domingo, 5 de septiembre de 2021

La lista, de José Lomo y Manuel J. Sueiro

En la reseña de hoy toca hablar de La lista, módulo de rol lovecraftiano para el juego Cultos Innombrables que ha sido escrito por José Lomo (https://twitter.com/jose_lomo) y Manuel J. Sueiro (https://twitter.com/doctorfatos).

 



El afamado cultista Simon Baudershire ha contactado con los protagonistas tras saber sobre sus pasadas hazañas y méritos para proponerles un negocio: deben ir a Londres y acabar con cuatro personas de las que solo conocen el rostro, el nombre y la dirección. Más allá de los problemas morales que este encargo puede suponer, hay varios más: el corto tiempo que hay para los asesinatos y la amenaza de Baudershire de que, si no se logra el encargo en el tiempo estipulado, los seres queridos de los protagonistas sufrirán las consecuencias. ¿Qué harán los personajes de los jugadores? ¿Qué tienen en común los objetivos para que Baudershire quiera su muerte?

 

Frente a juegos de horror cósmico como La llamada de Cthulhu o Ratas en las paredes, en Cultos Innombrables los jugadores no interpretan a héroes de lo cotidiano que se ven abocados a enfrentarse a males primigenios y a sus adoradores, sino a estos últimos, es decir, personas que por una razón u otra han acabado metidas en lo arcano y oscuro. Eso sí, muchos de ellos todavía conservan bastante de su moralidad y escrúpulos, estando ahí la gracia de jugar la presente aventura, para ver cómo reaccionan y que vías y decisiones toman. En este sentido, la partida es muy abierta, ya que pueden actuar de manera más despiadada, astuta o moral según prefieran. Para mejorar todo lo anterior, el presente módulo se puede jugar tanto como una oneshot o partida individual o como parte una campaña más grande (ideal como interludio entre arcos argumentales distintos o como el inicio de uno nuevo), ya que el propio Baudershire y los hechos que rodean su pasado pueden dar mucho juego para aventuras posteriores, tanto a favor como en contra de los protagonistas.

 

En conclusión, si os gusta el rol lovecraftiano, no dudéis en darle una oportunidad a La lista, thriller a contrarreloj en el que se pondrá a prueba la moral, los recursos y la imaginación de los jugadores, con varios finales posibles en función de las decisiones que tomen. Podéis haceros con este tomo de Nosolorol (el cuarto número de Códigos Pnakóticos) por un precio de 9,99€, incluyendo entre sus 31 páginas, además de la trama en sí, unas muy buenas ilustraciones cortesía de Esther Sanz y David Hueso. Más información en el siguiente enlace:  https://www.nosolorol.com/es/cultos-innombrables/1122/la-lista-papel

sábado, 28 de agosto de 2021

El último rey mono, de Marina Golondrina

En la reseña de hoy toca hablar de El último Rey Mono, relato corto de Marina Golondrina (https://twitter.com/MGolondrinart).



Hanú es un himaya (u hombre mono) que, por lo exótico de su derrotada raza, es exhibido en el circo de Igo como trapecista, aprovechándose el director del espectáculo de la agilidad y los reflejos del esclavizado simio. La tristona y encadenada existencia de Hanú, sin embargo, empezará a cambiar cuando conozca a Dinis, uno de sus espectadores más jóvenes.

 

Un tema recurrente en las artes y en la mentalidad humana es la libertad, un don muy preciado que muchos ni saben que tienen.  Y aquí es donde entran obras como El último Rey Mono, para recordarnos esta cuestión: Hanú es un esclavo cuya función es entretener a los otros y hacerles sonreír y asombrarse, pese a estar él seriamente deprimido, tanto por su situación particular como por la de sus semejantes, los himaya. Ahora bien, como la esperanza puede aparecer incluso en los sitios más inesperados, un miembro del público animará al acróbata con su inocencia, ingenuidad y buena intención: Dinis, un niño humano que admira a Hanú desde lo más profundo de su ser y que provocará que se inspiren mutuamente el uno al otro.

