miércoles, 18 de octubre de 2017

Super Freak Heroes, de Álvaro Garralda

En la reseña de hoy toca hablar de Super Freak Heroes, el tebeo de Álvaro Garralda (https://twitter.com/Kibaro_Z).


¿Qué hace un fanático de los comics cuando adquiere habilidades sobrenaturales? Tratar de dominar el mundo. Y ese es el objetivo en la vida de Norman Dastroi, adolescente que ha conseguido superpoderes tras un experimento alienígena. Y puede que lo consiga, si es que logra centrarse…

En su momento, Super Freak Heroes me fue vendido como un tebeo que combinaba el castizo humor de Bruguera con el absurdo de Bobobo. Ahora puedo decir que esta afirmación es totalmente cierta y que el desmadre campa a sus anchas en esta historieta. En ella, además, se parodia el mundo del comic en general, tanto con referencias a personajes famosos del noveno arte como con burlas de algunos de sus géneros y tópicos, todo ello desde una muy bien elegida perspectiva quijotesca. Así, por ejemplo, no faltan referencias a Dragon Ball, Gundam o Los Cuatro Fantásticos, ni tampoco otras con los Payasos de la Tele o con la canción clásica del Colacao de por medio.


En lo referente al argumento, el primer capítulo sirve al lector como una estupenda presentación de Norman y sus objetivos, mientras que el segundo nos presenta a su particular escudero, Ryan Drake. Mientras el primero es más inquieto y chiflado, el segundo, como perfecto contrapunto, es más sereno y juicioso. Las aventuras de ambos beben mucho del shonen japonés, con unos héroes que, a medida que pasa el tiempo, se van enfrentando a retos superiores y enemigos más poderosos al mismo tiempo que su poder y radio de acción se va incrementando en paralelo. Todo ello con el delirante toque de humor previamente citado, claro, así como con la búsqueda de la aceptación y un claro mensaje a favor de la lectura y los videojuegos frente a vicios como el alcohol y las drogas.

Respecto al dibujo, Álvaro Garralda aporta a Super Freak Heroes una apariencia a medio camino entre la Edad Dorada del tebeo español y el manga más gamberro, logrando así un estilo caricaturesco muy apropiado para las ocurrencias y peripecias de Norman. El dibujo va evolucionando a lo largo de las páginas, notándose una mejoría en lo desenvuelto de las posturas según avanzan los capítulos. De criticar algo, sería que Norman y Ryan son fácilmente confundibles entre sí, sobre todo por sus tupes de punta. Las ilustraciones, por otra parte, no hacen sino más desternillantes los chistes, con unos golpes, tortazos y gestos que no hacen sino aumentar la sensación de comedia.


En conclusión, Super Freak Heroes es una obra con la que a buen seguro disfrutaréis humorísticamente. Podéis leerla de dos formas: bien como webcomic (http://superfreakheroes.subcultura.es/tira/1/) y de forma gratuita por cortesía del propio autor, bien en físico por 10€, incluyendo este tomo de Familia Usaka, además de los cuatro primeros capítulos de la historieta, varios extras, tal y como homenajes a la obra por parte de artistas invitados.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Álvaro Garralda durante la Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!

miércoles, 11 de octubre de 2017

Busy Bitches, de Henar Torinos y Nuria Velasco

En la reseña de hoy toca hablar de Busy Bitches, el tebeo de Henar Torinos (https://twitter.com/HenarTorinos) y Nuria Velasco (https://twitter.com/Nurve26).


Henar y Nuria son dos artistas españolas dedicadas al mundo del comic. Su día a día muchas veces es complicado, y si bien no siempre es fácil de superar, ellas lo darán todo por salir adelante… pese a lo delirante o surrealista que pueden ser las jornadas de las dibujantes.

