domingo, 18 de agosto de 2019

Starman, de Cristina Triana

En la reseña de hoy toca hablar de Starman, tebeo obra de Crisitina Triana (https://twitter.com/tineta92).




Olivia es una auténtica fanática de todo aquello que tenga que ver con los alienígenas. Por ello, cuando en verano van a su pueblo los reporteros del especializado programa Cuarta Dimensión, se ilusiona mucho. Ahora bien, las vivencias que tendrá en vacaciones junto a sus amigos Dani, Nerea, Celia y Samu nunca podrían haber sido imaginadas por su mente.

Cristina Triana presenta en Starman una obra que combina ciencia ficción, cotidianidad, amistad e incluso romance, todo ello de forma bastante correcta, simpática y con una pátina de humor. El costumbrismo que refleja el día a día del verano en los pueblos españoles le sacará una sonrisa a más de uno por lo entrañable que resulta. Las situaciones con la pandilla de amigos de Olivia son bastante divertidas y de tal manera que cada uno de sus miembros tiene personalidad propia: Samu el más gamberro, Dani el más tímido y miedoso, Celia la más bruta, Nerea la más volcada con las nuevas tecnologías y Olivia la más decidida, aunque eso no quita que esta última tenga momentos de inseguridad y decaimiento también; no faltan por aquí tampoco romances bonitos y tímidos de por medio, aunque sin hacerse en ningún momento cursis. De señalar algún defecto, sería el de los diálogos, por no saberse muchas veces quién dice qué por la distribución y forma de los bocadillos.  Por otra parte, el misterio alienígena del relato mantiene bastante bien el misterio y la intriga a lo largo de las páginas y su lectura entretiene sin aburrir, aunque es cierto que deja un par de detalles sin explicar, tal y como cierta aparición de la página 58.

Respecto al dibujo, Cristina Triana parte de una estética muy influida por el manga japonés pero con rasgos propios y personalizados. Los personajes se hacen muy dulces y expresivos, con gestos hiperbólicos a la hora de representar emociones como la ilusión, la tristeza o el miedo. El vestuario de los mismos, así como los escenarios por los que se mueven, se hacen realistas hasta el punto de que esperarías encontrarlos por España. El coloreado pastel, finalmente, añade un acabado todavía más encantador al resultado final de la obra.


En conclusión, si os apetece leer una historieta tierna y divertida que combina un marco cotidiano y elementos de ciencia ficción, dadle una oportunidad a Starman. Podéis  haceros con este tebeo de Sapristi de 136 páginas por un precio de 17´95€.


Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Cristina Triana durante el Cómic Barcelona 2019. ¡Gracias de nuevo!

domingo, 11 de agosto de 2019

I am... the Magican Trigger, de Vincent Strider

En la reseña de hoy toca hablar de I am... the Magician Trigger, webcomic obra de Vincent Strider (https://twitter.com/VincentStrider).



Trigger Eckhart es un guerrero que deambula por el mundo virtual de Ciel, unas veces como un simple pervertido, otras como un auténtico héroe. Pero… ¿quién es realmente este sujeto y de dónde ha salido? ¿Y qué es esa extraña escalada de poder de la que hace gala cuando las cosas se ponen feas?


I am… the Magician Trigger se puede definir casi inmediatamente como un shonen: se trata de una historieta de aventuras y acción, hay un abundante uso de la comedia en sus páginas, los protagonistas se van haciendo más fuertes y habilidosos a medida que su periplo vital avanza… Ahora bien, esta obra, pese a partir de estos conocidos arquetipos, sabe jugar bien con ellos. Así, por ejemplo, se utiliza más que bien la anagnórisis, es decir, los orígenes misteriosos del personaje principal, enlazando  y encajando maravillosamente bien en este sentido el tomo cuarto con el primero. En este aspecto, también se maneja bastante bien al villano, del cual, ya a la altura del tomo sexto, todavía no se conocen sus motivaciones. Los personajes femeninos principales, sin embargo, se hacen un tanto repetitivos con esa actitud tan tsundere de a ratos violentas con el protagonista, a ratos tímidas con él, si bien esto no es obstáculo para que se coja cariño a las decididas Ruki y Chisa, todo sea dicho.


