domingo, 21 de abril de 2019

Isabellae, de Raule y Gabor – Tomos 4, 5 y 6

En la reseña de hoy toca hablar sobre el segundo arco de Isabellae, aquel que concluye la saga iniciada por Raule (https://www.facebook.com/raule.anisaarsis) y Gabor (https://www.facebook.com/gabriel.lopez.31542841) varios años atrás. En caso de que no conozcáis la saga, dejad de leer esta reseña y, en su lugar, echadle un ojo a la del primer tomo:


Tras una odisea marítima, Isabellae, Jinku, Masshiroi y Qiang llegan a Irlanda para que la primera pueda dar cumplimiento a su destino. Para ganarse el favor de los isleños, el grupo habrá de rescatar al rey Caindelbain de la prisión en la que Juan sin Tierra lo retiene. Poco sospechan Isabellae y sus compañeros que, con esta incursión, han iniciado una serie de acontecimientos que dictarán el destino de la Isla Esmeralda y sus habitantes.

Y, con estos tres volúmenes, queda concluida la saga de la samurái mestiza y pelirroja. Frente a los tres primeros, que nos relataban las peripecias de la espadachina mientras realizaba la búsqueda de su hermana Siuko y la formación de su particular cuadrilla entre Japón y China, estos tres últimos se centran en la misión de la joven en Irlanda. Esta, que inicia de forma relativamente sencilla con una operación de rescate, acaba por convertirse en un complejo conflicto en donde la lucha entre celtas e ingleses (junto a normandos) queda eclipsado con la aparición de los fomorianos. Todo esto en el cuarto tomo, puesto que el quinto es una gigantesca batalla de principio a fin, con un derroche de épica tremendo tras un cuarto tomo que establecía muy bien el contexto dónde se mueven los personajes. Peor suerte corre el sexto tomo que, tras todo lo ocurrido en su predecesor, pierde fuelle en su clímax y desenlace: hay alguna que otra incoherencia, decisiones irreales, ganas de satisfacer a los lectores por puro placer… Todo esto no arruina la saga (ni mucho menos), pero le quita lustre y deja cierto sabor amargo al cerrar las tapas del último libro de Isabellae. Para compensar lo anterior, no obstante, hay que volver a la cuarta parte, y lo bien que se mete al lector en la ocupación inglesa de Irlanda por parte de Juan sin Tierra mientras Ricardo Corazón de León guerrea en Francia o en la solemnidad que se transmite a través de la colina de Tara.


Los personajes pueden dividirse entre veteranos y nuevos. De los primeros, se pueden decir un par de cosas: Jinku sigue siendo un niño, más maduro de lo normal por todo lo que ha vivido, pero un niño a fin de cuentas, y esto es algo que se agradece; se da algo más de desarrollo a Quiang con detalles como el guqin o los sentimientos que muestra por Eileen; la consolidación de la relación entre Masshiroi e Isabellae… Del personaje principal, además, también hay que señalar que ha madurado a lo largo de los capítulos y años y, pese a ello, sigue cometiendo errores, haciendo todo esto de Isabellae una figura más humana y disfrutable. En lo referente a los nuevos personajes, el autor no se ha quedado corto. Para empezar, tenemos a los irlandeses, con figuras como la de Caindelbain con toda su dignidad o la del príncipe Lorcan, con la nobleza de su carácter mezclada con la pasión e impaciencia de su juventud, así como otros cuantos más, tal y como unos inconsistentes druidas. Por otra parte tenemos a los ingleses, los en un principio grandes y crueles villanos del arco argumental. Destaca a la cabeza de ellos Juan I de Inglaterra, figura maquiavélica y que se hace bastante realista y lógica en su modo de proceder y  actuar, siendo un gran acierto haber puesto a su lado a Godofredo para internarnos en su mente. La introducción repentina y demencial de los fomorianos, además de pillar por sorpresa al lector y suponer una buena introducción a la mitología irlandesa para los no iniciados, queda un tanto desdibujada al no profundizar en estos seres oscuros, y mostrar a su líder, Bres, más como un amasijo de músculos que como un monarca. Algunos conocidos de los mismísimos principios de la saga reaparecen, aunque a un servidor no le terminan de convencer del todo sus reincorporaciones en suelo céltico.