Publicado originalmente a través de la página de Subcultura, Busy Bitches ha dado el salto al papel gracias a la editorial Fandogamia. La definición más sencilla para este comic es la de una obra primero humorística, y después costumbrista. Esta primera aclaración se debe a que, si bien las tiras cómicas de Henar y Nuria siempre culminan con un chiste, no siempre reflejan el día a día de un dibujante autónomo a los lápices o en su tiempo libre. Así, no es raro ver en las viñetas un misterioso y silencioso gnomo, un sofá bajo cuyos cojines se esconde una dimensión paralela o la vida contemplada desde el punto de vista de una romántica cintiq. Y sin embargo, todo lo dicho contribuye en muchísimo a sacar risas al lector, precisamente por lo surrealista de semejantes ocurrencias.


Pero el humor surrealista no es ni de lejos el único que aparece en Busy Bitches. Hay muestras de otros muchos. Así, hay humor referencial, con divertidas alusiones gráficas a series como Utena o JoJo´s Bizarre Adventure. También lo hay cotidiano, y a raudales, eligiendo sketches con situaciones diarias desternillantes lo mismo en la mesa de dibujo y en eventos comiqueros que a razón de los fandoms. Los gags de “Expectativa contra realidad” también están muy bien llevados, por lo gracioso del contraste entre una y otra estampa. Ahora bien, junto al humor absurdo, el más recurrente es el negro. Así, el agotamiento físico y mental fruto de un trabajo demasiado prolongado, el estrés, la depresión, el estancamiento, los pocos beneficios o el hecho de no considerarse la ilustración como un verdadero oficio por parte de muchos, son temas recurrentes. Y, sin embargo, las dos autoras saben sacar chistes de sus malas experiencias y reírse de sí mismas, y lo que es más importante, entretener y hacer disfrutar al público.


Respecto al dibujo, Henar Torinos y Nuria Velasco han escogido para ilustrar Busy Bitches un estilo de dibujo muy cercano al chibi, con personajes cabezones y gestos hiperbólicos. Torinos y Velasco alternan entre sí la ilustración de las tiras de la obra, complementándose y encajando entre sí con gran naturalidad. Apenas algunas sutiles diferencias nos indican que estamos ante el trabajo de una u otra, tal y como los ojos o la corpulencia de manos y brazos, pero apreciar estos detalles no son enojosos a los ojos del lector. Más bien al contrario, pues este va contemplando cierta evolución en el trazo y la soltura, evidencias de la mejora de ambas artistas desde el 2014 hasta el presente 2017. En unas páginas donde el blanco y negro es predominante, el uso del color está muy bien llevado, con el magenta permitiendo reconocer de inmediato al personaje de Henar y el rojo al de Nuria, particularidad no solo útil para tenerlas localizadas en las viñetas, sino como rasgo distintivo del tebeo.


En conclusión, Busy Bitches es una obra ideal para reírse y disfrutar con un tebeo que habla sobre el proceso de hacer comics y los entresijos de ser un artista. Podéis leer esta obra de dos maneras. En primer lugar, tal y como se publicó originalmente, es decir, gratuitamente a través de Subcultura (http://busybitches.subcultura.es/tira/1). En segundo lugar, por medio del recién salido y cuidado tomo físico de la editorial Fandogamia, volumen que cuenta con 112 páginas a un precio de 10€. La ventaja de pagar por la edición en papel radica en que aquí hay tiras que no aparecen en Subcultura, así como extras que incluyen una desternillante entrevista de Fandogamia a Henar y Nuria o una galería de artistas invitados homenajeando el comic.

Por último, la dedicatoria que me hicieron en el tomo las simpáticas Henar Torinos y Nuria Velasco durante la Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2017, la primera que hicieron en la obra. ¡Gracias de nuevo!

miércoles, 4 de octubre de 2017

Crónica de la Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2017

El pasado fin de semana tuvo lugar en la capital de España una nueva edición de la Japan Weekend, evento al que tuve el placer de asistir con pase de prensa gracias a la amabilidad de la organización.


Una vez recogido el pase, y tras una breve andadura por el recinto ferial, llegué al cuarto pabellón de IFEMA. Allí uno bien pronto se podía encontrar con decenas de puestos no comerciales de dibujantes y artesanos, siendo de agradecer a la organización la renovación de esta genial iniciativa una edición más.


