domingo, 27 de noviembre de 2022

Korokke y el espíritu bajo la montaña

En la reseña de hoy toca hablar de Korokke y el espíritu bajo la montaña, tebeo que tiene por guionista a Josep Busquet (https://twitter.com/josepbusquet) y por dibujante a Jonatan Cantero (https://twitter.com/JonatanCantero).

 



Antaño el oni Korokke gustaba de ayudar a los humanos hasta que un mal día fue traicionado por el caudillo Oda Nobunaga. Años después, convertido en espadachín errante junto a su discípulo, el kitsune Fugu, deambula por Japón buscando combates con los que mejorar sus capacidades marciales. En medio de esta peregrinación este dúo se encuentra con Negi, sacerdotisa que necesita ayuda contra las ambiciones de Nobunaga.

 

A modo de precuela de Korokke y la chica que dijo no tenemos el presente comic, pudiendo disfrutar de nuevo en esta de las aventuras del fanfarrón oni rojo. Y es una lectura de lo más entretenida como obra de aventuras, aderezada además con elementos folclóricos e históricos nipones, entretenida de principio a fin. Sus personajes cumplen más que bien su cometido: un Korokke que empieza a volver a tender lazos con la humanidad y que de bravucón evoluciona a héroe, un Fugu deshonrado que quiere dejar de ser cobarde, una Nehi que tiene un gran corazón pero está dispuesta a todo por defender su templo, un Nobunaga tan implacable y como astuto… Secundarios buenos tampoco faltan, tal y como el desternillante ninja Furoshiki, el cual ayuda a dotar a una obra que tiene mucho de bélico de un toque de humor, o el abuelo de Nehi, entrañable y que aporta no poca humanidad al tebeo en las pocas páginas que aparece.

 

Respecto al dibujo, Jonatan Cantero repite junto a Busquet a los lápices y con el mismo buen resultado que en el anterior volumen. Los combates tienen coreografías que no solo se siguen bien, sino que son muy vistosas de contemplar viñeta a viñeta, con hordas de soldados de Nobunaga cargando contra los protagonistas armas en ristre. Los personajes principales también lucen extremadamente bien: así, Korokke seguirá siendo familiar a los lectores, pero su juventud está bien representada y se le nota en su menor corpulencia; Nehi, con su muy vistosa y rapada cabeza, con gestos ahora llenos de decisión, ahora con dudas; la fuerza y fortaleza leoninas de Tonkatsu; la peligrosidad y carácter taimado de Nobunaga… Y todo ello rematado por un coloreado excelente que complementa a los dibujos excelentemente.

 


En conclusión, tanto si os gustó la primera aventura de Korokke o queréis darle un tiento por primera vez al espadachín oni, no dudéis en darle una oportunidad a este tebeo. Podéis haceros con él de manos de Spaceman Project por un precio de 23€, incluyendo entre sus 106 páginas algún que otro extra, tal y como los participantes en su campaña de mecenazgo.

 

Por último, las dedicatorias que me hicieron en el tomo los amables Josep Busquet y Joanatan Cantero durante el Cómic Barcelona de 2022. ¡Gracias de nuevo!



lunes, 21 de noviembre de 2022

Reflejos de Shalott, de Gema Bonnín

En la reseña de hoy toca hablar de Reflejos de Shalott, novela de Gema Bonnín (https://twitter.com/GemaBonnin).

 


Elaine está maldita desde niña: si se asoma al mundo exterior, una calamidad ocurrirá. Por ello, vive prácticamente encerrada en la torre de la isla de Shalott, componiendo y tejiendo mientras contempla en su espejo mágico lo que ocurre en el resto del mundo. Sin embargo, la aparición de Lanzarote del Lago en las cercanías de su isla precipitará los acontecimientos…

 

La tradición artúrica tiene un encanto especial y que, además de en la literatura, ha inspirado en medios como el cine, la televisión o los videojuegos excelentes historias. Pues bien, Reflejos de Shalott es una oportunidad perfecta para introducirse en las historias de Arturo y la Mesa Redonda, particularmente para los más jóvenes y neófitos en la materia. El presente volumen tiene una estructura de relato marco en la que, mientras la protagonista ve pasar los días, va contemplando en paralelo las aventuras y vivencias de personajes de la talla de Merlín, Perceval, Morgana, Tristán, Nimue o Lanzarote en su espejo: la extracción de Excalibur, el primer encuentro entre Arturo y Ginebra, el primer hecho de armas de Perceval, la tragedia de Tristán e Isolda… Un buen recorrido por Camelot y sus alrededores, en definitiva.