Las bases del sistema de magia se explican con rapidez en un par de capítulos de los dos primeros números, y de forma clara y sencilla. El hecho de que esté basado en elementos como fuego, hielo, aire, etc., pese a no ser muy original, cumple. El punto más incoherente de la trama tiene que ver con su planteamiento, al establecer Ciel como un mundo online, ya que todo esto acaba por dejarse de lado desde el momento en que se empieza a conocer el pasado de Trigger. Por otra parte, la manera de estructurar la historia ayuda en mucho a la narración: el primer tomo transcurre en el presente, del segundo al cuarto en el pasado y del quinto en adelante en el futuro. De esta manera y en primer lugar, se presenta al protagonista del comic; sin avisar, se pasa a hablar de sus orígenes y del que será su gran enemigo y sus aliados más importantes; y, finalmente, y partiendo de lo visto cuatro años atrás, el gran desafío de Trigger.


Respecto al dibujo, Vincent Strider tiene un estilo predominantemente desenfadado, ideal para llevar a cabo todo el humor de su saga. Este es bastante variado: referencial, picantón, inesperado, gráfico… aunque el más predominante es el gamberro. Ahora bien, esto no significa que entre las páginas de este tebeo no haya sitio para la épica. Y como buen ejemplo de ello, la lucha de Ruki y Cognosceres contra Void, con lo que queda demostrado que el autor puede ponerse serio cuando la situación lo requiere. La evolución a medida que progresan los capítulos es bastante evidente, con unos personajes más pulidos y con posturas cada vez menos rígidas y más dinámicas, así como con unas escenas de lucha cada vez más ágiles y espectaculares.


En conclusión, si os gustan los shonen tan gamberros como épicos y con alguna que otra sorpresa de por medio, dadle una oportunidad a I am… the Magician Trigger. Podéis leerlo de dos formas: bien gratuitamente, como buen webcomic que es y gracias a la generosidad de su creador en Faneo (https://www.faneo.es/comics/magiciantrigger/); o bien adquiriéndolo en formato físico, habiéndose publicado seis de los ocho tomos de la saga hasta el momento. Suelen tener estos entre 126 y 168 páginas, con algunas historias o tiras cómicas inéditas a modo de extra, así como homenajes de otros ilustradores invitados, por un precio de 4´50€ el volumen.


Por último, la última de las dedicatorias que me hizo muy amablemente Vincent Strider en la Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2018. ¡Gracias de nuevo!

domingo, 4 de agosto de 2019

Ciencia ficción a la española

Hoy toca triple reseña, con un trío de obras que, pese a sus distintos formatos, tienen en común encajar dentro de la ciencia ficción y su autoría española.


Para empezar, tenemos Proyecto Alfa, de Caryanna Reuven (https://twitter.com/caryannareuven). En esta novela corta, Alisa es una científica que ha usado su propio ADN para crear soldados clon con los que su gobierno pretende vencer a la Confederación. De momento, solo la clon Alfa ha demostrado ser un ejemplar exitoso del proyecto: con sus apenas tres meses de vida, no solo cuenta con un cuerpo adulto, sino con una mente cada vez más sagaz. Pero todos los planes científicos se van al traste cuando su nave laboratorio, la Karelia, es atacada salvajemente y estrellada contra un planeta desconocido. Tras esto, Alisa y Alfa, aparentemente las únicas supervivientes del ataque, deberán aprender a convivir y a trabajar en equipo si quieren salir airosas de la experiencia.

