pintor Francisco de Goya acaba postrado en la cama. Aparentemente, ha sido víctima de una grave enfermedad que le provoca alucinaciones. Pero el artista no está tan seguro de ello: cada vez está más convencido de que presencias siniestras lo han maldecido, para torturarlo, con la capacidad de ver más allá.

El Torres ya nos tiene acostumbrados a obras de terror, y en mi caso en concreto, con Camisa de fuerza (reseña aquí), obtuve una lectura más que satisfactoria. Allí ya se jugaba con la oposición de locura y cordura de los protagonistas. Y este es un contraste que vuelve a aparecer en Goya. Lo Sublime Terrible. En esta ocasión, le toca al legendario pintor maño enfrentarse a la demencia, pero no solo a la que proviene del Maligno (tal y como en la perturbadora escena que dejaría inmortalizada en su cuadro de El aquelarre), sino a la que viene de los propios seres humanos, con todas sus vilezas y corrupciones, con almas oscuras que quedan perfectamente reflejadas en los rostros de sus poseedores. Pero no solamente se retrata bien a los más bajos instintos del ser humano, sino también una época muy concreta como es la que se encuentra entre finales del XVIII y principios del XIX, con esta pugna entre lo antiguo y lo moderno junto a la fe y la razón, valores todos ellos que quedan bien plasmados en los diálogos. El protagonista, por otra parte, está muy bien caracterizado, con todas sus desdichas, inquietudes y contradicciones, sin olvidar en ningún momento el defecto de la sordera, pero también con algunas virtudes que hacen cogerle simpatía. O dicho de otra manera: al genial artista se le acaba retratando como un pobre diablo muy humano. Por otra parte, tenemos a la Duquesa de Alba, mujer fascinante y primordial en la trama para ayudar a Goya a sobrellevar su descubrimiento de lo Terrible. El resto de personajes, por otra parte, además de retratar a un amplio abanico de personalidades de la Ilustración y de principios de la Edad Contemporánea, permiten jugar a Torres con el lector sobre qué es real y qué no, dando al tebeo así un guión diabólicamente febril.


Respecto al dibujo, Fran Galán lleva al papel un doble estilo: el suyo propio, elegante y sobrio a la par que muy comiquero, por un lado, y uno que emula y homenajea a las pinturas negras de Goya, con todo lo demencial y desagradable de las mismas. Ya partiendo de esta dualidad, se puede afirmar que Galán se ha documentado excelentemente sobre la España de Goya y todo lo que formaba parte de ella: vestuario, vehículos, edificios, decoración… Eso respecto a los elementos cotidianos, puesto que los elementos sobrenaturales adquieren un elemento grotesco e inquietante que ilustra muy bien la temática terrorífica del tebeo. Tampoco es desdeñable como el dibujante juega con los cuadros de Goya para crear viñetas, bien con ilustraciones dentro de ilustraciones, bien haciendo giros de tuerca tan interesantes como el de El sueño de la razón produce monstruos, obra esta última bastante importante para el fondo del comic.


En conclusión, si os gustan las historias de terror y queréis saber más sobre Goya, dadle una oportunidad a Goya. Lo Sublime Terrible. Podéis haceros con este tebeo de Dibbuks por un precio de 25€, incluyendo entre sus 112 páginas, además del comic en sí, algunos extras como el proceso de creación del mismo.

Por último, las dedicatorias que me hicieron los autores en el tomo durante el Salón del Cómic de Zaragoza de 2018. ¡Gracias de nuevo por vuestra simpatía!  

domingo, 7 de abril de 2019

Doble reseña: Botanical Witches y ABCDUNGEON

En la entrada de hoy toca hablar de dos libros de ilustraciones: por una parte, Botanical Witches, de Miriam E. G. (https://twitter.com/nairimart), y por otra, ABCDUNGEON, de Jae Tanaka (https://www.facebook.com/jae.tanaka.3).