 

Ahora bien, si todo lo anterior está bien escrito (el libro se devora realmente rápido y no se hace tedioso en ningún momento), la vida de Elaine merece destacarse por encima de las otras narraciones. Y es que la autora consigue que el lector empatice con la protagonista, un gran logro por dos motivos: la brevedad de la leyenda de la Dama de Shalott y el reto que supone el tenerla encerrada sin poder ver el exterior. Lo anterior se suple en parte con los relatos intercalados ya comentados, y en parte profundizando en la personalidad de la prisionera de la maldición, siendo fácil sentirse identificado con sus ganas de vivir mientras pena sin ninguna culpa. La familia de este personaje, con la entrañable Margalda a la cabeza como la abuela de la joven o la leal y juguetona perra Freya son secundarios que se nos hacen muy cercanos, a los que se valora en buena medida por el consuelo, diálogos y pensamientos que le dan a Elaine. Pese a todo lo anterior, la leyenda es la que es y acaba cómo debe acabar… pero con un desenlace tremendamente emotivo y cargado de fuerza que supone un más que buen cierre para la novela.

 

En conclusión, si os gusta el ciclo artúrico u os interesa tantearlo por vez primera, dadle una oportunidad a Reflejos de Shalott. Podéis haceros con este libro de Nocturna Ediciones por un precio de 14,50€, incluyendo entre sus 224 páginas, además de la obra en sí, el poema de Alfred Tennyson La dama de Shalott tanto en su versión original en inglés como en español gracias a la traducción de Luis Alberto de Cuenca.

 

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Gema Bonnín allá por marzo de este mismo año. ¡Gracias de nuevo!


lunes, 14 de noviembre de 2022

Shadowman, de Cullen Bunn

En la reseña de hoy toca hablar de Shadowman, comic que tiene por guionista a Cullen Bunn (https://twitter.com/cullenbunn) y por dibujantes a John Davis-Hunt (https://twitter.com/jondavishunt) y Pedro R. M. Andreo (https://twitter.com/ElectroCereal).

 



Frente a nuestro mundo se encuentra el Lado Muerto, un plano lleno de monstruos y espectros ansiosos por entrar en nuestra realidad. Para tal fin, se aprovechan de las podredumbres, fisuras entre ambos planos creadas por el odio, miedo, pena y rabia. Solo hay un hombre capaz de cerrar estas podredumbres mientras da caza a los moradores del Lado Muerto: Shadowman.

 

No conocía nada del universo comiquero de Valiant hasta la fecha y he de decir que leer páginas del mismo no ha estado nada mal, y no solo por permitir salir de una zona acaparada cada vez más y más por Marvel. En lo referente a Shadowman, la lectura ha sido más que entretenida por dos motivos principales: por cómo combina lo superheroico con el vudú y el ocultismo y por su manera de jugar con los grises. Respecto a lo primero, ha estado bien saber sobre los loas, particularmente sobre el Barón Samedi, uno de los personajes más carismáticos del presente tebeo. En segundo lugar, está el hecho de que no se nos vende a todos los habitantes del Lado Muerto como entidades malignas per se, sino que a muchos se les ha pintado nuestro plano como un paraíso con el que escapar de las miserias del suyo. En este sentido, está muy bien llevada la evolución del protagonista, de alguien que pasa de la fuerza bruta a un papel más mediador y diplomático, aunque muchas veces la situación sea peliaguda.

 

La trama se puede dividir en dos bloques principales: la primera mitad con historias más o menos autoconclusivas, muy dinámicas de leer y perfectas para introducirte en el mundo del protagonista; la segunda, consecuencia directa de la primera, ya tiene un eje central que articula todos los capítulos a su alrededor. En lo referente a los personajes que mueven la acción, hay un poco de todo, empezando por un protagonista sobrio que muchas veces duda sobre su papel en el universo y que, pese a sus capacidades sobrenaturales, no se nos muestra a los lectores ni mucho menos como invencible, por lo que es fácil empatizar con él. Además del ya mencionado Samedi (aparente guía que se calla mucho más de lo que cuenta), otra buena secundaria en Punk Mambo, heroína atípica y macarra que echará una mano al protagonista. El resto de los personajes, tanto en el lado del orden como de los antagonistas, cumplen el papel que tienen asignado.