En esta zona, compuesta por diversas hileras de mesas, pude toparme con los trabajos de Soturisi o A. C. Puig y Álvaro Garralda, cogiendo de la primera su Soturisi´s Sketchbook y del tercero el comic Super Freak Heroes.


Cerca de la zona de no comerciales se encontraba la del Artist House, también dedicada a diversos artistas, pero con una mayor visibilidad y en una posición más céntrica. En una de sus mesas reparé en el trabajo de María Valentina Grases, aprovechando para adquirir de ella algunas postales geniales en donde homenajeaba a La banda del patio o a los Teen Titans.



Hecho esto, pasé al segundo pabellón del IFEMA para situarme en la cola de Souillon en la caseta de Fandogamia. Mención especial para esta editorial, por haber sido la que más autores ha traído al evento en esta edición. Volviendo a Souillon, me situé el tercero a la cola, pasando el rato charlando con el cuarto de comics entre que nos llegaba el turno. El francés se mostró muy jovial en todo momento, pudiéndonos entender a través del inglés mientras me hacía un dibujo en el tomo de Hello Fucktopia.



A continuación, deambulé un rato por el segundo pabellón, el cual rápidamente llamaba la atención de los asistentes por la enorme figura hinchable del dragón Sheron que daba la bienvenida al interior del edificio.


No faltó, por otra parte, una gran presencia de JoJo´s Bizarre Adventure, tal y como se podía apreciar en el puesto de la editorial Ivrea, pero también en otros lados, como en una exposición sobre el anime o en los trajes que portaban un buen puñado de cosplayers.




De vuelta al cuarto pabellón, seguí explorando el Artist House hasta encontrarme con las mesas de El Vosque y la de Ulises Lafuente y Sara H. Randt. En la primera estuve hablando un rato con Morán y Laurielle sobre Naturales, su última saga. Por otra parte, en la segunda estuve deleitándome la vista con Lafuente dedicándome el tercer número de Art 88/46 y con Randt haciendo lo propio con Conversaciones nocturnas. En el puesto de esta pareja, además, fui agraciado con un ejemplar de What´s done is DONE, fanzine dual de ambos artistas.


Serpenteando a la zona de no comerciales, tuve la oportunidad de conocer a Loopy Teller Studio en su primera visita a Madrid, animados por el cada vez mayor renombre de su Japan Weekend. Aproveche esta circunstancia para hacerme con la trilogía de tebeos de  Smooth Tea Lyceum, todo ello mientras hablaba con sus creadores sobre, entre otras cosas, Steven Universe.


Tras una pausa para comer, volví a la acción en lo que a recorrer pasillos se refiere. En la zona de no comerciales le encargué a Zaiseii un dibujo (que se verá próximamente), el cual fue ilustrado entre conversaciones sobre Dark Souls y otros videojuegos. Aquella tarde quedó completa la caza de dedicatorias gracias a las de Henar Torinos y Nuria Velasco en mi tomo de Busy Bitches, obra recién salida del horno de Fandogamia; esta sesión de firmas, además, me permitió la alegría de reencontrarme con Carlota Quintana, autora con la que llevaba varios años sin coincidir. Antes de regresar al hogar para descansar, pude comprobar cómo el evento ofrecía diversas exhibiciones, tal y como una de taekwondo para todos aquellos interesados en ver combates de este estilo de lucha tan oriental como olímpico.


Si hablamos de Japan Weekend no se puede obviar el mundo del cosplay y sus tremendas caracterizaciones de personajes de toda índole. De quedarme con alguno de esta edición, lo haré con el trío de las siguientes fotos, es decir, con el emparejado de Yitán y Garnet de Final Fantasy IX y con el del Rey Bob de la Banda del Patio, por haber sido posiblemente mis favoritos.   