Respecto al dibujo, Gabor sigue brindando al público un suculento festín visual. No tiene este artista mucho problema en pasar el Medievo asiático al europeo y así lo demuestra en este segundo arco argumental. Asaltos nocturnos a prisiones muy guarnecidas, festejos y celebraciones celtas, conclaves druídicos, ejecuciones públicas… todo esto y mucho más es lo que se ilustra maravillosamente. Cabe destacar que, de las escaramuzas que se vieron en los primeros tres tomos se pasa a auténticas batallas multitudinarias con buen pie, sin que el lector se pierda en ningún momento entre tanto combatiente. El abanico expresivo de las viñetas es tan diverso como los acontecimientos que aparecen en las diferentes páginas: amor, bochorno, cariño, crueldad, desesperación, determinación, extrañeza…y todo ello con naturalidad, alejándose de lo hiperbólico. De poner un par de defectos, serían los siguientes: el desagradable tono verdoso de las páginas 18 y 19 del cuarto volumen y el hecho de que sea fácil confundir a unas cuantas mujeres pelirrojas (la madre y la abuela de Isabellae, Eileen, la madre de Lorcan…). Fuera de esto, poco más hay que añadir salvo señalar los oscuros y devastadores diseños de los fomorianos, por la potencia y la peligrosidad que desprenden, así como las ilustraciones que sintetizan la marcha del grupo de Isabellae por el mundo en pos de Irlanda.


En conclusión, que si os gustaron las anteriores peripecias de Isabellae, dadle una oportunidad a su conclusión, pues pese a no ser perfecta, es más que disfrutable y satisfactoria. Podéis haceros con los tomos cuarto, quinto y sexto (de una cincuentena de páginas por número) gracias a Norma Editorial por un precio de 14€ el volumen.

Por último, las dedicatorias que me hizo el amable Gabor en los tebeos durante las Jornadas Comiqueras del Fnac Callao de 2017 y 2018. ¡Gracias de nuevo!     



domingo, 14 de abril de 2019

Goya. Lo Sublime Terrible, de El Torres y Fran Galán

En la reseña de hoy toca hablar de Goya. Lo Sublime Terrible, tebeo que cuenta al guión con El Torres (https://twitter.com/ElTorres72) y al dibujo con Fran Galán (https://www.facebook.com/frangalanart/).


En el año 1792 el genial pintor Francisco de Goya acaba postrado en la cama. Aparentemente, ha sido víctima de una grave enfermedad que le provoca alucinaciones. Pero el artista no está tan seguro de ello: cada vez está más convencido de que presencias siniestras lo han maldecido, para torturarlo, con la capacidad de ver más allá.

El Torres ya nos tiene acostumbrados a obras de terror, y en mi caso en concreto, con Camisa de fuerza (reseña aquí), obtuve una lectura más que satisfactoria. Allí ya se jugaba con la oposición de locura y cordura de los protagonistas. Y este es un contraste que vuelve a aparecer en Goya. Lo Sublime Terrible. En esta ocasión, le toca al legendario pintor maño enfrentarse a la demencia, pero no solo a la que proviene del Maligno (tal y como en la perturbadora escena que dejaría inmortalizada en su cuadro de El aquelarre), sino a la que viene de los propios seres humanos, con todas sus vilezas y corrupciones, con almas oscuras que quedan perfectamente reflejadas en los rostros de sus poseedores. Pero no solamente se retrata bien a los más bajos instintos del ser humano, sino también una época muy concreta como es la que se encuentra entre finales del XVIII y principios del XIX, con esta pugna entre lo antiguo y lo moderno junto a la fe y la razón, valores todos ellos que quedan bien plasmados en los diálogos. El protagonista, por otra parte, está muy bien caracterizado, con todas sus desdichas, inquietudes y contradicciones, sin olvidar en ningún momento el defecto de la sordera, pero también con algunas virtudes que hacen cogerle simpatía. O dicho de otra manera: al genial artista se le acaba retratando como un pobre diablo muy humano. Por otra parte, tenemos a la Duquesa de Alba, mujer fascinante y primordial en la trama para ayudar a Goya a sobrellevar su descubrimiento de lo Terrible. El resto de personajes, por otra parte, además de retratar a un amplio abanico de personalidades de la Ilustración y de principios de la Edad Contemporánea, permiten jugar a Torres con el lector sobre qué es real y qué no, dando al tebeo así un guión diabólicamente febril.