 



Respecto al dibujo, hay que señalar que el presente tomo tiene dos dibujantes: en su primera mitad Jon Davis-Hunt y en la otra Pedro R. M. Andreo. Ambos se complementan más que bien y el cambio no chirría en absoluto para el lector, lo cual es de agradecer. Este dúo realiza igual de bien escenas tétricas (como las de la secta o la familia por un lado, y las del hospital por otro) y las de los combates que protagoniza Shadowman guadaña en mano, con no poca casquería y gore de por medio. Los diseños de los demonios, espectros y demás serán muy del gusto de los aficionados a los monstruos, ya sea por lo espectacular o lo sombrío de los mismos. Los secundarios humanos y de otro tipo tampoco están nada mal, tal y como pasa con los nuevos Cómplices, grupo que no pasa desapercibido en el mejor de los sentidos gracias a sus muy distintivos aspectos. El coloreado también cumple sobradamente, ya sea para representar lo repugnante, lo siniestro o incluso lo tranquilo cuando llega el caso con una paleta variada y visual.

 

En conclusión, si queréis ver un superhéroe un tanto distinto a los habituales, dadle una oportunidad a Shadowman. Podéis haceros con este tomo de manos de Moztros por un precio de 19,50€, incluyendo entre sus 144 páginas algunos extras, tal y como portadas alternativas de los ocho números que consta el volumen.

 

Por último, la dedicatoria que me hizo el amable Pedro Andreo durante su sesión de firmas en Omega Center en octubre de 2022. ¡Gracias de nuevo!


lunes, 31 de octubre de 2022

Planeta manga – tomos 11, 12 y 13

En la reseña de hoy seguimos hablando de Planeta manga, la revista de comic bimensual de la editorial Planeta.

 



En Gryphoon, de Luis Montes (https://www.facebook.com/luis.montes.1806), Terror Nocturno sigue dando guerra y solo los protagonistas pueden evitar que el resto de cadetes sean marionetas de las que se alimente.

Buena evolución de los personajes de Noha y Khaine, los cuales poco a poco se van complementando mejor, mientras que, de manera pareja, otros como Rain siguen albergando muchos misterios en cuanto a su pasado. Buena lucha y buen desenlace para el arco argumental de estos últimos números, de tal manera que deja con los dientes largos para el siguiente.  

 

En Backhome, de Sergio Hernández (https://twitter.com/SergioHdezAutor) y Toni Caballero (https://twitter.com/ToniCabArt), Thomas ya tiene finalmente a su alcance los medios para curar a su hijo pero, en medio de una gran deserción de sus tropas y con unos Adam y Ann ya felizmente reencontrados, ¿qué acabará por pasar?

El principio del fin ya está aquí… y acaba pasando lo que tenía que pasar. La historia se sigue devorando con su rapidez habitual y estos capítulos nos dejan buenas escenas como la pelea entre Daniels y Helen o cierta casquería vía mutación bastante gráfica.

 

En Conquering the Earth, de Kaoru Okino (https://twitter.com/Pencilness), la invocación del Waken está más y más cerca… cuando el parásito reaparece con aviesas intenciones. Capítulos más centrados en la acción que en el humor, pero igualmente muy disfrutables. Se profundiza, además, en el pasado y motivaciones de varios de los personajes, así como en conceptos como el linaje y el heroísmo con bastante buena mano. Con ganas de ver los derroteros que llevan al desenlace.

 

En Limbo, de Ana C. Sánchez (https://twitter.com/kumanakris), Aurora y Lieza hacen causa común para investigar en el Museo de Bellas Artes tras saber que un cuadro de una de sus galerías podría contener un onirio.