El domingo 1 de octubre todavía me quedaban un par de cosas pendientes en la Japan Weekend. Una de ellas era conseguir un dibujo en el Xian Nu Studio Sketchbook de Fandogamia. Con ello en mente, me dirigí al área de la editorial para conseguir número para la sesión de sus autoras. Mientras esperaba, tuve la suerte de conversar con el dibujante Manuel Torres sobre las diversas adaptaciones cinematográficas y televisivas de Marvel y Dc, así como con el cumpleañero guionista Rubén Solas, del cual supe que pronto se vería en papel Great Punk Dogs. Finalmente con número para las chicas de Xian Nu, y aprovechando que todavía quedaba una hora para su llegada, me propuse estirar las piernas. Y como uno de los rincones del festival que no había visitado todavía era la zona de Retro Gaming, allí me dirigí. En sus mesas, los visitantes tenían la oportunidad tanto de jugar a videojuegos clásicos como de comprar estos y sus consolas, con algunas ofertas ciertamente interesantes.



Después retorné a la zona de no comerciales para conseguir firma en la mesa de Letusce y Vincent Strider. No obtuve la firma de ambos el día anterior por haberme dejado el sábado mis tomos de I am the… Magician Trigger en casa, pero el domingo la cosa cambió y ya  conseguí dibujo tanto en los dos primeros números de este webcomic llevado a papel como en el tercer volumen de Tamago Duro.


Finalmente, llegadas las 12:00, me planté una vez más ante el stand de Fandogamia y me reencontré con las jacarandosas chicas de Xian Nu Studio, pudiendo hablar con ellas de Chanprin en general, y del tiranosaurio que saldrá en el segundo tomo de la saga en particular.


Y con esta última acción quedó completa mi agenda de esta Japan Weekend de Madrid. Mi experiencia allí fue enormemente grata. Hubo buena presencia de editoriales dedicadas al manga como Tomodomo, Norma, Ivrea o Fandogamia, así como de empresas dedicadas al anime, tal y como Selecta Visión o Crunchyroll. La oferta de fanzines también fue sobresaliente, hasta el punto de que un servidor no pudo hacerse con todos los tomos físicos que hubiera deseado por falta de fondos. Tal era la vastedad del catálogo auto-editado y editorial que estaba a disposición de los aficionados. Si a esto le sumamos la gran variedad de espectáculos y conferencias de las que hizo gala el evento (actuaciones de los cosplayers, exhibiciones de artes marciales, anuncios de editoriales…), esta última Japan Weekend ha sido un festival sensacional y entretenido que va a más año tras año. 

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Reseñas de algunos de los fanzines de la Japan Weekend de Madrid de septiembre de 2017

Este fin de semana Madrid será testigo de una nueva edición de la Japan Weekend en el recinto ferial de IFEMA, dentro de los pabellones 2 y 4. En este festival hay muy diversas formas de pasar un buen rato: proyecciones de anime, novedades del mundo del videojuego para probar en vivo y en directo, cosplay…

Otra de las oportunidades que este tipo de eventos ofrecen al público es la de conocer a un buen número de artistas. Y lo que es más importante: hacerse, además de con comics y mangas que se pueden adquirir normalmente en casi cualquier tienda especializada, también con un producto mucho más esquivo: los fanzines. Estos tomos auto-editados, por lo general, no están a la venta más que en citas comiqueras como esta.

Por ello, a continuación hago un breve listado con algunos de los fanzines con los que os podréis encontrar en la Japan Weekend, acompañado cada título de una reseña que permita ver su argumento, género y principales cualidades para quienes puedan estar interesados en alguno de ellos.


En Tigre Callejero, de Ertito Montana, Ciudad de Nam está siendo conmocionada por un misterioso justiciero que se hace llamar Tigre Callejero. Este hombre, enmascarado con un casco de motorista y armado con un bate de béisbol, se dedica a ir matando a una lista muy concreta de criminales, acercándose poco a poco al líder de todos ellos, su objetivo final.

A medio camino entre las películas de Quentin Tarantino y las de la saga de James Bond, este tebeo ofrece un espectáculo digno de las cintas de acción de los ochenta: abundan los tiroteos, las luchas a puñetazos en las que los combatientes emplean el escenario como un arma más, una misteriosa venganza… Las viñetas transmiten muy bien la violencia de la historia: la suciedad, las heridas, los destrozos… y todo ello en un sobrio blanco y negro. En conclusión, una historieta de género negro repleta de acción visceral y con cierta intriga de fondo que hacen un conjunto muy palomitero. A día de hoy hay cuatro números a la venta, costando cada tomo 3´50€, los cuales incluyen una media de treinta páginas.