Respecto al dibujo, Fran Galán lleva al papel un doble estilo: el suyo propio, elegante y sobrio a la par que muy comiquero, por un lado, y uno que emula y homenajea a las pinturas negras de Goya, con todo lo demencial y desagradable de las mismas. Ya partiendo de esta dualidad, se puede afirmar que Galán se ha documentado excelentemente sobre la España de Goya y todo lo que formaba parte de ella: vestuario, vehículos, edificios, decoración… Eso respecto a los elementos cotidianos, puesto que los elementos sobrenaturales adquieren un elemento grotesco e inquietante que ilustra muy bien la temática terrorífica del tebeo. Tampoco es desdeñable como el dibujante juega con los cuadros de Goya para crear viñetas, bien con ilustraciones dentro de ilustraciones, bien haciendo giros de tuerca tan interesantes como el de El sueño de la razón produce monstruos, obra esta última bastante importante para el fondo del comic.


En conclusión, si os gustan las historias de terror y queréis saber más sobre Goya, dadle una oportunidad a Goya. Lo Sublime Terrible. Podéis haceros con este tebeo de Dibbuks por un precio de 25€, incluyendo entre sus 112 páginas, además del comic en sí, algunos extras como el proceso de creación del mismo.

Por último, las dedicatorias que me hicieron los autores en el tomo durante el Salón del Cómic de Zaragoza de 2018. ¡Gracias de nuevo por vuestra simpatía!  

domingo, 7 de abril de 2019

Doble reseña: Botanical Witches y ABCDUNGEON

En la entrada de hoy toca hablar de dos libros de ilustraciones: por una parte, Botanical Witches, de Miriam E. G. (https://twitter.com/nairimart), y por otra, ABCDUNGEON, de Jae Tanaka (https://www.facebook.com/jae.tanaka.3).


En Botanical Witches, Miriam E. G. nos presenta, aprovechando el Inktober de 2018, una serie de treinta y una brujas relacionadas con algún tipo de planta de la que sacan su poder. Esta recopilación, además de mostrar un buen catálogo de todo tipo de flores, presenta a las hechiceras no como entes terribles, sino como jóvenes ordinarias haciendo su día a día, transmitiendo una gran calma en el proceso. Respecto al dibujo, Miriam E. G., en consonancia con la calma previamente mencionada, nos presenta a unas brujas de semblante y modos muy agradables, con diseños bastante variopintos y que hace diferenciarse a las protagonistas unas de otras de una forma u otra, de tal manera que todo lector acabará por tener una favorita.


En conclusión, si queréis un libro de ilustraciones simpático y con el que recrearos la vista, dadle una oportunidad a Botanical Witches. Podéis haceros con este fanzine de 40 páginas (con algunos bocetos e imágenes descartadas a modo de extras) por un precio de 9€. Por último, la dedicatoria que me hizo la amable Miriam E.  G. en el tomo durante la Japan Weekend de Madrid de febrero 2019. ¡Gracias de nuevo!


En ABCDUNGEON, por otro lado, Tanaka sigue con la ruta ya marcada en Dungeonland (reseña aquí), en lo que se refiere a presentarnos todo un bestiario de criaturas que perfectamente tendrían cabida en las mazmorras de juegos de rol. Ahora bien, en esta ocasión los nuevos monstruos y espectros desfilan en un riguroso orden alfabético de la A a la Z, saliendo el autor airoso de un desafío mucho más complejo de lo que podría parecer. Así, vemos criaturas no solo roleras, sino también de distintas procedencias folclóricas o mitológicas, algo que añade variedad y riqueza al conjunto. Respecto al dibujo, Jae Tanaka lleva al papel, junto a sus amenazadores monstruos, todo tipo de sensaciones: desagradables desnudos, tragedias fantasmales, peligrosidad más o menos sutil… y todo ello con mucha imaginación de por medio.