La trama prosigue con la cacería de las esencias en este nuevo arco argumental, profundizando en la psique de ambas protagonistas al mismo tiempo que en lo que diferencia a humanos y a ángeles, todo ello complementado con buenas escenas de lucha, así como imaginería muy visual para representar la fisura del onirio.

 

En Blue Sun, de Miguel Gómez Cabrero(https://www.facebook.com/miguel.gomezcabrero) y Lolita Aldea (https://twitter.com/LolitaAldea), Noa y Nef son dos hackers que, para empezar a medrar, montan su propia agencia de detectives. Su primer encargo es localizar a una sintética desaparecida por la que su dueño siente un increíble apego.

Buen relato ciberpunk, con dos protagonistas con química y con mensaje ético (tanto empresarial como personal) de fondo, con buena combinación del género detectivesco y acción. El dibujo no se queda atrás con respecto al guión y, como suele pasar con Aldea, entra rápidamente por los ojos, cabiendo destacar la manera de ilustrar el hackeo de redes dentro de estas a lo shonen con elementos del ajedrez.

 



En Khova, de Konata (https://twitter.com/konata_art), en una helada tundra Aki se tiene que enfrentar al rito de caza que le hará pasar de la infancia a la adultez… pero la situación se descontrolará de manera terrible.

Con un ambiente muy bien elegido para reflejar la vida de las tribus cazadoras (tal y como los esquimales, por ejemplo), Konata crea una introducción con la que es fácil cogerle cariño al protagonista y a su familia (destacando Yako en esta por lo bien retratada que está su relación fraternal con Aki). El dibujo es bonito y entra rápidamente por los ojos, llamando la atención el contraste entre los humanos (con un marcado carácter manga, sobre todo en momentos humorísticos) y los animales (mucho más realistas), ideales para los momentos de tensión de la serie. Habrá que estar atentos en qué desemboca la maldición de la sangre negra.

 

Respecto a las historietas cortas, vuelve a hacer aparición Santi Casas (https://www.instagram.com/santi.ikari/), bien con La Noche, bien con Dona d’Aigua, mientras lleva una vez más al papel viejos mitos y leyendas, bien asiáticos, bien españoles, pero en ambos casos con alguna que otra moraleja interesante que aprender de ellos y con unos lápices más que atractivos.  

 



En Horror inside, de Clara Martínez (https://twitter.com/ClaireC_Art), tenemos una historia de terror cortita pero que cumple en lo que a transmitir repelús se refiere (particularmente por el dibujo de algunas de sus viñetas) y a dejar claro que ciertas casas abandonadas lo están por un motivo de peso. 

 

En Milo es un buen chico, Lizth Blanc (https://twitter.com/Lislizth), lo que en un principio parece que va a tratar sobre un monstruo acechando a unos estudiantes se acaba convirtiendo en una historieta con mensaje y denuncia, concretamente sobre el acoso escolar y la importancia de la amistad para ayudar a salir de apuros y todo ello por medio de un dibujo muy bonito.

 

En El extraño caso del señor Valdemar, de Marta Salmons (https://twitter.com/Soryuden) y José Luis Bueno Piña (https://buenopina.wixsite.com/joseluis), se adapta el clásico relato de Edgar Allan Poe, pero con un giro y final diferente que se hacen interesantes, todo ello llevado al papel mediante un ambiente tétrico y buenos diseños de personaje.

 

En conclusión, Planeta Manga sigue sin perder fuelle y entreteniendo al lector con buenas y diversas historias para todos los gustos. Del tomo 12 al 13 se ha pasado de vender por 4,95€ a 5,95€, pero sus 320 páginas llenas de talento hacen que este precio siga siendo más que justo para el consumidor.

 

Por último, las tres dedicatorias que obtuve en el Cómic Barcelona de 2022 cortesía de los amables Luis Montes, Ana Cris Sánchez y Konata. ¡Gracias de nuevo!



sábado, 22 de octubre de 2022

Clara Campoamor, de Rafael Jiménez y Meik

En la reseña de hoy toca hablar de Clara Campoamor, tebeo que tiene por guionista a Rafael Jiménez (https://www.facebook.com/rafael.jimenezsanchez.3) y por dibujante a Meik (https://twitter.com/MeiK_comic).