En Inktober, de Ink-U Studio, cuatro artistas aprovecharon el reto de Internet conocido como “Inktober” para, a través de ilustraciones en las que predomina la labor del entintado, editar conjuntamente un tomo recopilatorio. El volumen es interesante por varios motivos. Para empezar, además de mostrarnos homenajes a personajes de distintos medios como el comic o el cine (como el impresionante Jack Skellington humanizado de Alicia Cuadrado), también se hace lo mismo con los de propio cuño (tal y como con el acaramelado beso entre el pirata Shark y la sirena Sarah de Paloma Sánchez). Este pequeño catálogo, además, muestra a las ilustradoras siendo capaces de moverse a través de distintos registros (tal y como Carol Gummy Sue, que lo mismo dibuja a los personajes con una estética chibi que con otra más cercana al pin-up) o diversas técnicas (y como ejemplo, Nadia Cortina, que por un lado homenajea Undertale con lápices de colores y por otro a personajes propios como Sira exclusivamente mediante tinta marrón y blanca). En resumidas cuentas, un tomito de 40 páginas muy vistoso y atractivo a la vista, del que apenas quedan existencias en estos momentos.


En Terra de Meigas, del guionista Jorge Lewis y del dibujante Álvaro Ming, asistiremos a la guerra secreta que mantiene la Inquisición española en los  bosques de Galicia contra las meigas, todo ello de la mano de dos de sus agentes, Francisco y María.

Esta historieta, originalmente publicada en la Pulp Comics Magazine y luego en Subcultura, nos relata la lucha de la Iglesia contra la brujería de las meigas en el siglo XVIII, notándose una buena documentación por parte de sus autores. Así, por ejemplo, en los tres capítulos del tebeo se presentan al lector varios de los tipos de brujas del folclore gallego, algo muy interesante de cara a todo aquel que esté interesado en las leyendas españolas. Cada capítulo presenta el enfrentamiento de los dos protagonistas contra una de estas entidades, profundizándose poco a poco en las personalidades y el pasado de tanto María como de Francisco. Las aventuras de ambos pueden enmarcarse perfectamente dentro del género de espada y brujería, con un toque de terror, otro de acción y otro de erotismo. El dibujo de Ming  entra rápido por los ojos, tanto por lo realista como descarnado del mismo, con unas viñetas en blanco y negro que lo mismo recogen acogedoras aldeas, bosques repletos de misterio o brujas monstruosas. En conclusión, una obra entretenida e interesante de 40 páginas a un precio de 3€, y que ha acabado por desembocar en un tomo largo de manos de Ediciones Babylon.


En Arded Maderos, Arded, de Morán y Laurielle, asistimos a los sucesos inmediatamente posteriores a la saga de El Vosque. En este panorama, la Guardia Forestal, durante la regencia de Cirano, se enfrenta a una conspiración contra las fuerzas del orden: alguien está matando a los Maderos. Le toca a la capitana Coal descubrir quien está asesinando a sus compañeros y sus abyectos motivos.

Arded Maderos, Arded, pese a ser la primera de las secuelas de El Vosque, puede leerse perfectamente como una obra independiente. Pero esa no es su única virtud, pues el tebeo conserva el sentido de la original en lo policíaco y lo cómico. Respecto a lo primero, Coal y los nuevos policías se las tienen que ver con una conjura bastante bien montada que, al igual que en la obra original, pretende sacudir los cimientos del reino. Por ello, el misterio y la tensión también hacen aquí acto de presencia. Y respecto al apartado humorístico, y si bien la parodia de la fantasía más convencional no es tan abundante como en el webcomic primigenio, las risas siguen estando aseguradas: el heterogéneo elenco detectivesco, las situaciones en las que se ven envuelto… Todo ello provocará no pocas risas y sonrisas entre los lectores, un contraste bastante notable frente a determinados dramas del mismo número. El volumen en papel cuesta 5€, incluyendo entre sus 76 páginas, además de la historieta en sí, una historia corta extra que no aparece en la web de El Vosque.