En conclusión, si os gustan los bestiarios monstruosos, dadle una oportunidad a ABCDUNGEON. Podéis haceros con este fanzine de 28 páginas por un precio de 6€. Por último, la dedicatoria que me hizo Jae Tanaka en el tomo durante el Heroes Comic Con de Madrid de 2018. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!

lunes, 1 de abril de 2019

Entre tinieblas, de Jordi Bayarri – Volumen 2

En la reseña de hoy toca volver a hablar de la saga Entre tinieblas, serie de tebeos de Jordi Bayarri (http://anillodesirio.blogspot.com/), y más concretamente, de su segundo volumen recopilatorio, aquel que aúna los tomos 5, 6 y 7. En caso de que no conozcáis la saga, para evitaros destripes, os aconsejo dejar esta reseña para, en su lugar, leed la del siguiente enlace:  http://caballerodecastilla.blogspot.com/2012/11/entre-tinieblas-de-jordi-bayarri-tomo-1.html


Tras detener un oscuro ritual que habría traído a los Señores de la Sima de nuevo al mundo, Beryl, Dsedraj, Eilyrn y Talee prosiguen su periplo contra las fuerzas del mal. Esta peligrosa odisea les llevará por todo tipo de lugares: ciudades subterráneas, grutas volcánicas e incluso una urbe levantada sobre canales.

La historia de espada y brujería iniciada por Jordi Bayarri con Piel de dragón, continúa con tres nuevas historietas tan entretenidas como las anteriores y que permiten profundizar en el mundo de Anthaggar, ya sea mostrando nuevas sociedades o ahondando en su propia demonología. Y esto se hace de distintas maneras ya que, aunque se presentan escenarios nuevos, se actúa de distintas maneras en cada uno, con la épica clásica en la ciudad-pozo de los enanos frente a la investigación a la detectivesca de las calles de Nattutal. Los personajes siguen siendo uno de los grandes atractivos de la obra, con un cuarteto protagonista al que siempre es agradable ver interactuar entre sí, y que incluso evoluciona según avanza la serie. La única crítica que se me ocurre es el uso, en el cuarto tomo, de analepsis y prolepsis en demasía, y aunque eso no quita que la historieta se pueda seguir perfectamente, no deja de ser bastante confuso.

Respecto al dibujo, y para no repetirme demasiado, resumiré las bondades del dibujo de Jordi Bayarri: buenos combates, féminas muy atractivas, monstruos brutales y enemigos imaginativos, un coloreado que cumple más que bien…


En conclusión, si os han gustado hasta ahora Entre tinieblas, seguid avanzando con su lectura, pues no decepciona. Podéis haceros con este segundo volumen, el cual incluye los tomos 5, 6 y 7 junto a sus extras, de manos de Aleta Ediciones, por un precio de 18€ por sus cerca de 180 páginas.


Por último, la dedicatoria que me hizo en mi tomo el amable Jordi Bayarri en el Salón del Cómic de Zaragoza de 2018. ¡Gracias de nuevo!    

domingo, 24 de marzo de 2019

Doble reseña: Dilemas una dibujante manga y Woodland creatures

En la reseña de hoy toca hablar de no uno, sino dos tebeos: Dilemas de una dibujante manga en el mundo del arte, de Rikku Hanari (https://twitter.com/RikkuHanari) y Woodland Creatures: Almas Salvajes, de Cristina Roswell (https://twitter.com/C_Roswell), Fali Ruiz-Dávila (https://ruizdavila.wordpress.com/) al guión y con Tomás Aira (https://www.facebook.com/profile.php?id=100011952229358) al dibujo.

En Dilemas de una dibujante manga en el mundo del arte nos encontramos con Sofía, estudiante de Bellas Artes que encontrará siempre reproches en la carrera, tanto de parte del profesorado como de los compañeros, por ilustrar a la japonesa. El ir contracorriente y desear ser aceptado como uno más no es un concepto nuevo en la literatura, pero hay que reconocer que en este comic es un arquetipo bien aplicado y con el que seguramente todos nos identificaremos de alguna manera: miradas por encima del hombro, condescendencia, cuchicheos… Este desasosiego se nota de forma muy importante en el apartado gráfico, con una Sofía que intenta trascender más allá del manga hacia otros estilos, bien más realista, bien más vanguardista, algo que lleva muy bien al papel Rikku Hanari, saltando bastante bien de una modalidad a otra, aunque un servidor sin duda se queda con el agobiante emborronamiento negro aparejado a la pérdida de identidad.