Esta novela corta es destacable por dos motivos: la reflexión que realiza en torno a la clonación y su dúo protagónico. En lo referente a la clonación, es interesante cómo se aborda la cuestión del ente original y la réplica, con las importantes diferencias entre ambos en lo mental y espiritual pese a las similitudes físicas. Importante es también la reflexión sobre la irresponsabilidad científica, concretamente a través de cómo se siente Alisa respecto a Alfa: primero triunfante por el éxito en ingeniería biológica, pero después horrorizada y asqueada (de forma infundada o no) al comenzar a temer que el clon pueda superar al original y ser más que ella. Y aquí es en dónde ya se puede hablar del segundo elemento más reseñable de la obra: sus dos personajes principales y su evolución individual y  conjunta. Alfa es prácticamente una niña en un cuerpo adulto, curiosa e intuitiva, siempre queriendo saber más, y su desarrollo como persona se hace muy creíble y tierno. Alisa, por otra parte, empieza siendo un personaje bastante antipático al lector, muy despótico e insensible, aunque el paso de las páginas permite empatizar más con ella. La dinámica entre Alisa y Alfa también evoluciona en mucho,  aunque no se comentará nada de ello en estas líneas para no destripar la novela. De criticar algo de la obra sería, por un lado, su principio, por lo reiterativas e incluso lentas que pueden resultar sus primeras páginas; por otro, que la inclusión del lenguaje no binario descentrará a los seguidores de la RAE, tal y como la segunda obra de esta entrada.

En conclusión, si os gusta la ciencia ficción filosófica y con buenos personajes, dadle una oportunidad a Proyecto Alfa, obra de 162 páginas que podéis conseguir bien en físico gracias a NEUH por 7€, bien en digital por 2€: https://www.neuh.es/catalogo/proyecto-alfa/


Continuamos con Torres de Vinilo y Neón, relato de Guillermo Jiménez (https://twitter.com/GuilleJiCan). Aquí, Clara está dando los últimos retoques a su videojuego, Torres de Vinilo y Neón, antes de ponerlo a la venta. Clara cuenta para ello con la compañía de Luz, su nueva novia, la cual prueba con gran ilusión el tutorial en busca de fallos a modo de testeo. Sin embargo, este momento de diversión se esfumará cuando la Inteligencia Artificial del juego decida actuar por su cuenta y riesgo: capaz de operar más allá del mundo digital, secuestra a Vicky, la expareja de Clara y parte del dúo creador de Torres de Vinilo y Neón. La IA, como condición para liberar a Vicky, impondrá a Clara un desafío. Lo que esta última no sabe es hasta qué punto se trastocará su vida el aceptarlo.

Torres de Vinilo y Neón es un relato que combina varios elementos: el gusto por el mundo de los videojuegos, una Inteligencia Artificial que va mucho más allá de su programación y la problemática de las relaciones personales truncadas. Respecto a los videojuegos, se nota el conocimiento y cariño que le tiene al medio Guillermo Jiménez, con detalles como la programación detrás de cada mundo virtual o  los speedrun como reto y entretenimiento personal. En este sentido, si bien los combates están muy bien descritos, no pasa lo mismo con los escenarios, quedándose corta la voz narradora a la hora de verbalizarlos. Por otra parte, la IA, de nombre Mai, además de ser la entidad que convierte esta narración en ciencia ficción, combina de forma interesante dos cualidades tan contrapuestas como la crueldad y la filantropía. Por último, hay que señalar que las relaciones interpersonales de los personajes de la obra generan sentimientos encontrados. Así, si la relación entre Clara y Luz es bonita y agradable, cuando se descubre el motivo de la ruptura entre Clara y Vicky se hace un tanto flojo, casi una excusa para mover la trama, puesto que el problema entre ambas se podía haber arreglado hablando. Eso sí, la frustración y el deseo por salir de una situación desesperante, virtual o económica, se hace muy real.

En conclusión, si os gustan las obras que tienen como escenario y motor los videojuegos, dadle una oportunidad a  Torres de Vinilo y Neón, obra autoeditada de 47 páginas que podéis adquirirle a Guillermo Jiménez por 5´20€ en formato físico o por 0´99€ en formato digital: https://www.amazon.es/Torres-Vinilo-Ne%C3%B3n-antolog%C3%ADa-Iridiscencia/dp/1726659429/



Materia oscura es un fanzine que contiene cuatro tebeos y un relato corto, todos ellos de ciencia ficción pese a la diferente manera de abordar el género por parte de sus distintos autores.