En Botanical Witches, Miriam E. G. nos presenta, aprovechando el Inktober de 2018, una serie de treinta y una brujas relacionadas con algún tipo de planta de la que sacan su poder. Esta recopilación, además de mostrar un buen catálogo de todo tipo de flores, presenta a las hechiceras no como entes terribles, sino como jóvenes ordinarias haciendo su día a día, transmitiendo una gran calma en el proceso. Respecto al dibujo, Miriam E. G., en consonancia con la calma previamente mencionada, nos presenta a unas brujas de semblante y modos muy agradables, con diseños bastante variopintos y que hace diferenciarse a las protagonistas unas de otras de una forma u otra, de tal manera que todo lector acabará por tener una favorita.


En conclusión, si queréis un libro de ilustraciones simpático y con el que recrearos la vista, dadle una oportunidad a Botanical Witches. Podéis haceros con este fanzine de 40 páginas (con algunos bocetos e imágenes descartadas a modo de extras) por un precio de 9€. Por último, la dedicatoria que me hizo la amable Miriam E.  G. en el tomo durante la Japan Weekend de Madrid de febrero 2019. ¡Gracias de nuevo!


En ABCDUNGEON, por otro lado, Tanaka sigue con la ruta ya marcada en Dungeonland (reseña aquí), en lo que se refiere a presentarnos todo un bestiario de criaturas que perfectamente tendrían cabida en las mazmorras de juegos de rol. Ahora bien, en esta ocasión los nuevos monstruos y espectros desfilan en un riguroso orden alfabético de la A a la Z, saliendo el autor airoso de un desafío mucho más complejo de lo que podría parecer. Así, vemos criaturas no solo roleras, sino también de distintas procedencias folclóricas o mitológicas, algo que añade variedad y riqueza al conjunto. Respecto al dibujo, Jae Tanaka lleva al papel, junto a sus amenazadores monstruos, todo tipo de sensaciones: desagradables desnudos, tragedias fantasmales, peligrosidad más o menos sutil… y todo ello con mucha imaginación de por medio.


En conclusión, si os gustan los bestiarios monstruosos, dadle una oportunidad a ABCDUNGEON. Podéis haceros con este fanzine de 28 páginas por un precio de 6€. Por último, la dedicatoria que me hizo Jae Tanaka en el tomo durante el Heroes Comic Con de Madrid de 2018. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!

lunes, 1 de abril de 2019

Entre tinieblas, de Jordi Bayarri – Volumen 2

En la reseña de hoy toca volver a hablar de la saga Entre tinieblas, serie de tebeos de Jordi Bayarri (http://anillodesirio.blogspot.com/), y más concretamente, de su segundo volumen recopilatorio, aquel que aúna los tomos 5, 6 y 7. En caso de que no conozcáis la saga, para evitaros destripes, os aconsejo dejar esta reseña para, en su lugar, leed la del siguiente enlace:  http://caballerodecastilla.blogspot.com/2012/11/entre-tinieblas-de-jordi-bayarri-tomo-1.html


Tras detener un oscuro ritual que habría traído a los Señores de la Sima de nuevo al mundo, Beryl, Dsedraj, Eilyrn y Talee prosiguen su periplo contra las fuerzas del mal. Esta peligrosa odisea les llevará por todo tipo de lugares: ciudades subterráneas, grutas volcánicas e incluso una urbe levantada sobre canales.

La historia de espada y brujería iniciada por Jordi Bayarri con Piel de dragón, continúa con tres nuevas historietas tan entretenidas como las anteriores y que permiten profundizar en el mundo de Anthaggar, ya sea mostrando nuevas sociedades o ahondando en su propia demonología. Y esto se hace de distintas maneras ya que, aunque se presentan escenarios nuevos, se actúa de distintas maneras en cada uno, con la épica clásica en la ciudad-pozo de los enanos frente a la investigación a la detectivesca de las calles de Nattutal. Los personajes siguen siendo uno de los grandes atractivos de la obra, con un cuarteto protagonista al que siempre es agradable ver interactuar entre sí, y que incluso evoluciona según avanza la serie. La única crítica que se me ocurre es el uso, en el cuarto tomo, de analepsis y prolepsis en demasía, y aunque eso no quita que la historieta se pueda seguir perfectamente, no deja de ser bastante confuso.