En conclusión, si queréis una obra reflexiva y sincera, dadle una oportunidad a Dilemas de una dibujante manga en el mundo del arte. Podéis haceros con este fanzine de 20 páginas a un precio de 7€. Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo la amable Rikku Hanari en la Japan Weekend de Madrid de febrero de 2019. ¡Gracias de nuevo!


En Woodland Creatures: Almas salvajes 0, asistimos a como una cita en un bar acaba convirtiéndose en una salvaje persecución a través de Central Park. Desde muy antiguo, a los lobos siempre se les ha dado un trasfondo místico, ya sea con la muy visual licantropía o, tal y como hizo Rosswell con su libro, con la leyenda del amaroq. Y, a partir de la novela original, Dávila echa una mano para traspasarla al comic. Y con bastante acierto. Así, estamos ante Callie, una protagonista sádica y con un total desprecio por la vida humana, secundada por Christopher, alguien mucho más humano pero que se ve arrastrado por la mujer que ama a delinquir también, formando un dúo interesante y de cuyas historias gustaría saber más, formando así un estupendo prólogo. Respecto al dibujo, Tomás Aria deleita la vista con un estilo bastante realista y con unas geniales tintas que quedan más a la vista gracias a la decisión de hacer el tebeo en un sobrio y sombrío blanco y negro.


En conclusión, si os gustan las historias protagonizas por villanos y el misticismo lupino, echadle un ojo a  Woodland Creatures: Almas salvajes 0, bien en formato físico, bien en digital gracias a la cortesía de su autora: https://www.cristinaroswell.net/muestras-samples

Por último, la dedicatoria que me hizo Fali Ruiz-Dávila en mi tomo durante el Salón del Cómic de Castilla y León de 2019. ¡Gracias de nuevo por tu simpatía! 

domingo, 17 de marzo de 2019

Ella, de Élie Chouraqui y Alberto Jiménez Alburquerque

En la reseña de hoy toca hablar de Ella, tebeo que cuenta al guión con Élie Chouraqui y con Alberto Jiménez Alburquerque en el dibujo (https://twitter.com/ajalburquerque).


El profesor universitario Holly Horace es visitado por su viejo amigo Vincey, horas antes de que este último muera. Vincey confiesa a Holly el trágico sino de su familia, la cual está eternamente atada a Ella, una misteriosa reina y hechicera africana. Como último deseo, el moribundo pide al profesor que sea el tutor de su único hijo, Leo, así como de encaminarle hacia su destino: enfrentarse a Ella, “La que debe ser obedecida”.

Aventuras del estilo de Las minas del rey Salomón siempre han sido muy del gusto del público. Y confieso que mi sorpresa fue grande cuando supe que Ella, originalmente, había sido escrita por el mismo autor, Rider Haggard. Pues bien, estamos ante una versión de la misma llevada a las viñetas de forma más que entretenida. Así, pese a que historias de inmortalidad, reencarnación, aventuras en reinos perdidos y maldiciones dinásticas son de uso bastante común a día de hoy, esta, además de ser totalmente original a finales del XIX, sigue manteniéndose en buena forma en la actualidad. El viaje a África por exploradores europeos, la sensación de que están bajo un peligro constante, tanto por la naturaleza como por algo que está más allá de la vista, los enfrentamientos con nativos y con bestias, todo ello, contribuye a reforzar esa sensación de aventura. Esto último también es aplicable a Ella, personaje que, además de dar nombre al relato, se nos empieza mostrando como un ente temible y misterioso, pero que, una vez se empieza a conocer, da mucho más de sí. El trío protagónico formado por el joven Leo, el profesor Holly o el criado Job también está muy logrado, por los lazos fraternales que acaban forjando entre sí y por las pequeñas diferencias que caracterizan a los tres, haciendo del grupo uno muy agradable de leer.

Respecto al dibujo, Alberto Jiménez Albuquerque dota de fuerza e intensidad a la historieta. Y esto lo logra, en primer lugar, con escenarios detallados que van desde las ampulosas calles londinenses y remotas aldeas a embravecidos mares y colosales montañas. Todo esto también es aplicable a los personajes, puesto que el ilustrador, dentro de su estilo, da lugar a unas personalidades bien diferenciadas: tal y como Leo, con su melena y sonrisa felina; Holly, con sus rasgos simiescos pero eruditos también; Job, de físico áspero pero de expresión afable; Billali, con sus ojos de zorro; y Ella, con todo el misterio, seducción y poder que la rodea. E incluso sabe dar lugar a algún que otro chiste gráfico, tal y como con el rostro asombroso de Ustade cuando Leo desenfunda su cuchillo ante ella. El coloreado da también mucho juego visual, y con una gran preponderancia de los ocres, para hacer de las viñetas algo más espectacular.