 

Cuestión importante es señalar que Dinis es humano, por subrayar que las personas son, en este mundo, la facción dominante y que ha puesto a otras criaturas inteligentes (mayoritariamente animales antropomórficos) bajo su dominio a través de La Torre, una poderosa institución, tan ominosa como misteriosa. Y es que este relato corto es parte de un universo más grande que la autora está escribiendo en estos momentos, haciendo Golondrina muy bien trabajo con El último Rey Mono para poner los dientes largos a su público, haciéndole sentir gran curiosidad por su mundo y por el destino que correrá su simiesco personaje. Eso sí, de criticar algo habría que señalar que, sin contar con Hanú y Dinis, el resto de los personajes están poco desarrollados y son bastante maniqueos, aunque siempre se podría justificar esto con las pocas páginas del presente relato.

 

En conclusión, si queréis una obra de fantasía entrañable y con una relación bonita entre sus protagonistas, dadle una oportunidad a El último Rey Mono. Podéis haceros con este fanzine de 66 páginas de NEUH que, además de la narración en sí, contiene algunos extras, como ilustraciones del personaje que da título al presente volumen de manos de su propia creadora.

 

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Marina Golondrina durante el Celsius 2021. ¡Gracias de nuevo!



domingo, 22 de agosto de 2021

Soy una mata gigantes, de Joe Kelly y Ken Niimura

En la reseña de hoy toca hablar de Soy una mata gigantes, tebeo que cuenta al guión con Joe Kelly y al dibujo con Ken Niimura (https://www.facebook.com/kenniimura).

 



Barbara Thorson es una alumna de quinto de primaria cuyo día a día no es el mejor del mundo: le cuesta encajar, tiene problemas en el colegio, su hermana mayor a cada día que pasa ve más difícil cuidar de ella… Dos cosas sacarán a Barbara de esta rutina: la aparición de una niña llamada Sophia que quiere trabar amistad con ella y la cada vez más cercana llegada de un gigante a su ciudad… y solo ella puede enfrentarse a esta colosal amenaza.

 

Soy una mata gigantes es una historia que abarca muchas cosas, pero sobre todo el enfrentarse a nuestros miedos. Puede ser miedo a recibir golpes, algo que escenifica muy bien la matona del colegio de Barbara. Puede ser miedo de no estar a la altura de las circunstancias, tal y como pasa con Karen, la hermana mayor de Barb. Puede ser miedo ante lo que parece inevitable, tal y como verá muy a su pesar la protagonista… pero no adelantemos acontecimientos. Así, también puede decirse que este tebeo trata sobre cómo la fantasía y la ficción nos ayudan a superar el día a día y nuestros problemas, aunque también previene sobre los peligros que puede tener el dejarnos llevar por ella sin control. Los personajes cumplen bien con la trama: Barb va a ir evolucionando poco a poco y aprendiendo cosas por el camino de paso, la psicóloga hace muy buena combinación de paciencia y profesionalidad, las reacciones de Sophia son bastante comprensibles, la familia de la protagonista y todo lo que vive se hace dolorosamente real... Si a todo esto se le añade que el final deja ciertos elementos a la interpretación del lector, poco más se puede decir sin destripar la historieta, además de que la trama avanza poco a poco y aprovecha para hacer denuncia de temas peliagudos como pueden ser el acoso escolar o la discriminación.  


Respecto al dibujo, Ken Niimura tiene un estilo engañosamente descuidado, que por su garabateado en un principio puede chocar con el lector, pero que al poco encandila y mucho. Para empezar, refleja muy bien los ambientes y las situaciones cotidianas: las escolares, las roleras, las playeras, las cómodas e incómodas, las tranquilas y las aterradoras... Los personajes reflejan rápidamente sus personalidades y sus movimientos y posturas tienen fluidez y naturalidad. Los blancos, negros y grises están también más que bien aplicados y de los paisajes, ya sean interiores o exteriores, se puede decir lo mismo. Mención especial a toda la fantasía de la imaginativa mente de Barbara, por plasmarse con un estilo distinto al del resto del comic, quedando claro al lector los límites entre los dos mundos en todo momento. 