Así, en Lil y Ray, de Jenni C. (https://twitter.com/Jennulus), tenemos una obra de lo más divertida y simpática, con una bióloga y una ilustradora que deben documentar las especies desconocidas de un planeta salvaje, con la particularidad de que la segunda es muda y la primera lleva muy bien la voz cantante de la expedición, pero sin afectar esto para nada a los diálogos entre ambas, por el buen ejercicio de lenguaje corporal hecho por la autora.

Héroe Galáctico, de Josep Busquet (https://twitter.com/josepbusquet), tiene una estructura casi enteramente dialogada, con unas conversaciones muy fluidas y una ironía bien empleada (pero que no se explota todo lo posible), con un veterano conquistador con problemas en la aduana mientras intenta volver a su hogar.

La torre de Babel (de Jony Puente) y La caída de los falsos ídolos (de Elena Ibáñez), pese a sus diferencias, tienen bastantes puntos en común, con una clara crítica a la corrupción humana y un ansia palpable por salvar la civilización y al medio ambiente, viniendo esa salvación de nuestro interior… o de más allá. El dibujo suele seguir una estética decadente, aunque apuntando más hacia lo tecnológico con Puente y más hacia lo físico con Ibánez.

La Gran Partida, de Pablo J. Mazón (https://twitter.com/pjmazon), muestra a tres mercenarias abordando un gran carguero a la deriva, siendo el final de su expedición un genial giro argumental que dejará a más de uno sonriendo, y todo ello con un imaginativo apartado gráfico.

Por todo lo dicho, si os gustaría tener entre vuestras manos una muy variada miscelánea de ciencia ficción, no dudéis en haceros con Materia Oscura, fanzine que cuesta 5€ y con un total de 36 páginas.

¡Gracias de nuevo a todos los autores por vuestra amabilidad y dedicatorias!

domingo, 28 de julio de 2019

Monika, de Thilde Barboni y Guillem March – Tomos 1 y 2

En la reseña de hoy toca hablar sobre Monika, tebeo en dos volúmenes que cuenta al guión con Thilde Barboni y al dibujo con Guillem March (https://twitter.com/GuillemMarch).


Monika es una artista que durante mucho tiempo ha lamentado la desaparición de Erika, su hermana mayor. Sin embargo, esta situación cambiará cuando Theo, hacker y amigo de la joven, dice haber hallado el rastro de Erika. Y este le lleva hacia el prometedor político Christian Epson y hacia Eleusis, un club de veladas nocturnas donde la voluptuosidad es la norma. Sin pretenderlo en un principio, Monika acabará por meterse en un mundo de dobles identidades, terrorismo, sectas y  espionaje industrial que dará un giro de ciento ochenta grados a su vida.

Si uno se queda en la portada de Monika, puede pensar estar simplemente ante un comic erótico. Y, pese a que el erotismo es una parte importante del relato, este tebeo es mucho más. Para empezar, es un thriller que consigue mantener intrigado al lector: el paradero de Erika, el incidente que acabó con la vida de los padres de Monika, lo que realmente sabe Epson… Y por si todo esto no fuera suficiente, todo el suspense se ve aumentado con la paranoia de Theo, muy buscado por ingenieros japoneses tras haberles robado importantes avances en el campo de la inteligencia artificial. Y si a todo esto le añadimos que Francia se está viendo sacudida por una serie de atentados, el panorama ya es dantesco. Uno de los mejores puntos de la autora al escribir el guión es conseguir conectar todas estas tramas entre sí, no tanto en el primer tomo, momento de la presentación de los diversos hilos de la madeja, como en el segundo, en dónde se entrelazan entre sí dando cierre a todas las tramas. En este sentido, lo único criticable es que alguna de las tramas da la sensación de cerrarse un tanto apresuradamente.


Los personajes, por otro lado, son bastante diversos. Para empezar tenemos a Monika, capaz de hacerse pasar por otras personas con una facilidad inquietante, pero con un punto muy humano cuando se viene abajo o no se ve capaz de proseguir; y a todo esto hay que añadirle su firme meta de encontrar a su hermana Erika sin importarle los peligros que pueda correr por el camino. Theo, por otra parte, tiene una doble faceta muy interesante: es un gran amigo de Monika, siempre preocupado por ella; y por contra, no deja de ser un ladrón de avances tecnológicos. Del resto de personajes no digo nada para no estropear detalles de la trama, salvo dos cosas: el Seglar está un tanto desaprovechado, por lo poco que se sabe de él, y que el resto se reservan alguna que otra sorpresa y golpe de efecto.