Espero haberos sido de ayuda si tenéis intención de ir a la Japan Weekend madrileña y andáis a la búsqueda de alguna lectura entretenida e interesante. ¡Allí nos vemos!  

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Delete, de Isabel Terol

En la reseña de hoy toca hablar de Delete, el manga de Isabel Terol (http://isakyportfolio.tumblr.com/).


X es una joven que vive en un mundo virtual sin saber cuál es su verdadero propósito en la vida. Sin embargo, los acontecimientos se precipitan cuando un siniestro individuo desintegra su hogar y a sus amigos, todo ello siguiendo las órdenes del “creador”. Junto al misterioso cuervo F:EL como guía, X se dispondrá a salvar lo que queda de su mundo y a evitar que nadie más sufra.

Delete es una obra que, desde la sinopsis señalada más arriba, no parece sino una historieta de aventuras más. Sin embargo, a lo largo de sus páginas, hay mucho más que épica con retazos de humor. En la obra abundan temas muy variados, con reflexiones que van desde el derecho a la vida hasta el acoso escolar, cuestión esta última de gran trascendencia no solo en el tebeo sino, lamentablemente, en la sociedad actual. Sin embargo, tratar asuntos tan serios no impide a la obra tener mayoritariamente un ambiente a medio camino entre lo heroico y lo jovial. Así, la autora transmite muy bien la sensación aventurera del mundo de los videojuegos en su comic, tal y como con luchas contra enemigos colosales, escenarios de lo más diverso y pintoresco, el deber heroico… El humor también tiene su importancia, tanto por chistes (con algunas referencias de Internet incluidas), como por la gran personalidad de la protagonista, que si bien es un tanto engreída, es portadora de un más que evidente buen corazón. Del manga me gustaría comentaros más cosas, pero como me arriesgo a estropearos la lectura me limitaré a comentar, por último esta sección, el hecho de que si en Por siempre jamás se hacía hincapié en la importancia que el autor tiene para sus personajes, en Delete pasa justo al contrario, subrayándose la trascendencia que pueden tener para un autor sus personajes.

Respecto al dibujo, Isabel Terol tiene un estilo francamente adorable, con unos personajes que cuentan con diseños dulces y aniñados en su mayoría, aunque pueden, según las circunstancias, tener su punto siniestro, tal y como se puede ver con el villano del volumen. El lenguaje del videojuego también tiene en el apartado gráfico un peso notable: vistosos escenarios, el efecto del pixelado, los combates o la expresión del daño recibido son buena muestra de ello. Volviendo a los personajes, gozan de gran expresividad, con una X que puede mostrarse tan soberbia como intrépida según la ocasión, un F:EL al que se le nota que sabe más de lo que cuenta o unos secundarios que, pese a ser animales, tienen una personalidad fácil de intuir. Cabe destacar el uso del negro dentro del manga, por los sombreados y demás efectos que logra la ilustradora con este color. 


En conclusión, si os gustan las historias que en medio de las aventuras tratan temas serios, dadle una oportunidad a Delete. Podéis haceros con este manga de Norma Editorial por un precio de 7´50€, incluyendo entre sus 190 páginas, además de la historieta en sí, también algunos extras, como homenajes a la obra por parte de varios autores. Lo único criticable que se me ocurre decir de este volumen tiene que ver con que no pueda explayarse más allá de un tomo, la regla de oro del Concurso de Manga de Norma Editorial que ganó. Sin embargo, y para ser justos, hay que decir que la segunda lectura de este comic sabe mejor que la primera, no haciéndose ver tan condensado como puede parecer con la impresión inicial.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Isabel Terol durante la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Daily life of Sefora, de A. C. Puig

En la reseña de hoy toca hablar de Daily life of Sefora, el tebeo obra de A. C. Puig (https://twitter.com/ACPuig1).