En conclusión, Soy una mata gigantes es una obra entretenida que combina lo mismo drama, costumbrismo, acción e imaginación. Podéis haceros con esta obra de Norma Editorial por 23,95€, incluyendo entre sus 308 páginas, además de la historia en sí, varios extras, tal y como el proceso de creación de la misma. 


Por último, la dedicatoria que me hizo el amable Ken Niimura en el tomo en Omega Center en julio de 2021. ¡Gracias de nuevo!


sábado, 14 de agosto de 2021

La ciudad de 3, de Ottavia Allgood

En la reseña de hoy toca hablar de La ciudad de 3, la novela corta de Ottavia Allgood (https://twitter.com/OttaviaAllgood).

 


La Tierra fue conquistada por la raza alienígena conocida como los Annunaki hace ya varias décadas. La humanidad está subyugada a los extraterrestres, controlada por chips que tienen implantados sus integrantes para asegurar que sean dóciles como ganado, pues los invasores han encontrado en los humanos un alimento delicioso. Pero no todo está perdido: el Predicador ha llegado a 3, una de las ciudades más importantes del domino Annunaki. Y si se encuentra en esta urbe con Kyu, una mítica hacker anterior a la invasión alienígena, es posible que puedan asestar un golpe mortal a los extraterrestres y devolver así la Tierra a los humanos.

 

Las invasiones extraterrestres son un tema recurrente en la ciencia ficción. Ahora bien, una invasión rematada con éxito por parte de los xenos ya es otra cuestión mucho menos tratada. Y aquí es dónde la autora logra muy bien exaltar los sentimientos del lector, al mostrar a los humanos como ganado: los hombres bajo el título de Esclavos y las mujeres bajo el de Creadoras, para que el proceso encadenado de antropofagia no acabe nunca. Rabia, ansia de libertad, frustración… Todo ello repercute en que sintamos bastante simpatía por personajes humanos que no están esclavizados ni en lo físico ni en lo mental como pueden ser el Anciano o el Predicador, por querer revertir la situación. Estos protagonistas no alienados están por lo general bien retratados a través de los dos tipos de capítulos que hay en la obra: los de los días previos al ataque y victoria Annunaki (2020, como quién dice) y el presente, un par de generaciones después. Estos saltos temporales están bien llevados y contribuyen a que la trama sea ágil y vaya dejando pistas de lo que está por pasar.

 

Ahora bien, la obra tiene sus lacras. Aviso de que a partir de aquí destripo datos importantes de la trama, por lo que si os interesa leerla no prosigáis leyendo esta reseña. Dicho esto, comencemos con lo no tan bueno. Para empezar, hay que señalar que es insultantemente fácil como el Predicador y Kyu derrotan a los Annunaki, quitándole toda la épica al desafío de la liberación de la humanidad, más si atendemos al hecho de que en la sinopsis del libro se nos dice que la ciudad de 3 (el nombre que le dan a París los invasores) es “uno de los bastiones mejor protegidos por el invasor”. Pero peor todavía es lo que decide hacer este dúo con la humanidad tras liberarla: purgan vía asesinato a todos los Perdidos (supervivientes del mundo anterior a la invasión) que no coinciden con su ideología, limitan los conocimientos a los que pueden acceder los Esclavos y Creadoras liberados y deciden modificar, mediante los chips extraterrestres, el deseo de poder humano. O, dicho de otra manera, se intercambia una dictadura por otra y que redundará por igual en el alineamiento humano, con gente que se declaraba totalmente en contra de la religión y a favor de la libertad para convertirse en deidades despóticas, acabando con el libre albedrío. Y para rematar la jugada: todo ello no se relata de manera neutral o desapasionada, sino que la voz narradora comulga totalmente con el planteamiento.

 

En conclusión, La ciudad de 3 es un libro que tiene buen planteamiento y desarrollo, pero que también posee un desenlace terrible e incoherente con su trama y los protagonistas que lo llevan a cabo… sin haberse pretendido crear una distopía con él. Podéis haceros con esta novela corta de 295 páginas gracias a Ediciones Cerbero, bien en formato físico (5€), bien en formato digital (1,90€).