 



Marta quiere que la tomen en serio dentro de su periódico y, para ello, se propone realizar un espectacular artículo de Clara Campoamor en el 48ª aniversario del nacimiento del sufragio femenino en España. Pero no le será fácil, pues el tiempo corre en su contra…

 

Hasta hace relativamente poco no se ha puesto de relieve la figura de Clara Campoamor, adalid del voto femenino en la España de 1933, probablemente por la ojeriza que lo cogieron los unos y la desconfianza que suscitó en los otros. Afortunadamente, obras como la de la presente reseña están para compensar este silencio pasado y concederle a esta política el lugar que le corresponde en nuestra Historia. En este sentido, la obra funciona más que bien, al incluir una biografía de Campoamor bastante completa, con su infancia, juventud, adultez, trascendencia política, exilio, vejez y muerte. Esta biografía la va a ir descubriendo poco a poco el ya citado personaje de Marta según va documentándose sobre la sufragista, de tal manera que, dependiendo de cada lector, podrá haber dos reacciones: o bien fruncir el ceño por interrumpir esta la narración principal, o bien gustar por complementarse las dos narraciones entre sí y ver dos sociedades españolas distintas en paralelo. Por tanto, hay que reseñar dos tramas: la histórica, muy ensayística, trenzándose a partir de los escritos de Campoamor y los testimonios que han quedado de ella, y su relato marco, mucho más narrativo y novelesco y que, al igual que paso con la cruzada personal de Campoamor por el voto femenino, abre una ventana a la esperanza.

 



Respecto al dibujo, Meik sigue con su buen hacer ya comentado en el tebeo de María Pita (reseña aquí): en resumidas cuentas, esta ilustradora consigue que el lector empatice con sus dos protagonistas y ayuda a que sintamos ternura, admiración, curiosidad o admiración por ambas, reflejar peligrosidad (bien por violencia política, social o callejera), retratar buenas estampas costumbristas… El uso del color está muy bien llevado, tanto por su magnífico uso como por diferenciar las dos tramas con, en el caso del pasado tonos apagados frente a unos ochenteros mucho más vivos, ideales para situar al lector rápidamente sobre dónde se encuentra.

 


En conclusión, si tenéis interés en la figura de Claro Campoamor, la presente historieta es un más que buen medio para empezar a conocerla. Podéis haceros con este tebeo de Cascabora Ediciones por un precio de 16,00€, incluyendo entre sus 64 páginas, además de la obra en sí, algunos extras sobre la misma, como páginas con su proceso de creación o un prólogo de Inés Arrimadas.

 

Por último, la dedicatoria que me hicieron en el tomo durante el Cómic Barcelona de 2022 los amables Rafael Jiménez y Meik (y de propina, la de María Pita, por surgir de la mano de la misma autora). ¡Gracias de nuevo!


miércoles, 12 de octubre de 2022

Hacia el resquicio, de Celia Corral-Vázquez

En la reseña de hoy toca hablar de Hacia el resquicio, novela corta obra de Celia Corral-Vázquez (https://twitter.com/CeliaCorrV).

 


Oskar se despierta en un extraño lugar repleto de túneles conectados entre sí. Como si el hecho de estar sin su pierna protésica no fuera suficientemente grave, en medio de la oscuridad, rondando por los túneles, hay inquietantes amenazas al acecho. Pero Oskar tiene una esperanza: ascendiendo y ascendiendo, quizás pueda escapar de esta siniestra ubicación… aunque antes tendrá que aprender a convivir con Péndulo, mujer corpulenta e impertinente, por ser la única ayuda con la que puede contar.

 

Hacia el resquicio es una buena muestra del género distópico: crítica a las políticas extremistas, aviso sobre los peligros de la tecnología y de nuestra adicción a la misma, una sociedad injusta que no funciona cómo debería... Si a esto le añadimos que la obra tiene mensaje, el telón de fondo no está nada mal. Ahora bien, se puede criticar que bastantes elementos de la trama resultaran muy familiares a los lectores de los X-Men. ¿Es original en este sentido Hacia el resquicio? No demasiado. ¿Es pese a ello una obra interesante de leer? Pues sí. Además de por las virtudes ya mencionadas, por otras como las que siguen. Para empezar, por estar bien escrita y tener una prosa muy llana, hasta el punto de que la novela bien puede acabarse en una tarde, por sus ágiles diálogos y descripciones. El cómo han sido creados el prólogo y el epílogo también es digno de mención: el primero por la manera de intrigar a lector y el segundo por cerrar adecuadamente lo que parecía un agujero argumental. Como punto negativo, la caracterización de Oskar: y es que, si bien como canal para saber más de su distópica Madrid es más que eficiente, se le retrata excesivamente débil y dependiente a consecuencia de faltarle una pierna. No digo que se debía hacer de él un Long John Silver, un Ahab o un Blas de Lezo, pero si haberle dado algo de redaños.