Séfora es una chica que, poseedora una fuerza sobrenatural, ha quedado amnésica tras un accidente en unas instalaciones científicas. El enorme poder de esta muchacha, además, va aparejado a una personalidad bipolar, la cual puede hacer a Séfora pasar de ser una chica dulce e ingenua a una agresiva y bestial. Por ello, quedará a cargo de K.J., joven que la cuidará hasta que sea capaz de recuperar su memoria.

Tras dar sus primeros pasos en el fanzine Tamago Duro, el personaje de Séfora dio el salto a las aventuras con publicación propia. Sin embargo, Daily life of Sefora tiene la enorme virtud de poder leerse independiente de lo acontecido en el citado fanzine. Así, ya en el primer capítulo presenta a lo largo de tan solo 8 páginas a la inefable joven, y en solo dos, al sufrido K.J., en un excelente ejercicio de condensación. El humor, tan hilarante como abundante, unas veces absurdo y surrealista, otras parodiando los más variopintos géneros, hace reír de varias formas. En primer lugar, a través de los personajes. No solo por las ocurrencias de Séfora (tal y como llamar “Ctully” a un ser tentacular o por su manera de relacionarse con K.J.), sino también por los personajes secundarios, que suelen brillar con luz propia, ya sean atracadores de bancos, vecinos o incluso extraterrestres. Las situaciones a las que da lugar la protagonista no dejan también de ser humorísticas, con cosas tan cotidianas como un desayuno (con el que más de uno se sentirá identificado), la colada o un corte de pelo, y que acaban adoptando unos derroteros tan rocambolescos como delirantes. No se puede dejar de mencionar el misterioso pasado de Séfora, con el autor, entre tanto humor, aprovechando solo en algunos capítulos como el séptimo o el noveno para soltar algunas pistas, sabiendo Puig cambiar muy bien de registro al convertir una comedia en un drama, sobre todo en lo que respecta al séptimo episodio.


Respecto al dibujo, A. C. Puig continua ilustrando a Séfora y compañía de forma muy parecida a como se vio en Tamago Duro, pero de manera que se puede ver una cierta evolución y consolidación. El humor, como viene siendo costumbre en las obras del autor, se magnifica a través de las viñetas. Así, los diseños de los personajes, tal y como el de un más que familiar veterinario, el de un Lucifer muy de andar por casa o los de los aliens más originales que un servidor han visto, contribuyen a acrecentar la sensación humorística de la historieta. Eso, y sus hiperbólicos gestos, tal y como los de resignación o paciencia de K.J., o los de alegría y genuina sorpresa de Séfora. De criticar algo, las portadillas de fanservice, por desentonar un poco con la candidez de la protagonista, aunque lo picante, por otra parte, queda compensado por la épica actuación de la peluquera Ashanti.


En conclusión, si queréis una obra divertida y que, además de hacer reír con un buen abanico de chistes, también tenga algunos elementos de misterio, dadle una oportunidad a Daily life of Sefora. Podéis leer esta obra de dos maneras: bien como webcomic a través de Subcultura (http://dailylifeofsefora.subcultura.es/), bien a través de su tomo físico. Este volumen, que podéis obtener en los eventos a los que acuda NEUH, contiene entre sus 110 páginas, además de los nueve primeros capítulos del manga, varios extras, tal y como homenajes a la obra por parte de diversos autores; todo ello por 7€.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo A. C. Puig durante el Expomanga de Madrid de 2017. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía!  

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Amazonas. Guerreras del mundo antiguo, de Adrienne Mayor

En la reseña de hoy toca hablar de Amazonas. Guerreras del mundo antiguo, obra histórica de Adrienne Mayor (https://web.stanford.edu/dept/HPST/Mayor.html).


“Las amazonas, esas fieras mujeres que habitaban en los confines del mundo conocido, fueron en los mitos griegos guerreras archienemigas de héroes como Aquiles o Hércules. Pero, ¿es adecuado emplear «míticas»? ¿Quiénes fueron en realidad esas intrépidas luchadoras que se entregaban a la guerra, la caza y la libertad sexual? ¿Existieron realmente o fueron solo un arquetipo de la otredad en la cosmovisión griega?”