 

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Ottavia Allgood durante el Celsius de 2021. ¡Gracias de nuevo!




sábado, 7 de agosto de 2021

Repasando fanzines

Aunque todavía no estamos fuera de peligro en lo tocante a la pandemia, ya se empiezan a notar aquí y allá avances. Uno de ellos tiene que ver con que en el horizonte ya vuelven a aparecer eventos comiqueros. Y, como bien sabrán los lectores de este blog, este tipo de festivales suele traer consigo algo difícil de conseguir en nuestras librerías habituales: fanzines. Y justo para eso está el presente artículo: para hablar de tres autores a los que quizás encontréis en futuribles eventos españoles.

 

El primer de ellos es Yokai Sketchbook, libro de ilustraciones de Ayakashiis (https://twitter.com/Ayakashiis), en donde la autora nos regala la vista con versiones muy dulces de distintas criaturas del folclore japonés: los oni, tanuki, dodomeki… Y es que, aunque varios de los espíritus tengan sin duda un punto aterrador, la ilustradora es capaz de darle a todos un aspecto entrañable, tal y como con la muy tétrica Kuchisake-onna. Variando con el formato típico del sketchbook, no solo hay dibujos, sino también un glosario en donde se dan detalles sobre las criaturas míticas que en él aparecen. 



Otro fanzine es El Violín Rojo, de The Curly Fugu (https://www.facebook.com/TheCurlyFugu), donde su autora nos vuelve a traer un cuento de terror ilustrado como con Aquel que viene, aunque mucho mejor estructurado y narrado que el anterior, lo cual es señal de su evolución y mejoría como escritora. En este poema narrativo (nada mal rimado, por cierto), asiste el lector a la trágica existencia de Pierrot, el payaso triste del violín, encadenado por siempre por sus compañeros, sea dando espectaculares conciertos para el público o descansando de ellos… por el temor que le tienen al músico. Se juega así bastante bien con la anticipación de lector, que tiene clarísimo que algo malo va a pasar cuando el payaso se vea liberado y, lo mejor de todo, dando otra vuelta de tuerca tras ese algo malo, convirtiendo así la tragedia en algo más terrible y chocante. El dibujo acompaña en todo momento al texto, melancólico la mayor parte del tiempo y sanguinolento y terrible cuando se procede al clímax, usando solo tres colores muy vistosos: blanco, negro y rojo.



Por último, Blue Bandits!, de Alejandro Rosique (https://www.facebook.com/hijos.de.deimos.infeccion), nos habla de la Guerra de Vietnam desde el aire, a lomos de cazas americanos, con un combate aéreo durante la operación Linebacker. Lectura ideal para aquellos que disfrutan de la épica de los aeroplanos bélicos, con una relación bastante entrañable entre los pilotos americanos, con mucha broma y camaradería. a lo Top Gun. Hay alguna que otra viñeta un poco confusa por el caos de la batalla, aunque nada que no se pueda solucionar con más experiencia y quizás color. Además de todo lo anterior, cabe destacar la buena documentación tras la obra, tanto en lo referente al contexto histórico como en lo que respecta a los aviones, muy bien llevados al papel.



sábado, 31 de julio de 2021

Sangre bárbara, de El Torres y Joe Bocardo

En la reseña de hoy toca hablar de Sangre bárbara, tebeo que cuenta al guión con El Torres (https://www.facebook.com/El.Torres.72) y al dibujo con Joe Bocardo (https://www.facebook.com/joe.bocardo.7). 

 



Conan de Cimmeria ya no es un bárbaro, sino el rey de Aquilonia. Pero este veterano guerrero nota que le falta algo… quizás la libertad de su juventud. En paralelo, el príncipe Conan II, siempre a la sombra de su padre, busca hacerse un nombre en la Historia al margen de su progenitor. Y puede que el destino de tanto el monarca como del heredero se decida en territorio picto…

 