Respecto al dibujo, y para no repetirme demasiado, resumiré las bondades del dibujo de Jordi Bayarri: buenos combates, féminas muy atractivas, monstruos brutales y enemigos imaginativos, un coloreado que cumple más que bien…


En conclusión, si os han gustado hasta ahora Entre tinieblas, seguid avanzando con su lectura, pues no decepciona. Podéis haceros con este segundo volumen, el cual incluye los tomos 5, 6 y 7 junto a sus extras, de manos de Aleta Ediciones, por un precio de 18€ por sus cerca de 180 páginas.


Por último, la dedicatoria que me hizo en mi tomo el amable Jordi Bayarri en el Salón del Cómic de Zaragoza de 2018. ¡Gracias de nuevo!    

domingo, 24 de marzo de 2019

Doble reseña: Dilemas una dibujante manga y Woodland creatures

En la reseña de hoy toca hablar de no uno, sino dos tebeos: Dilemas de una dibujante manga en el mundo del arte, de Rikku Hanari (https://twitter.com/RikkuHanari) y Woodland Creatures: Almas Salvajes, de Cristina Roswell (https://twitter.com/C_Roswell), Fali Ruiz-Dávila (https://ruizdavila.wordpress.com/) al guión y con Tomás Aira (https://www.facebook.com/profile.php?id=100011952229358) al dibujo.

En Dilemas de una dibujante manga en el mundo del arte nos encontramos con Sofía, estudiante de Bellas Artes que encontrará siempre reproches en la carrera, tanto de parte del profesorado como de los compañeros, por ilustrar a la japonesa. El ir contracorriente y desear ser aceptado como uno más no es un concepto nuevo en la literatura, pero hay que reconocer que en este comic es un arquetipo bien aplicado y con el que seguramente todos nos identificaremos de alguna manera: miradas por encima del hombro, condescendencia, cuchicheos… Este desasosiego se nota de forma muy importante en el apartado gráfico, con una Sofía que intenta trascender más allá del manga hacia otros estilos, bien más realista, bien más vanguardista, algo que lleva muy bien al papel Rikku Hanari, saltando bastante bien de una modalidad a otra, aunque un servidor sin duda se queda con el agobiante emborronamiento negro aparejado a la pérdida de identidad.


En conclusión, si queréis una obra reflexiva y sincera, dadle una oportunidad a Dilemas de una dibujante manga en el mundo del arte. Podéis haceros con este fanzine de 20 páginas a un precio de 7€. Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Rikku Hanari en la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2019. ¡Gracias de nuevo!


En Woodland Creatures: Almas salvajes 0, asistimos a como una cita en un bar acaba convirtiéndose en una salvaje persecución a través de Central Park. Desde muy antiguo, a los lobos siempre se les ha dado un trasfondo místico, ya sea con la muy visual licantropía o, tal y como hizo Rosswell con su libro, con la leyenda del amaroq. Y, a partir de la novela original, Dávila echa una mano para traspasarla al comic. Y con bastante acierto. Así, estamos ante Callie, una protagonista sádica y con un total desprecio por la vida humana, secundada por Christopher, alguien mucho más humano pero que se ve arrastrado por la mujer que ama a delinquir también, formando un dúo interesante y de cuyas historias gustaría saber más, formando así un estupendo prólogo. Respecto al dibujo, Tomás Aria deleita la vista con un estilo bastante realista y con unas geniales tintas que quedan más a la vista gracias a la decisión de hacer el tebeo en un sobrio y sombrío blanco y negro.


En conclusión, si os gustan las historias protagonizas por villanos y el misticismo lupino, echadle un ojo a  Woodland Creatures: Almas salvajes 0, bien en formato físico, bien en digital gracias a la cortesía de su autora: https://www.cristinaroswell.net/muestras-samples

Por último, la dedicatoria que me hizo Fali Ruiz-Dávila en mi tomo durante el Salón del Cómic de Castilla y León de 2019. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!