Respecto al dibujo, Guillem March dibuja unos cuerpos esculturales. A veces la línea entre lo erótico y lo pornográfico puede ser difícil de discernir, pero los hermosos y anatómicos desnudos de este dibujante le sitúan mucho más cerca de lo primero que de lo segundo. Las mujeres son sílfides sumamente hermosas y los hombres son elegantes y esbeltos a su vez. March ilustra igual de bien escenas de reposo, con dos amigos hablando, que las amorosas entre dos amantes, o las de más puro thriller, con un personaje proyectando su terrible presencia sobre otro. Los fondos complementan a los personajes a la perfección, ya sea en lo sórdido, en lo reposado o incluso en lo costumbrista, con unos más que buenos interiores y paisajes urbanos y naturales, todo ello embellecido más si cabe gracias a una preciosas acuarelas.


En conclusión, si os gustan los thrillers y las obras con una buena dosis de erotismo, dadle una oportunidad a Monika. Podéis haceros con esta saga de 128 páginas de manos de Diábolo Ediciones, bien entera por 29´95€, bien tomo a tomo por 15´95€ cada uno, incluyendo en ambos casos cada uno de los dos números algunos extras sobre el proceso de creación de la obra.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tebeo Guillem March durante el Cómic Barcelona 2019. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!

lunes, 22 de julio de 2019

La Torre Negra de Ars, de Carlos X. Díaz e Islena Neira

En la reseña de hoy toca hablar de La Torre Negra de Ars, tebeo que cuenta al guión con Carlos X. Díaz (https://www.instagram.com/falconaumanni/?hl=es) y al dibujo con Islena Neira (https://twitter.com/IslenaNeira).


Tork, la gran ciudad ambulante levantada sobre una colosal tortuga, ha sido asediada y tomada por los piratas esclavistas de Surj. Antes de que la ciudad cayese, un niño llamado Drov consiguió escapar con algo muy ansiado por los atacantes: el huevo de la tortuga que sostiene la urbe. Con el peso del cascarón sobre sus hombros, el joven deberá hacer un largo recorrido para llegar hasta la Torre Negra de Ars, estructura que cuenta con una poderosa arma que puede derrotar a los piratas.

La Torre Negra de Ars es un tebeo perfecto para iniciar en la lectura de comics a los más peques de la casa. La lucha de dos bandos antagónicos que representan la confrontación del bien contra el mal, la libertad contra el esclavismo y el pacifismo contra la piratería, pese a su maniqueísmo, da lugar a dos facciones bien divisibles y fáciles de distinguir entre sí. La idea de bestias tan gigantescas que son capaces de transportar edificios e incluso poblaciones encima es interesante y muy llamativa, aunque a un servidor le gustaría que se hubiese incidido en el motivo que llevó a la gente a erigir sobre el reptil de Tork su ciudad, puesto que el castillo de Ruk, levantado sobre una enorme rata negra, ya tiene una clara explicación: ser usada como arma ambulante por los piratas de Surj. Por otra parte, los personajes están bien definidos, y ya se muevan por el sentido del deber o la ambición, dan lugar a una historieta en la que no faltan momentos de desaliento, impotencia u horror, así como también ternura o esperanza. Y todo ello con un mensaje de fondo sobre tratar bien a los animales, por si fuera poco.


Respecto al dibujo, Islena Neira tiene un estilo acorde a la historia que cuenta el volumen: los héroes tienen un porte de gran dignidad y un aspecto confiable, mientras que los villanos aparentan peligrosidad e incluso locura; los animales gigantes transmiten una gran fuerza y poderío, ya en actitud calmada, ya en plena batalla; el coloreado, con un predomino de tonos pardos, rojizos y amarillos, se hace muy agradable a la vista. De criticar algo, sería la falta de coherencia con respecto a los tamaños de según qué personajes. Y como ejemplo de esto último, los piratas de Surj, que empiezan midiendo más de tres metros, y acaban por ser humanos de tamaño estándar.