Conan el Bárbaro es uno de los personajes más emblemáticos de la cultura pulp. Y, ya que en Europa, desde 2006, el uso del personaje es de dominio público, el escritor Juan Torres se ha animado a crear una nueva andanza del cimmerio, así como a perfilar a su hijo, heredero al que hasta la fecha se ha tratado muy poco. Y es aquí donde hay que citar uno de los puntos fuertes del tebeo: la difícil relación padre/hijo que mantienen los dos protagonistas, siendo bastante realista y verosímil cuando se entera el lector todo lo que hay detrás de ella. Importantísimo también es el choque de la barbarie y de la civilización, con cada uno de los dos Conan orbitando en torno a ambos extremos como con el ying y el yang: el padre tiende a lo bárbaro y la civilización cada vez le produce más hastío, mientras que con el hijo pasa al contrario: refleja el intelecto y la cultura pese a ser bastante marcial y castrense, con lo que el Torres contribuye así a crear dos personajes muy diferenciados pero con puntos en común. Secundarios interesantes hay unos cuantos: la cabal reina Zenobia (una pena que salga poco, pero las páginas son las que son), como intermediaria entre su marido, Conan I, y su hijo, Conan II; Shebaba Sag cumple como antagonista y líder de los pictos, chocando muy bien la personalidad y los métodos de la hechicera con el escepticismo y sobriedad del príncipe de Aquilonia y, dándole un par de vueltas, se puede uno identificar con la causa de la villana. Ramla es otro personaje clave que funciona bastante bien, con su papel de profetisa trágica y agorera, estando bien escrita en cuanto a que el lector no sabe que esperar de ella ni a dónde acabarán por conducir sus pasos. Ahora bien, no solo los personajes gustarán, sino también el trasfondo que hay a lo largo del comic: los fans de Conan notarán que Torres conoce más que bien al personaje y, en esta obra crepuscular, se hacen unas cuantas menciones más o menos sutiles a los escritos de Robert E. Howard: reinos, pueblos, acontecimientos varios… Y lo mejor es que estas menciones no se interponen en la buena lectura de alguien que no sepa demasiado del universo de Conan, por lo que es muy accesible, además de emocionante y contener varias reflexiones interesantes como, además de las ya mencionadas, las que se formulan sobre el destino y la predeterminación. 



Respecto al dibujo, Joe Bocardo hace un magnífico trabajo al ilustrar a Conan y su mundo. Los espacios suelen ser oscuros y montaraces: campos de batalla, bosques espesos, llanos nocturnos, aldeas montañosas… Y por ellos circulan unos personajes anatómicamente creíbles, sin caer en lo hiperbólico, tal y como otros autores que más que a Conan han llevado a las viñetas al Increíble Hulk. Volviendo al cimmerio: pese a presentar un aspecto maduro, se le nota todavía con un porte atlético y, sobre todo, curtido, tal y como se puede comprobar al observar las cicatrices que recorren su cuerpo y que hacen intuir desde zarpazos hasta crucifixión. Mucho más lozano es Conan II, tanto por su juventud como por su bisoñez, aunque ese no es el único aspecto que le distingue de su padre: detalles como el corto corte de pelo le dan ciertas ventajas tácticas en batalla (tal y como que no le puedan agarrar de la cabellera o, incluso, evitar piojos). Las luchas son espectaculares en más de un sentido: no solo por su buena coreografía de golpes, sino también por la brutalidad de los mismos, sin glorificarse para nada la guerra, sino dejándose más que claro el salvajismo tras ella. O, dicho de otra manera, la casquería abunda. En paralelo, no faltan tampoco desnudos, tanto masculinos como femeninos, ya sea en un baño cotidiano o en el acto sexual, dejando todo lo anterior claro que esta no es una obra para niños. No se puede dejar de mencionar la buena labor como colorista de Manoli Martínez, contribuyendo ello a que la obra sea más atractiva a la vista todavía. 

 



En conclusión, si os gustan las historias de Conan el Bárbaro o los westerns del estilo de Sin perdón, no dudéis en darle una oportunidad a Sangre bárbara. Podéis haceros con esta obra de Karras por un precio de 18€, incluyendo entre sus 128 páginas, además de la historieta en sí, algunos extras sobre la creación de la misma. Eso sí, daos prisa para conseguir el volumen, pues de la primera tirada ya no le quedan ejemplares a la editorial, de tal manera que ahora mismo solo están disponibles para su compra aquellos que queden en librerías, tal y como las que aparecen en el siguiente enlace: https://karrascomics.com/librerias-amigas/

 

Por último, las dedicatorias que me hicieron en el tomo los amables Juan Torres y Joe Bocardo durante su sesión de firmas de julio de 2021 (poco después de que este saliese de imprenta) en la librería de Tomos y Grapas. ¡Gracias de nuevo!    


viernes, 23 de julio de 2021

La ciudad de las sombras, de Victoria Álvarez

En la reseña de hoy toca hablar de La ciudad de las sombras, novela obra de Victoria Álvarez (https://twitter.com/VictoriaAlvar99).