 

En definitiva, si os gustan las distopías con mensaje, dadle una oportunidad a Hacia el resquicio. Podéis haceros con esta obra de 251 páginas de manos de la editorial Cerbero por un precio de 5€ en físico y por 1,90€ en digital.

 

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Celia Corral-Vázquez durante el Celsius de 2021. ¡Gracias de nuevo!  


sábado, 1 de octubre de 2022

Piel de toro. 1920, de Ricard Ibáñez

En la reseña de hoy toca hablar de La piel de toro 1920, el suplemento para La llamada de Cthulhu obra de Ricard Ibáñez (https://twitter.com/ibanez_ricard).

 



Cuando se habla de los “Locos años veinte” normalmente pensamos en Estados Unidos, sobre todo por el jolgorio que acaba en la debacle que conduce al Jueves Negro de 1929. Sin embargo, otros países también vivieron está década de manera más o menos alocada, tal y como es el caso de España. Y este es un escenario más que atrayente para jugar partidas de investigación donde lo histórico se da de la mano con lo aterrador y sobrenatural.

 

En lo referente a lo histórico, Ibáñez ilustra muy bien lo que supuso aquella década para España. Así, en lo político, se exponen más que bien acontecimientos como la Guerra de Marruecos o la Dictadura de Primo de Rivera, mientras que en lo social se ven los distintos grupos que vertebraban al país en aquel momento: aristócratas, clases medias, obreros, delincuentes, políticos, fuerzas de seguridad… A propósito de esto último, y en referencia a lo que suele implicar una partida lovecraftiana, tiene tres apéndices más que útiles: para empezar, un minucioso repaso al código penal de la época, tanto para los personajes secundarios de la trama como para jugadores que se pasen de la raya; por otra parte, como no podía ser de otra forma, la visión y los tratamientos para la locura de esta década; y varios monstruos legendarios y folclóricos hispánicos ideales para salirse del (o combinarse con) el horror cósmico. Si a todo lo anterior añadimos otros elementos como sucesos de crónica negra, elementos intrahistóricos (como la moda o el cine, por poner solo un par de ejemplos), biografías coetáneas ilustres o una más que buena descripción de cómo eran Barcelona, Madrid, San Sebastián o Sevilla en aquellos años, tenemos un volumen trabajadísimo y muy documentado.

 


Muy atrayentes también son las siete aventuras incluidas en el presente tomo, ideales tanto para mesas principiantes como para las más veteranas. Y aunque a varias de ellas se les puede poner la crítica de que son un tanto lineales, esto no tiene que ser malo per se, ya que directores bisoños, tardes tranquilas e incluso campañas grandes que necesiten un paréntesis las agradecerán: buscar a una patrulla pérdida tras el Desastre de Annual, demostrar la inocencia de un cenetista en un crimen que no cometió, encontrar las causas tras la locura de un pueblo malagueño, descubrir que está matando de puro miedo a cada vez más barceloneses… Son estas bastante variadas, imaginativas y para todo tipo de personajes, por lo que muchos y distintos grupos de juego disfrutarán con ellas. Estos módulos, más o menos largos (entre una y dos sesiones de juego para cada uno), vienen rematados, igual que el resto del libro, con un muy buen apartado gráfico con excelentes ilustraciones para ayudar a meter más en la trama y, de paso, recrearse la vista.



En conclusión, si os gusta jugar a La llamada de Cthulhu y os interesa ambientar partidas en España, no dudéis en darle una oportunidad a La piel de toro 1920. Podéis haceros con esta obra de Shadowlands por un precio de 49,95€ en formato físico o por 19,95€ en formato digital.