En conclusión, si queréis una lectura emocionante con la que iniciar a los lectores más jóvenes en el mundo comiquero, dadle una oportunidad a La Torre Negra de Ars. Podéis haceros con esta obra de Sally Books por un precio de 14€, incluyendo entre sus 68 páginas, además de la historieta en sí, también algunos extras sobre el proceso de creación de la misma. He aquí las primeras páginas, cortesía de la editorial: https://issuu.com/sallybooks/docs/la_torre_negra_de_ars_sallybooks_1_

Y por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Islena Neira en el Cómic Barcelona 2019. ¡Gracias de nuevo!     

domingo, 14 de julio de 2019

La radio de Delley, de Álex Martínez y Xavier Bonet

En la reseña de hoy toca hablar de La radio de Delley, tebeo que cuenta al guión con Alex Martínez y al dibujo con Xavier Bonet (https://twitter.com/xbonetp).


En el pueblo de Delley, el trío de amigos formado por Jeremy, Stella y Sam ha conseguido una antigua radio en un mercadillo de barrio. Poco esperaban los tres niños contactar con alguien el mismo día de la compra. Pero menos aún esperaban que la radio les condujese a un granero abandonado en dónde se encuentran unos huesos humanos… y el fantasma de su propietaria junto a ellos.

Siempre es un placer leer tebeos para todos los públicos. No infantiles, no, sino aquellos que pueden ser disfrutados tanto por un niño como por un adulto. La radio de Delley es uno de estos casos. La obra en cuestión es disfrutable por varios motivos. Para empezar, su buena mezcla de géneros: aventura, investigación de un crimen, misterio, fantasmas…  Por otra parte, la personalidad de la fantasma de la historieta, que se hace sumamente entrañable y ayuda a hacer la lectura mucho más entretenida y acercarla más a la comedia que al thriller. Por último, el hecho de ambientar la obra en los ochenta también le otorga un encanto especial a la lectura, y además condiciona los métodos de investigación, sin teléfonos móviles o Internet de por medio para facilitarla. Criticable sería, de cara a los lectores más veteranos, que el misterio del cadáver se llega a entrever en la segunda mitad de la lectura con facilidad y rapidez.

Respecto al dibujo, Xavier Bonet lleva al papel un estilo simpático y bonachón que entra rápidamente por los ojos. Los personajes resultan rápidamente adorables gracias a unas formas tan geométricas como cartoon, siendo además muy expresivos y rápidamente diferenciables entre sí. El toque ochentero está muy bien conseguido, y no solamente por la estética general del comic, sino también por referencias como el aire más que evidente del protagonista a Marty McFly o el guiño a Street Fighter. No faltan tampoco buenos escenarios de magnífico coloreado e incluso chistes gráficos que hacen la lectura más divertida si cabe.


En conclusión, si estáis buscando un tebeo para todas las edades que combine humor y misterio y sois fans de obras como Los Goonies o Stranger Things,  no dudéis en dar una oportunidad a La radio de Delley. Podéis haceros con este tebeo de Ediciones Babylon de 60 páginas por un precio de 11´95€.

Por último, las dedicatorias que me hicieron en el tomo los amables Álex Martínez y Xavier Bonet durante el Cómic Barcelona de 2019. ¡Gracias de nuevo!

domingo, 7 de julio de 2019

La espada de san Eufrasio, de Rey, Fernández y López Poy – Tomos 1 y 2

En la reseña de hoy toca hablar de los dos primeros tomos de La espada de san Eufrasio, saga que cuenta al guión con Pepe Rey y Manolo López Poy (https://twitter.com/ManoloPoy) y al dibujo con Miguel Fernández (https://www.facebook.com/Miguelentinta).