Con estas palabras en la contraportada del volumen, la editorial Desperta Ferro indica a sus lectores algunas de las cuestiones que se encuentran en el interior de la obra. Así, Adrienne Mayor contrapone la amazona mítica con la histórica. Por un lado, se narran las leyendas de guerreras como Atalanta, Hipólita o Pentesilea, pero sin transmitirse una única versión de las mismas, sino todas las que la autora ha llegado a conocer, algo muy interesante de cara a ver como el mito ha sido transmitido hasta y por distintos autores de la Antigüedad. Respecto a la amazona histórica, Mayor la sitúa, gracias tanto a distintas excavaciones arqueológicas como a diversas crónicas y cantares, alrededor del mar Negro, y sobre todo entre los escitas. La cultura escita es uno de los puntos clave del libro, puesto que sus mujeres vivían con los hombres una relación de equidad: ambos sexos cabalgaban, cazaban y hacían la guerra juntos. Y de allí vino la concepción helénica del pueblo de las amazonas, palabra cuya etimología, por cierto, no está para nada clara, como ya deja ver Mayor, proponiendo la escritora distintas teorías sobre el origen del término.

El libro está francamente bien por varios motivos. En primer lugar, explora al dedillo todo lo relacionado con la cultura amazónica, tanto desde el punto de vista militar como el cotidiano. Así, por ejemplo, hay un capítulo dedicado al armamento y protecciones que portaban en batalla, otro dedicado a la relación simbiótica que mantenían con los caballos y otro que saca conclusiones bélicas y vitales a raíz de las heridas que presentan los cadáveres de las mujeres guerreras. Cuestiones como el tatuado, el vestido o incluso las artes musicales cuentan, igualmente, con sus propios apartados. También se comentan y analizan diversas figuras históricas que se corresponden con el ideal amazónico, tanto de las cercanías del mar Negro como de más allá, tal y como la reina y pirata iliria Teuta o la legendaria Mulán. Y todo ello con un estilo literario ameno a la par que didáctico, el cual aúna al mismo tiempo entendimiento sobre la materia que trata (basta echar un ojo a la bibliografía) y entusiasmo por comunicársela al lector.

Pero Amazonas. Guerreras del mundo antiguo va mucho más allá. Así, analiza a las mujeres guerreras tanto desde un punto de vista neutral como desde el griego, con la pugna ideológica que provocaban las amazonas en el imaginario heleno, tremendamente representadas en su arte, pero entendidas a su vez como “el otro”, es decir, el bárbaro, el extraño, la inversión de los valores tradicionales. Todo esto es muy útil para transportarnos a la mentalidad de la Antigüedad. También cabe destacar el hecho de que Mayor derrumba diversos estereotipos asociados a las amazonas. Así, por ejemplo, el extendido tópico de la amputación del pecho derecho para tirar mejor con arco queda desmontando a través de varias pruebas y razonamientos, tal y como que en las obras de arte antiguas las amazonas siempre aparecen con los dos senos o la prueba práctica a través de fotos de arqueras modernas a las que el busto no les estorba lo más mínimo para disparar flechas. Lo mismo puede decirse sobre la supuesta misandria de las amazonas, cliché manido que queda desmentido a través de diversas anécdotas y ejemplos recogidos de los autores antiguos.

En conclusión, Amazonas. Guerreras del mundo antiguo es una obra que deleitará a todos aquellos que gusten de la Antigüedad, y lo hará tanto desde un punto de vista costumbrista como bélico, abriendo a buen seguro un nuevo mundo al lector. Y como complemento a todo esto, no podía faltar un excelente apartado gráfico: mapas para ubicar al lector, fotos de pinturas de ánforas  en donde aparecen representadas las amazonas, esculturas, diversos restos arqueológicos… Podéis haceros con esta obra de manos de la Desperta Ferro por un precio 25´95€, editorial responsable de una excelente edición en el presente tomo en español y que cuenta con 447 páginas que incluyen, además de todo lo referido, también un apéndice con los nombres de amazonas conocidos junto a sus significados y un índice onomástico para búsquedas y consultas rápidas.