 



En los Locos Años Veinte, Helena Lennox y sus padres acaban de volver a Londres tras una exitosa expedición arqueológica a Egipto. Tras presentar en sociedad sus hallazgos y antes de poder deshacer su equipaje siquiera, los padres de Helena se enteran de que los Brandeth, otros colegas de profesión, han desaparecido en la India. Y no en cualquier ciudad india, sino en nada más y nada menos que en la siniestra Bhangarh, urbe en ruinas en la que se han producido muchas desapariciones sin dejar rastro. Y los Lennox, ante los rumores de que en el antiguo palacio de Bhangarh hay una cámara del tesoro llena de abundantes riquezas, estarán más que dispuestos a hallar a los Brandeth. Eso sí, como la misión parece tener un peligro real, los padres de Helena dejarán a esta, por sus diecisiete años, en un internado suizo. Huelga decir que esta medida no le termina de gustar a Helena y que pondrá cartas en el asunto para no quedarse en Europa y pasar a Asia…

 

Se me había hablado de Victoria Álvarez y su buen hacer literario a través de las redes sociales, así que decidí darle una oportunidad a esta autora mediante el presente volumen. Y no me ha decepcionado, la verdad. Para empezar, hay que decir que esta autora tiene una manera de escribir muy fluida y llana, que permite leer cada página en muy breve lapso de tiempo, lo mismo en lo narrativo que en lo dialogado. En el primer campo, se hace un buen retrato de la India en varias de sus muchas facetas: la gastronómica (provocará hambre a algún lector incluso), la social con el sistema de castas, la política con el dominio británico, lo artístico con la arquitectura de sus palacios y templos o sus esculturas… Y, naturalmente, la sucesión de hechos que encadenan el relato siguen un orden lógico y coherente gracias a Helena, cuyas acciones van precipitando la acción, ya sea a través de su intervención directa o como respuesta a sus actos, no estando nada mal el misterio tras Bhangarh. Hay quizás un par de deux ex machina en el presente libro, pero no son nada realmente serio que impida disfrutar de esta novela de aventuras. Respecto a los personajes, para empezar, hay que citar a los padres de Helena: Dora y Lionel, arqueólogos y ladrones de tumba que, pese a reflejar muy bien el lado más granuja, expoliador e incluso frívolo de los británicos, no dejan pese a ello de tener un punto entrañable, como matrimonio por un lado y como padres de la protagonista por otro. Helena, por otra parte, refleja muy bien los diecisiete años que tiene, con un carácter impetuoso y muchas veces más temperamental de lo que debería, combinado todo lo anterior con ganas de ver mundo y bastante astucia cuando no picardía, con varios detallitos aquí y allá con los que es fácil identificarse.  Los secundarios, entre británicos e indios, están también bien escritos y cumplen bien su papel, ya sea como aliados o antagonistas, siendo el más interesante de todos el príncipe Arshad, como más que buena contraparte del personaje principal.

 

En conclusión, si os gustan las obras de aventuras con buen marco histórico detrás, dadle una oportunidad a La ciudad de las sombras. Podéis haceros con este libro de Nocturna por un precio de 16€, incluyendo entre sus 472 páginas, además de la novela en sí, algunos extras, tal y como las muy vistosas ilustraciones paisajísticas de Lehanan Aida. Aquí, por cortesía de la editorial, podéis leer las primeras páginas del libro: https://www.nocturnaediciones.com/libro/125/ciudad_sombras

 

Por último, la dedicatoria que me hizo la amable Victoria Álvarez durante el Celsius 2021. ¡Gracias de nuevo!