En 1464 los pecheros de Galicia sufren y sufren: se encuentran en medio de las luchas entre diversas casas nobiliarias, con todos los abusos y saqueos que ello implica, uniéndose a esta rapiña el avaricioso clero local. Pero habrá un momento en que un padre de familia dirá “basta” a todas estas injusticias y se echará al monte con su familia. En paralelo, el nuevo obispo de Lugo, tras ver el estado lamentable en el que se encuentran los labriegos de su diócesis y la corrupción galopante que los azota, intentará por todos los medios revertir la situación.

Una manera rápida de definir La espada de san Eufrasio sería una fusión de western y thriller político. Así, del primer caso, tenemos al campesinado viéndose acosado injustamente por bandidos y sin una justicia que pueda o quiera ayudarlos, acabando las víctimas por tomarse la justicia por su propia mano. Del segundo, tenemos la lucha por la supremacía a varias bandas: el conde de Lemos, los Sotomayor, los Andrade… Ahora bien, hay mucho más que todo esto. Para empezar, hay que señalar la buena labor de documentación por parte de los autores: tomando como referencia los momentos previos a la Revuelta Irmandiña (1467-1469), uno de los alzamientos campesinos más importantes del Medievo, se lleva al papel muy bien la época. La situación política no solo de Galicia en particular, sino de una Castilla inestable por un rey débil como Enrique IV, el choque de los tres Estados, la poca afluencia peregrina a Santiago por el clima tan inseguro, el círculo vicioso que supone todo lo anterior para la economía… Se logra así un relato muy vivo, algo a lo que también contribuyen personajes con los que es muy fácil empatizar: por un lado, Rosendo, Rosa y Teresa, miembros de una familia con la que uno no puede sino conmoverse, o el nuevo obispo de Lugo, hombre decente y honrado rodeado de canallas. Siguiendo con los personajes y de cara a los siguientes tomos, pueden resultar interesantes los derroteros futuros de Brais y el sacerdote que arremete contra Lemos, por lo visto y hablado en la iglesia del segundo, apuntando a dar sentido al título del comic.


Dentro de lo malo del guión, habría que citar solo un par de cosas. Por un lado, el hecho de que los nombres de los personajes prácticamente no se citen, siendo difícil denominar a varios de ellos. Por otro, que no se caracterice de manera diferenciada a los nobles gallegos en liza. Sin embargo, ambos yerros pueden ser subsanados en los siguientes números de la serie, los cuales un servidor espera con ansias.


Respecto al dibujo, Miguel Fernández ilustra muy bien la crudeza de la época escogida: gente tosca, violencia descarnada, paisajes salvajes, los más bajos instintos humanos… Al igual que con el guión, en el apartado gráfico se nota una buena labor de documentación: los edificios, las vestimentas, las armas, los distintos tipos de utensilios… Las escenas violentas tienen un aire sucio y sin florituras más que bien logrado, aunque hubiera sido deseable algún que otro detalle heráldico para distinguir a las tropas de las distintas casas nobiliarias. Los personajes están muy bien caracterizados, de tal manera que enseguida desprenden una pátina de dignidad o desesperación, e incluso un aura esperpéntica, demente o vil. Los paisajes, con recias fortalezas, sórdidas tabernas, humildes cabañas y agrestes caminos, son muy variados y permiten situar la acción prácticamente de inmediato. Por poner otra pega en esta sección, hay que señalar que algunas páginas presentan un aspecto desaparejado: unas simplemente por fallos de impresión, con viñetas con una suerte de filtro gris, pero otras por unas ilustraciones que no terminan de casar con el resto de la obra, dando casi la sensación de haber sido dibujadas por otro artista. El color, volviendo a lo bueno, es tristón y sobrio, algo ideal si tenemos en cuenta el ambiente distópico de la obra. No puede dejarse sin mencionar una notable mejora del primer al segundo volumen, con unos lápices más detallados y precisos.



En conclusión, si os gustan los dramas históricos centrados en todos los estratos sociales, dadle una oportunidad a los primeros tomos de La espada de san Eufrasio. Podéis haceros con estos tebeos de Diábolo Ediciones, de una cincuentena de páginas, por un precio de 15´95€ cada uno.    

Por último, las dedicatorias que me hicieron Manolo López y Miguel Fernández en los tomos durante el Cómic Barcelona 2019. ¡Gracias de nuevo!