En conclusión, si os gustan las historias de aventuras en mundo perdidos con maldiciones de por medio, dadle una oportunidad a Ella. Podéis haceros con este tebeo de Yermo Ediciones por un precio de 30€, incluyendo entre sus 151 páginas, además de los tres números de la saga, varios extras sobre el proceso de creación de la misma.

Por último, la dedicatoria que me hizo en el tomo Alberto Jiménez Alburquerque en el Salón del Cómic de Castilla y León de 2019. ¡Gracias de nuevo por tu amabilidad!

domingo, 10 de marzo de 2019

Doble reseña: El Gran Libro de los Magos y Pajas mentales

En la entrada hoy toca hablar de dos obras diferentes pero unidas por lo que a humor se refiere: El Gran Libro de los Magos y Pajas mentales, la primera del guionista Cristian Timoneda (https://twitter.com/timoneda) y la dibujante Sábrina Cámara (https://twitter.com/khioora),  mientras que la segunda corre a cargo íntegramente de Sara Jotabé (https://twitter.com/sarajotabe).

En El Gran Libro de los Magos, para empezar, estamos ante un conjunto de chistes formados por dos componentes: un juego de palabras y una estampa visual que lo refuerza. Se usa (o abusa) bastante de la gracia de la palabra “mago” como contracción de “me hago” en la primera mitad del volumen, aunque según se llega a la segunda ya va habiendo mayor variedad de material cómico. Así, páginas como la de “Demagogo” con Saruman dando un mitin ante los uruk-hai o “Magacine” con Harry Potter, Hermione Granger y Ron Weasley viendo una película, son bastante simpáticos y divertidos por lo general, sacando desde una sonrisa hasta una risa según el caso. El dibujo de Sabrina Cámara ayuda bastante a dar forma al libro, tanto por su estilo a medio camino entre lo entrañable y lo gamberro como por los guiños más o menos sutiles que hace a la cultura popular: Doctor Strange, Rincewind o Skeletor ayudarán en mucho con su complicidad, aunque aparecen no poco casos de personajes originales también de agradecer.


En conclusión, si queréis una obra divertida en relación a la fantasía, dadle una oportunidad a El Gran Libro de los Magos. Podéis haceros con esta obra de 64 páginas por un precio de 12´99€, el cual incluye, además de las estampas comentadas, como extras, una entrevista paródica a los autores, y una charla en un bar entre Dumbledore y Gandalf. Por último, la dedicatoria que me hizo Sabrina Cámara durante el Salón del Cómic de  Zaragoza de 2018. ¡Gracias de nuevo!

¿Reconocéis al hechicero en cuestión?

Por otra parte, en Pajas mentales, tenemos las conversaciones y divagaciones de la autora ocurridas durante sus sesiones de estudio con sus amigos Guillén y Coral. El humor absurdo y repentino es la columna sobre la que se erige este tebeo.  Sexo, comida o materia escatológica son algunos de los temas que se tratan en este comic, muchas veces a través de, a falta de otro término más preciso, auténticas idas de olla. Ejemplos de ello los tenemos en la historieta de las sirenas que vigilan por el buen funcionamiento del alcantarillado partiendo de una visita al baño o los enamoramientos del queso Esteso. Respecto al dibujo, Sara Jotabé ilustra de manera sencilla y caricaturesca, creando figuras simples y esquemáticas con las que rápidamente lleva sus experiencias físicas y mentales al papel.


Si bien todo esto hace del presente libro uno no apto para todo tipo de lectores, por su extrañeza y forma de pasar de un tema o un pensamiento a otro sin apenas transición aparente, no deja de ser una lectura interesante para aquellos que deseen probar cosas diferentes. Podéis, pues, haceros con Pajas mentales gracias a la editorial Letrablanka por un precio de 14€. Por último, aquí dejo la firma en el tomo de la dicharachera Sara Jotabé hecha también en el Salón del Cómic de Zaragoza de 2018. ¡Gracias de nuevo!